#TEMP
jueves 19/5/22

La banca tiene previsto estrangular todavía más el acceso al crédito

LUIS MARTÍNEZ
La patronal culpa a la economía ‘real’ mientras el Fondo Monetario Internacional le recuerda su responsabilidad por financiar al ‘ladrillo’. En contra de la tendencia europea, las entidades españolas, cada día más endeudadas con el banco central.
NUEVATRIBUNA.ES - 01.10.2009

Aunque el sistema financiero sigue dañado, la banca europea ya no precisa tanta liquidez. Sin embargo, en España, el crédito sigue sin fluir hacia las empresas, en parte a causa de lo abultado de la deuda que pesa en los balances de las propias entidades financieras. Así, en contra de la tendencia detectada en Europa, las perspectivas para lograr financiación el año que viene tampoco mejorarán, según advierte la patronal de banca.

La evolución del sistema financiero español contrasta con los indicadores que llegan del resto de Europa. Así, mientras que el sistema financiero europeo podría volver a carburar en breve plazo, si se cumplen los vaticinios apuntados tras la última subasta de liquidez del Banco Central Europeo (BCE), en España la situación podría al contrario empeorar.

Según los analistas, la última subasta del Banco Central Europeo “es un síntoma tangible y reconfortante de que la normalización en los mercados financieros ya está en marcha", indican en Unicredit y otros analistas consultados. A esta subasta -adonde los bancos acuden tras la caída de Lehman Brothers en busca de la liquidez ‘a manta’ que ofrece el banco central, acudieron esta semana la mitad de los bancos que la vez anterior para tomar prestados en conjunto poco más de 75.200 millones de euros, un volumen también muy inferior al esperado.

Sin embargo, pese a las mejoras en el sector financiero europeo, el crédito continúa sin fluir en España hacia las pequeñas empresas y las familias, según reconoció el presidente de la patronal bancaria, Miguel Martín. "Es verdad que hay contracción del crédito”, admitió. “Pero también que estamos dando crédito por encima de otros países".

El cerrojazo del crédito se mantiene. Y todo indica que así se mantendrá el año que viene, al menos para los pequeños, pues las grandes empresas sí están consiguiendo acceder a la financiación. Según advirtió Martín, el crédito se está contrayendo y lo más probable es que se convierta en negativo el año próximo. Entre las razones, el presidente de la patronal indica que con un crecimiento negativo de la economía real y una inflacion negativa, el crecimiento del PIB nominal es más negativo. Y el objetivo es que el crédito se incremente en línea con el PIB nominal.

Caídas aparte, lo cierto es que la banca española también ha cerrado el acceso al crédito debido al peso de su propia deuda sobre sus balances. Así, la deuda de las entidades españolas con el Banco Central Europeo (BCE) volvió a crecer en agosto hasta alcanzar una cifra récord, cercana a los 75.000 millones de euros, un 60 por ciento más que hace un año y la cifra más alta desde 2008, informa el Banco de España.

La deuda de las entidades financieras se mueve en sentido contrario al del resto de Europa. Desde la caída de Lehman Brothers hace ahora un año, la deuda de las entidades españolas con el BCE no ha parado de crecer. Así, mientras que la financiación del banco central al conjunto de los bancos europeos marcó en agosto el nivel más bajo desde noviembre, el porcentaje del total que se otorga a los bancos españoles se incrementó notablemente, pasando del 10 por ciento que registró de media en los últimos meses hasta el 13 por ciento de agosto.

Aún así, el mayor problema para la banca española todavía se llama ‘ladrillo’. Cuando en España sobran en torno a un millón de viviendas construidas, la banca todavía tendrá que ingeniárselas para encontrar el modo de recuperar los 315.000 millones de euros que en tiempos de bonanza le concedieron a los constructores y promotores de viviendas.

En este sentido, el el Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió a advertir ayer sobre el peligro del crédito al promotor que continuarán haciendo "vulnerable" al sistema financiero español los próximos meses. Según el responsable de Finanzas de esta institución, José Viñals, el problema de España dista mucho de ser la morosidad hipotecaria ni las reservas de capital, sino los abudantes créditos que permanecen en el balance de los bancos y que están respaldados por empresas del ‘ladrillo’.

Por otro lado, cuando aún colea el último escándalo a cuenta del ‘pensionazo’ otorgado al ya ex directivo de BBVA José Ignacio Goirigolzarri -52 millones de euros provisionados para garantizar su pensión-, esa noticia contrasta con las dificultades que siguen encontrando las ‘pymes’ para obtener financiación. Según una encuesta publicada por el BCE, las pymes españolas tienen más problemas de financiación que las grandes economías europeas.

Así, mientras que más de un 25 por ciento de las empresas españolas declararon tener como principal problema el acceso a la financiación, en Alemania tan sólo un 15 por ciento de empresas declararon este problema; frente al 18 por ciento en Francia y el 15 por ciento en Italia.

La banca tiene previsto estrangular todavía más el acceso al crédito
Comentarios