#TEMP
miércoles 25/5/22

González ve "inevitable" que el Estado intervenga en bancos con problemas

El presidente del BBVA ha abogado por la intervención y por utilizar el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para sanear entidades, y devolver luego al sector privado la entidad ya saneada.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 23.2.2009

El presidente del BBVA, Francisco González, considera que es "inevitable" que el Estado intervenga en algunas entidades con problemas de solvencia como fórmula para minimizar los efectos negativos de la crisis internacional en la economía y acelerar la recuperación. González, que ha participado en la conferencia internacional de ABC sobre "Europa y América ante los cambios", lo ha dicho con estas palabras: "Es inevitable la intervención de algunas entidades, es el camino más rápido y eficaz, porque permite distinguir entre activos buenos y malos", en contraposición con la nacionalización, y ha añadido: "hay que aislar a los jugadores débiles para que la economía se recupere".

El presidente del BBVA ha abogado por la intervención y por utilizar el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para sanear entidades, y devolver luego al sector privado la entidad ya saneada. En este sentido, ha insistido en la necesidad de que las ayudas públicas que puedan recibir bancos y cajas sean "temporales y condicionadas" a un plan de reestructuración de la entidad en cuestión: "En España hasta ahora no ha habido problemas de solvencia, pero la duración y profundidad de la crisis determinará si finalmente habrá problemas de solvencia en algunas entidades, por lo que hay que estar preparado para evitar el mayor impacto".

Para fortalecer el capital de las entidades que lo necesiten se requiere un alto grado de cooperación entre países que permita mantener un campo de juego justo, sin distorsiones graves en el mercado, ha explicado González, que ha calificado la crisis actual como "la más grave de los últimos 70 años" y ha augurado que será "muy fuerte y de larga duración", lo que obliga a trabajar al unísono a toda la sociedad civil.

También ha incidido en que en España no ha habido ayudas públicas, lo que convierte al país en el único del mundo occidental cuyo sistema financiero no ha necesitado inyecciones de capital, ya que los programas de ayudas se han centrado en apoyar la liquidez vía compra de activos y vía avales a las emisiones bancarias, que no tienen por qué provocar "ningún quebranto público" y contribuirán a paliar la desaceleración del crédito. Según ha dicho, el BBVA no ha recurrido a estos apoyos del Gobierno español dada su "responsabilidad" de buscar de financiación por sus propios medios y de "dejar más espacio" a otras entidades con menor "rating" y, por tanto, con mayores dificultades para encontrar financiación.

EMISION DE 1.000 MILLONES SIN AVALES DEL ICO

El BBVA, además, ha sido capaz de realizar una emisión de 1.000 millones de euros en el mercado. "No hemos hecho uso (de los apoyos del Gobierno) ni vamos a hacerlo en un tiempo", ha dicho González, tras recalcar que estas facilidades no son ayudas porque tienen un coste para las entidades. Asimismo, ha indicado que el BBVA es "el primer distribuidor" de productos del ICO.

Sobre la evolución del crédito, ha constatado que se está desacelerando y que "no puede ser de otra manera" a la luz de la evolución del PIB y el elevado endeudamiento de familias y empresas respecto a otros países, pero ha recalcado que los criterios de concesión de crédito "no han variado de forma significativa". En este sentido ha apuntado el "enorme esfuerzo" en términos de renegociaciones de créditos que están llevando a cabo bancos y cajas de ahorros para evitar embargos de hogares y que las empresas no dejen de funcionar por falta de préstamos: "Esto es lo último que queremos, y esto no aparece en las cifras de crédito".

Aunque ha subrayado que es peor no dar un crédito a alguien que lo puede devolver que dárselo a quien no puede, González ha afirmado que un banco no debe dar un crédito más allá de lo que la prudencia exige: "Haríamos un flaco favor al financiar un mal proyecto, porque esto sólo detrae recursos que podrían destinarse a proyectos más sólidos". "Sería inútil y contraproducente que los bancos forzaran la máquina".

González ha augurado la reconversión industrial de la banca, ya que "no es posible que la banca minorista siga trabajando como hasta ahora", con una fuerte presencia física y una escasa presencia virtual. Este último pilar" avanzará de forma importante, ya que habrá pocos bancos físicos ganadores" en el nuevo escenario que se abra tras la crisis. Por otro lado, Francisco González ha estimado que la prosperidad futura "depende del libre comercio", por lo que, a su parecer, habrá que dar pasos relevantes en esa dirección.

González ve "inevitable" que el Estado intervenga en bancos con problemas
Comentarios