MÁS DE 1.100 MILLONES ANUALES

Los nuevos hipotecados se ahorrarán 2.500 euros de media tras el cambio legal

Gestha lamenta que el Supremo haya frustrado las expectativas de 1,5 millones de contribuyentes ya que la reforma legal no tendrá carácter retroactivo.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), estiman que 458.000 nuevos hipotecados se ahorrarán cada año más de 1.100 millones de euros, a una media de 2.500 euros en el impuesto de hipotecas (AJD), después de que Pedro Sánchez haya anunciado la aprobación de un decreto ley para que sean los bancos los que asuman el impuesto.

Estimación anual del AJD en las hipotecas

cuadro gestha1
(*) En esta cifra se incluyen los datos de las Diputaciones Forales del País Vasco y de Navarra, cuyas leyes vigentes establecen la obligación de pago del AJD a los hipotecados
Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de datos del INE, Colegio de Registradores y Recaudación tributaria de las CC AA

Gestha aplaude la decisión adoptada por el Gobierno del PSOE un día después de que el Supremo declarase que deben ser los clientes y no los bancos los que se hagan cargo de este impuesto. No obstante, lamenta que el Alto Tribunal “haya frustrado las expectativas de 1,5 millones de contribuyentes”, aquellos que formalizaron la hipoteca en los últimos cuatro años.

Los técnicos señalan que el Pleno del Supremo “salva a la banca” del pago del impuesto en los últimos cuatro años porque cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) resuelva dentro de unos años habrá prescrito la posibilidad de obtener la devolución, salvo para las personas que hayan recurrido.

Estimación del impacto del AJD de los últimos cuatro años por CCAA

cuadro gestha2
(*) Últimos datos a julio de 2018
Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de datos del INE, Colegio de Registradores y Recaudación tributaria de las CC AA

Los técnicos apuntan que la banca “tiene músculo suficiente” para asumir el pago anual del impuesto de las hipotecas, cuyo importe estimado apenas representa el 8,7% de los beneficios del sector en solo los primeros nueve meses del año

Gestha recuerda que, tras el pronunciamiento del Pleno del Supremo, las Comunidades Autónomas no podrán atender las solicitudes de rectificación de la autoliquidación del AJD y devolución del ingreso indebido.

Los técnicos creen que, desde el punto de vista técnico-tributario, las sentencias del Tribunal Supremo “estaban muy fundamentadas cuando señalaban a las entidades financieras como obligadas al pago de este tributo”. Y destacan “lo inédito que resulta una jurisprudencia que ha durado poco más de dos semanas, generando una crisis de credibilidad en la Justicia española sin precedentes”.

En este sentido, Gestha recuerda que nunca se ha discutido que el hecho imponible del AJD en los préstamos hipotecarios es la constitución de la garantía hipotecaria, cuya escritura insta la entidad en su interés, y la ley estatal vigente establece que el obligado al pago es el interesado en la expedición de la escritura y, por tanto, debe ser el banco quien pague.

De forma paralela, los técnicos opinan que el fallo del Alto tribunal, después del cambio de criterio y la división de opiniones de los magistrados, “genera inseguridad jurídica y agrava el descrédito de algunas instituciones públicas, lo que en última instancia podría traducirse en una desconfianza de los ciudadanos en torno a la independencia del poder judicial”.

Los técnicos apuntan que la banca “tiene músculo suficiente” para asumir el pago anual del impuesto de las hipotecas, cuyo importe estimado apenas representa el 8,7% de los beneficios del sector en solo los primeros nueve meses del año, donde lograron un beneficio neto de 13.229 millones, un 13% más que en el mismo período de 2017.

Finalmente, Gestha pide a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que vigile a la banca para que las entidades no acuerden repercutir a los clientes el pago del AJD, después de que el presidente del Gobierno haya apelado a la responsabilidad del sector para que no encarezcan las hipotecas.