#TEMP
miércoles. 29.06.2022

Las garantías de un buen broker

Hace años leí en una entrevista a un bróker experto que para operar en bolsa hay que tener los pies en el suelo, el corazón tranquilo y la mente serena.

 

Hace años leí en una entrevista a un bróker experto que para operar en bolsa hay que tener los pies en el suelo, el corazón tranquilo y la mente serena.

También recuerdo dos buenos consejos de los que tomé buena nota. El primero afirmaba que jamás es un buen momento para invertir en bolsa para una personal que no tiene conocimientos, ya que invierten contra los mejores inversores del mundo. El segundo es que hace falta seguir una metodología y que esta sea lógica, no dejándose llevar cada día por la primera impresión, una corazonada, el consejo de un amigo o una noticia de prensa.

Sin duda nadie tiene la certeza de acertar siempre en sus inversiones en Bolsa pero el criterio de una tendencia al alza en movimiento, anunciado por  Newton, que indica que es más fácil que siga avanzando a que retroceda es una buena sugerencia.  

Personalmente siempre me he dejado guiar por los buenos profesionales que se han formado y acumulado experiencia haciendo su trabajo. Si tienes molestias en el corazón es mejor ir a un cardiólogo que no a un médico especialista en huesos.

Aun siendo economista y conocer algo de historia del pensamiento económico para comprar y vender en bolsa, en la actualidad los más apropiado creo que es usar una plataforma a través de la que se tramitan las órdenes de forma online. Como cliente de esa plataforma decido qué, cuándo y cómo comprar.

Y además, si detrás de esa plataforma, hay detrás una empresa solvente, fuerte y con muchos años de rodaje en las bolsas españolas mejor que mejor.

En el mundo actual las órdenes se tramitan a través de un ordenador y las ofertas de compra y venta se casan automáticamente sin intervención de ningún agente y sin la necesidad de que comprador y vendedor se conozcan. 

Desde que en siglo XVII comenzaron a evolucionar hasta la primera bolsa conocida, la de Ámsterdam en Holanda (1602) y las posteriores de Londres (1570), Nueva York (1792), París (1794) y Madrid ( 1831), el oficio de corredor o agente de bolsa fue una figura regulada y con normas estrictas de funcionamiento.

Acertar en la elección de un buena plataforma, segura y fiable, es muy importante dado que el cliente no otorga la capacidad de decidir sobre sus ahorros a nadie, sino que los invierte el mismo.

En la actualidad numerosas empresas, gestores individuales y bancos ofrecen el servicio de broker y hay que comparar los precios de intermediación, sus ofertas de tarifas fijas y las diferentes opciones que posibilitan.

Para terminar reiterar la importancia de optar por la mejor plataforma para operar en bolsa, desde cualquier medio electrónico y a cualquier hora del día.

Las garantías de un buen broker
Comentarios