domingo 21.07.2019
GESTHA | TÉCNICOS DE HACIENDA

Si me ha tocado la lotería, ¿en cuánto se me queda el premio?

Contesta Carlos Cruzado | En primer lugar, si le ha tocado la lotería, está de enhorabuena. Siempre se trata una buena noticia, sobre todo con los tiempos que corren.

Si me ha tocado la lotería, ¿en cuánto se me queda el premio?

En primer lugar, si le ha tocado la lotería, está de enhorabuena. Siempre se trata una buena noticia, sobre todo con los tiempos que corren. Pero dado que esta es la primera vez que el Gordo de Navidad tiene que rendir cuentas a Hacienda, seguramente se pondrá de uñas cuando le expliquemos cuánto se queda usted y cuánto el fisco. 

Para comprenderlo mejor, imaginemos que hemos comprado un décimo premiado con 20.000 euros en el sorteo del Gordo. El impuesto de Loterías se aplicará a la parte del premio que exceda los 2.500 euros, es decir, que la cantidad afectada sería 17.500 euros, de los que Hacienda se quedará con 3.500 euros, exactamente el 20%.

Sin embargo, esta retención la practicará directamente Loterías y Apuestas del Estado (LAE), por lo que el agraciado recibirá el importe del premio con el impuesto ya aplicado, es decir, 16.500 euros contantes y sonantes. A partir de ahí, solo tendrá que preocuparse de tributar al fisco por los rendimientos que genere, como los intereses bancarios y, en el caso de ganar sumas más importantes, el impuesto de patrimonio.

Además, otro matiz importante a tener en cuenta por los agraciados es que la cuantía de los premios se integrará en la declaración de la Renta, pero no se incluirá en la base imponible del IRPF, por lo que no les afectará a la hora de pedir una beca, prestaciones asistenciales o no contributivas o cualquier otra ayuda pública cuyo requisito sea la renta.

Pero, sobre todo, si ha resultado agraciado con algún premio, no se deje llevar por la codicia y evite revender el décimo premiado, ya que difícilmente podrá acreditar el origen de esos fondos ante Hacienda, pudiendo terminar con un acta de inspección que supere, entre la deuda y la sanción, más de la mitad del importe ganado. En resumen, escape del fraude y recuerde: la avaricia rompe el saco.

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

Comentarios