domingo 25.08.2019
UNA POLÍTICA INDUSTRIAL DEL SIGLO XXI

La industria española, ante los cambios que impone la globalización

El cuerpo de ingenieros industriales del Estado reclama a los poderes públicos un mayor compromiso y ambición ante los retos de futuro.

La industria española, ante los cambios que impone la globalización

La globalización impone marcos de actuación nuevos a todos los niveles que obligan a buscar una mayor excelencia académica con vistas a la formación de las nuevas generaciones.  

“Sin un avance industrial las sociedades modernas tienen un futuro incierto”. Así lo afirma María-Teresa Estevan Bolea, la primera mujer que ingresó en España en el cuerpo de Ingenieros Industriales del Estado y cuya labor profesional ha sido reconocida a nivel internacional. Junto a otros compañeros de profesión, Esteban Bolea ha participado en la elaboración de un libro editado por el Ministerio de Industria que pone en valor, con distintos testimonios, la función de estos profesionales en su casi centenaria historia: lleva funcionando desde 1931 con presencia en Ministerios y distintos organismos de la Administración General del Estado.

Bajo el título ‘El Cuerpo de Ingenieros Industriales del Estado. Historia, actuaciones y testimonios’, el volumen presentado recientemente por la ministra de Industria, Reyes Maroto, pretende reivindicar el papel de los ingenieros industriales en el desarrollo económico de España. Más ahora, cuando la globalización impone marcos de actuación nuevos a todos los niveles que obligan a buscar una mayor excelencia académica con vistas a la formación de las nuevas generaciones.  

“Cara a este futuro -destacó la ministra- tenemos el apasionante reto de aumentar la aportación del sector industrial a nuestra economía, un sector que contribuye de forma decisiva al crecimiento económico y que confiere mayores niveles de cohesión y bienestar social a los ciudadanos”.

El debate en España sobe la política industrial del siglo XXI cobrará relevancia esta semana con la celebración de una jornada organizada por el Instituto de la Ingeniería de España (IIE) y la Federación de Asociaciones de Ingenieros Industriales (FAIIE) que será clausurada por el hasta ahora único ingeniero industrial que ocupó la cartera de Industria en el periodo de 1988 a 1993, Claudio Aranzadi, impulsor de la ley de Industria (1992) aún vigente que integró las TIC dentro de su ámbito de actuación como premonición de lo que ahora denominamos Industria 4.0.

La jornada, a celebrar este jueves en Madrid, y que será inaugurada por los presidentes del IIE y de la FAIIE, Carlos del Álamo y Luis Manuel Tomás Balibrea respectivamente, abordará en varias mesas de debate asuntos tan relevantes como la dimensión global y tecnológica de la ingeniería industrial, los retos de presente y futuro de la industria digital: las redes 5G, la sensórica y robótica, el internet de las cosas, la conectividad que marcará  la industria 4.0, el uso de drones o la ciberseguridad, entre otros. Todo ello bajo el prisma de la función social de una industria al servicio del interés público y ciudadano, en política industrial, energética y de medio ambiente, para el desarrollo socioeconómico y tecnológico que impulse la competitividad en el marco de la innovación y la internalización tanto en el ámbito público como el privado.

Pero, además, la jornada pretende ser una llamada de atención para no devaluar el marco académico en la cuestionada post Bolonia con el fin de seguir cultivando esa “élite” que tantos logros ha cosechado, tanto a nivel nacional como internacional, el cuerpo de ingenieros industriales del Estado, integrado por 1.247 miembros, y a los que la ministra Reyes Maroto otorga un papel fundamental en el desarrollo de la política industrial. “La capacidad de trabajo y vocación de servicio público de los miembros de este cuerpo los convierte en una pieza clave para el funcionamiento del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo”, aseguró en el acto de presentación del libro.

LA INDUSTRIA ESPAÑOLA EN DATOS

La industria española emplea a más de 2 millones de personas, con un 83 % de contratos indefinidos

Tal y como destaca María-Teresa Estevan Bolea en el prólogo de presentación del libro, la industria española representa el 16,9% del PIB (incluido el sector energético), tres puntos menos de lo que marca Europa. En los últimos 12 años, cuya media se sitúa en el 19,3%.

La industria española emplea a más de 2 millones de personas, con un 83 % de contratos indefinidos. El 91 % de las exportaciones son bienes industriales: bienes de equipo, automóviles, industria alimentaria, química, farmacia, textil, etc.

En el orden socioeconómico, España se sitúa en el puesto número 13. En el marco europeo, España ocupa el 5º lugar por sus datos económicos, el 2º lugar por extensión territorial y el 2º país exportador, detrás de Alemania. Las exportaciones en España representan el 35% del PIB. Más del 91% de las mismas son bienes industriales: bienes de equipo, automóviles, industria alimentaria, química, farmacia, textil, etc. Más de 150.000 empresas son exportadoras, de las cuales, el 96% son PYMEs, aunque su facturación es solo el 14% del total.

¿En qué medio y demandas profesionales van a moverse en un futuro próximo los ingenieros industriales del Estado? ¿Qué necesita la industria española? Son algunas de las preguntas que se abordarán en esta jornada de debate.

Comentarios