sábado 06.06.2020
CCOO PIDE SUBIDAS DE SALARIOS

"Para frenar la deflación y la austeridad hay que subir salarios y aumentar el gasto público"

Para CCOO, es imprescindible consolidar la recuperación del poder adquisitivo de los salarios y de las pensiones.

"El IPC, con tasas negativas por cuarto mes consecutivo, refleja mucho mejor que la propaganda del Gobierno la situación real de la economía española ", asegura el secretario de Acción Sindical y Empleo de CCOO, que considera marcada por la caída del consumo, de los salarios y de las pensiones. En su opinión, "la salida definitiva de la crisis pasa por poner fin a las políticas de austeridad, la recuperación del poder adquisitivo de los salarios, y porque se cree empleo de calidad y se aprueba una nueva prestación para los hogares sin ningún ingreso".

Los precios siguen en valores negativos en octubre, con una variación anual del IPC del -0,1%, aunque se modera su caída una décima respecto al mes anterior. En octubre los precios han subido 5 décimas respecto a septiembre, una décima más de lo que lo hicieron el año pasado, lo que explica la moderación del descenso interanual de los precios.

No obstante, precisa CCOO, la variación anual de la inflación subyacente –el núcleo estructural de los precios, sin combustibles ni alimentos frescos- se mantiene por segundo mes consecutivo en valores negativos (-0,1% anual). Es decir, la debilidad estructural en los precios se mantiene, lo que se ha moderado es la presión deflacionista de los últimos meses derivada de la evolución bajista de los precios de los combustibles respecto al año anterior.

El aumento de una décima de la inflación anual en octubre se explica exclusivamente por el repunte de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, parcialmente compensado por la moderación de los precios del apartado de vivienda fruto del descenso de los precios de la electricidad en octubre frente al incremento de octubre de 2013.

CCOO cree que el repunte mensual de cinco décimas en octubre respecto a septiembre se explica principalmente por la subida de los precios del vestido y calzado en la nueva temporada de invierno y en menor medida por la subida de alimentos y bebidas no alcohólicas. Por el contrario, en octubre han contribuido a reducir la inflación respecto al mes anterior los capítulos de carburantes y lubricantes, los capítulos de viaje organizado y hostelería, los servicios telefónicos y el apartado de vivienda que recoge el descenso de los precios de la electricidad y del gasóleo para calefacción.

El índice de precios de consumo armonizado (IPCA) refleja un ligero repunte de los precios en octubre de una décima tanto en España como en la zona euro, por lo que se mantiene en  seis décimas el diferencial favorable de inflación para España, que sitúa la variación anual de su IPCA en el -0,2% frente al 0,4% de la zona euro. La atonía de los precios se mantiene en la zona euro aunque no se ha agudizado durante el mes de octubre, mientras que España mantiene su evolución de los precios en valores negativos.

CCOO advierte de que la debilidad de los precios mejora la  competitividad de los bienes y servicios producidos en España frente al conjunto de países del euro, pero también evidencia el ajuste salarial y la debilidad de la demanda interna, así como el riesgo potencial asociado a un escenario de deflación. Recientemente se han revisado a la baja las previsiones de crecimiento de la zona euro para 2014 y 2015, lo que  está afectando negativamente a las expectativas de crecimiento de la economía española, especialmente para 2015; ello puede dificultar el cumplimiento del cuadro macroeconómico que sustenta las previsiones oficiales del Gobierno con las que se han construido los Presupuestos Generales del Estado para 2015.

Para CCOO, es imprescindible consolidar la recuperación del poder adquisitivo de los salarios y de las pensiones y que los salarios participen de las mejoras de la productividad, para afianzar la recuperación de la demanda interna y alejar los peligros de una nueva recesión. Tras el fuerte ajuste laboral y productivo realizado por las empresas en años recientes, las mejoras en la productividad abren márgenes reales para la recuperación de los salarios y del empleo sin lastrar la competitividad de nuestra economía, y que deben suponer igualmente una mejora significativa del salario mínimo interprofesional que le permita recuperar el poder adquisitivo perdido y alcanzar los 800 euros al final de la legislatura.

Por otro lado, concluye CCOO, el sector público debe impulsar la recuperación económica y poner fin a la política de austeridad y recortes, reforzando la oferta pública de empleo y el poder adquisitivo de los salarios de los empleados públicos, y destinando gran parte de los recursos adicionales de la reforma fiscal no a rebajas impositivas sino a impulsar un programa de aumento del gasto en inversión productiva y en protección social (que incluya una renta mínima garantizada para los hogares sin ingresos) que ayude a consolidar la actividad y el empleo, en la línea del ambicioso Plan de inversiones para el crecimiento, el empleo y la cohesión social para Europa impulsado por la Confederación Europea de Sindicatos. Estas medidas deben tener su plasmación en las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para 2015, al objeto de revertir los recortes laborales, el deterioro de los servicios públicos y corregir las carencias en materia de protección social e inversión productiva que arrastra el proyecto de Presupuestos presentado por el Gobierno.

"Para frenar la deflación y la austeridad hay que subir salarios y aumentar el gasto...
Comentarios