miércoles 11.12.2019

Informes comerciales de empresas: herramientas de consulta de riesgo por impago y mucho más

¿Cuál es la manera más fiable de conocer el riesgo de impago de cualquier empresa?

Informes comerciales de empresas: herramientas de consulta de riesgo por impago y mucho más

¿Cuál es la manera más fiable de conocer el riesgo de impago de cualquier empresa? Desde la consulta de un informe comercial podemos encontrar toda la información que estamos buscando sobre una empresa, asegurándonos de la fiabilidad de pago.

A tan sólo un click de distancia se puede acceder a informes comerciales sobre empresas españolas y esto puede llegar a resultar de lo más útil para, entre otras cosas, conocer la información comercial más relevante de aquellas empresas con las que se tiene intención de llevar a cabo algún tipo de relación comercial. Y es que un informe comercial es un documento en el cual se muestran las características clave de una empresa en todos sus ámbitos aunque, por supuesto, se le otorga una especial relevancia a sus finanzas con informes de riesgo empresarial, listado de morosidad o la misma solvencia de empresas.

Por supuesto, siempre que se vaya a consultar un informe comercial hay que asegurarse de que la empresa que está detrás de proporcionarlos es seria y se puede confiar en ella para este menester. Algo que evidenciará esto de una manera notable es que sus informes estén basados en datos oficiales. Es decir, que los datos que ofrezcan cuenten con una base seria como puede ser el Registro Mercantil y el boletín que éste ofrece (BORME), las principales listas de morosos (como ASNEF, RAI o Badexcug) y boletines como los autonómicos o provinciales, sin olvidar el Boletín Oficial del Estado (BOE)

Para qué se usa un informe comercial

Aunque, a grandes rasgos, ya se ha comentado lo importante que puede llegar a ser el contar con un informe comercial de calidad, he aquí los usos más comunes que se les suele dar a éstos:

  • La solvencia. Incluso cuando se está tratando con una empresa que parece de toda confianza hay que tener en cuenta que si la misma trata de establecer un vínculo es muy probable que no cuente todo sobre sí misma, especialmente si las cosas no van tan bien como debieran. También es cierto que, aún yendo todo como está previsto, no está de más el conocer un poco más acerca de su situación económica general porque, por ejemplo, no será lo mismo tener relación con una empresa que tiene todas sus cuentas en orden que con aquella que ha requerido solicitar un préstamo. Una vez que se tenga toda la información, ya será cuestión de ver si compensa o no lo que se tiene entre manos o si se puede negociar algo mejor.
  • Los proveedores. Todas las empresas dependen, a su vez, de otras tantas y el seleccionar un buen proveedor puede ser tan importante como el llevar a cabo la labor propia como se debe. De no hacerlo, puede haber muchas complicaciones, sobretodo, de cara a los clientes que después suelen resultar ser muy caras de reparar.
  • La clientela. Porque las empresas se nutren de ambas partes y no todos los clientes son tampoco igual de fiar. Algunos de ellos contarán en sus espaldas con importantes deudas, incluso los de renombre y esto ya hará prever que si se opta por ellos es muy probable que sigan con la misma trayectoria, lo que supone problemas para la propia compañía.
  • La competencia. Por último, a través de los informes comerciales se puede saber con los datos más fiables en qué punto se encuentra el sector, qué empresa es la que mejor posicionada está y cuál la que peor y así ver cómo actuar para poder sacar el máximo provecho a la situación propia que se tenga.

Informes comerciales de empresas: herramientas de consulta de riesgo por impago y mucho...