#TEMP
martes 17/5/22

Fomento asume por decreto el control aéreo

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto que supone un cambio en las reglas del control aéreo en España, ya que se liberaliza el servicio y se trasladan a AENA las competencias de gestión.
NUEVATRIBUNA.ES - 5.2.2010

"No es tolerable" que una empresa pública como Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) pague sueldos millonarios a sus empleados "mientras el Gobierno pide austeridad al resto de los españoles". Este es uno de los argumentos con los que el ministro de Fomento, José Blanco, ha justificado el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros por el que Fomento asume el control aéreo. El otro motivo es que en la situación actual ninguno de los requerimientos de eficiencia en el control aéreo está garantizado y que, como ha dicho Blanco, ha resultado "imposible" resolver la situación mediante un acuerdo entre AENA y los controladores con respecto a la renovación del convenio.

A partir de ahora, los servicios del tránsito aéreo y control de aproximación continuarán prestándose directamente a través de AENA y el Ministerio queda encargado de designar a proveedores civiles de servicios de tránsito aéreo de aeropuerto, lo que se hará a propuesta del gestor aeroportuario. Es decir, que AENA podrá adjudicar a concurso la gestión de las torres de control a empresas privadas.

Además, AENA asume la organización del trabajo de los controladores, marcando una media máxima anual de jornada de 1.750 horas y un máximo de 80 horas extraordinarias trabajadas al año "en conformidad con lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores". La jornada a turnos de cada controlador tendrá una duración "no superior a doce horas por servicio" y el tiempo de descanso durante la jornada será de un 25% del tiempo de la duración de la jornada diurna y de un 33% de la duración de la jornada nocturna.

El incumplimiento por parte del proveedor de las obligaciones establecidas en el decreto se considerará "muy grave" cuando afecten a la seguridad o menoscabe de manera reiterada la continuidad de la prestación de servicios, y podrían conducir al despido disciplinario del controlador.

CUESTIÓN "DE INTERÉS PÚBLICO"

Blanco ha explicado que la intervención estatal era necesaria porque está comprometido "el interés público" y es obligación del Estado de derecho el garantizar la eficiencia del servicio de control aéreo.

Según explican las disposiciones generales de dicho Decreto Ley, el análisis del modo en que ejerce la función de proveedor de estos servicios Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) ha desvelado "una serie de deficiencias organizativas y falta de eficiencia económica" en el ente público que evidencian las "claras dificultades que actualmente tiene AENA para garantizar "tanto la continuidad en la prestación de los servicios de tránsito aéreo como su sostenibilidad económica y financiera".

Además, el decreto cita que los actuales costes de control de navegación aérea de AENA "son los más elevados del entorno europeo", con un "continuo incremento de los costes de prestación del servicio", una "baja productividad por controlador y un "incremento desmedido" de los costes de estos empleados públicos en comparación con los restantes controladores europeos.

LAS TARIFAS Y LOS COSTES MÁS CAROS DE EUROPA

Concretamente, se refiere al informe del ejercicio 2008 de la intervención general en el que afirma que la retribución media por controlador ascendió a 304.874 euros y excede en 210.316 euros "a la que resultaría de actualizar con el IPC anual la retribución de 1999", incrementos salariales "que están incidiendo significativamente en las tarifas de ruta, que en 2009 fueron "las más caras de Europa".

El decreto subraya que AENA ha reconocido que este encarecimiento obedece al abono de horas extraordinarias, "cuyo valor es de 2,65 veces el de la hora ordinaria", un montante horas que, aunque forman parte de una serie de pactos estatutarios suscritos con AENA por ellos, "ni han sido incorporadas al convenio colectivo ni han sido autorizadas con arreglo a lo previsto en las leyes de los presupuestos generales del Estado de cada año.

El responsable de la cartera de Fomento ha recordado que una de cada tres horas de las que trabaja el controlador se considera extraordinaria y que se paga al triple del valor de la misma, "un coste que ha sido cuestionado reiteradamente por la intervención del Estado". "Si pasara con todos los empleados no habría empresa que pudiera soportarlo", ha asegurado el ministro. Y ha añadido que el Decreto pone fin al "privilegio incomprensible" que contempla el actual convenio de los controladores de dejar de trabajar a los 52 años sin dejar de cobrar.

LOS CONTROLADORES ANUNCIAN MEDIDAS

Los controladores no han reaccionado bien ante la medida. La Unión Sindical de los Controladores Aéreos (USCO ) ha anunciado que iniciará "las acciones legales necesarias para defender "la vigencia del marco legal en vigor". USCA ha mostrado "su total rechazo" ante el uso instrumental de "mecanismos impositivos" reflejados en la medida presentada por el Ministerio de Fomento en el Consejo de Ministros que modifican de "forma unilateral" el convenio laboral de controladores aéreos.

El sindicato denuncia que "esta situación viene a confirmar la ausencia total de voluntad negociadora por parte de AENA y del Ministerio de Fomento en los últimos meses, en contra de lo que públicamente han venido anunciado de forma reiterada" y acusa a AENA de querer imponer "un nuevo marco laboral a los controladores", sentando un "grave precedente" para el marco jurídico laboral de todos los trabajadores de este país. Por ello espera que los sindicatos mayoritarios "muestren su total rechazo a este tipo de actuaciones impositivas".



Fomento asume por decreto el control aéreo
Comentarios