jueves. 25.07.2024

nuevatribuna.es | 20.01.2011

Invirtieron en hacer reformas. Pero la nueva ley les ha impedido recuperar su inversión. Un grupo de hosteleros estudia demandar al Estado ante los perjuicios ocasionados por la entrada en vigor de la ley antitabaco. Los hosteleros –entre los que se encuentran Hotusa y Grupo Arturo- reclaman el pago de las cantidades que invirtieron en 2006 para adaptar sus negocios a la anterior ley antitabaco.

Los hosteleros han contactado con el despacho de abogados Cremades & Calvo Sotelo. Su pretensión es demandar al Estado para que les indemnice por las obras realizadas en 2006 para cumplir con la anterior ley antitabaco, que les obligaba a separar espacios para fumadores y no fumadores, según confirmaron los asesores legales.

Los hosteleros demandantes, entre los que se encuentran el Grupo Hotusa y el Grupo Arturo, tienen previsto reclamar hasta 100.000 euros al Estado por su responsabilidad patrimonial, al gestionar un cambio legislativo que les obligó a invertir en unas reformas que no se han amortizado.

Por otro lado, los hosteleros tenían previsto mantener este jueves una reunión en Madrid para evaluar el impacto de la ley antitabaco sobre la actividad turística en España. Según la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), la ley está teniendo "gravísimas consecuencias" sobre sus negocios y "lleva al colapso al ocio nocturno y a la hostelería".

En respuesta, la ministra de Sanidad, Leire Pajín, señaló este jueves que "el Parlamento ha debatido ampliamente la Ley antitabaco y se ha aprobado". "Que digan lo que tengan que decir y sus conclusiones", señaló la ministra, que se encontraba visitando la Feria Internacional del Turismo (Fitur), que estos días se celebra en Madrid y que ha ha recordado que "la ley se está cumpliendo con plena normalidad".

REGLAS DEL JUEGO

Por su parte, el abogado asesor de los hosteleros que estudian presentar la demanda, Diego Solana, explicó que el Gobierno "debería haber incluido en la nueva ley antitabaco las indemnizaciones para los establecimientos que acometieron reformas en 2006 y no cambiar las reglas del juego a mitad del partido".

Según informó, la demanda se basará en la aplicación de la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo que contempla las reclamaciones al Estado derivadas de cambios legislativos y estudia su responsabilidad por los actos administrativos de cambio de normas de rango general.

"La posibilidad de reclamar se abre desde el momento en el que el empresario ha tomado una decisión amparada por la Ley que luego no ha podido amortizar por otro cambio legislativo", apuntó Solana, que estudia la demanda junto con el letrado Miguel Ángel Serrano.

De esta forma, la demanda se presentará en primer lugar ante la Administración General del Estado, que cuenta con un plazo de seis meses para contestar. Solana señaló que el proceso acabará en los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo, ya que se prevé que la Administración conteste con una negativa o no dé respuesta alguna, lo que se considera como 'silencio administrativo'.

El Gobierno aprobó el 26 de diciembre de 2005 la Ley Antitabaco, que entró en vigor el 1 de enero de 2006, que obligaba a los restaurantes y locales de ocio a instalar mamparas para separar los espacios para fumadores y no fumadores, así como a instalar determinados extractores de humo.

La nueva Ley Antitabaco, que entró en vigor el pasado 2 de enero, modificó la legislación anterior al prohibir fumar en cualquier espacio público que no esté al aire libre bajo sanciones de entre un mínimo de 30 euros hasta 600.000 euros.

Hosteleros demandarán al Estado por las obras derivadas de la anterior ley antitabaco