#TEMP
jueves 26/5/22

Fernando Martín pudo cometer hasta tres delitos mientras estuvo al frente de Martinsa

El ex presidente del Real Madrid y su mujer, María Jesús del Agua, se embolsaron 100 millones en dividendos en un solo año, procedentes de empresas sin apenas actividad, mientras Martín estaba al frente de la inmobiliaria quebrada.
NUEVATRIBUNA.ES - 16.03.2010

El empresario Fernando Martín, propietario de la inmobiliaria Martinsa Fadesa – la mayor quiebra empresarial en España hasta la fecha-, pudo cometer hasta tres delitos económicos al frente del entramado de empresas a través del cual controló esta compañía que hoy se encuentra en concurso de acreedores. Según afirmaron expertos a nuevatribuna.es, las acusaciones contra Martín podrían derivar en “quiebra dolosa y punible”, lo que obligaría a replantear la resolución del concurso de Martinsa.

Según estas fuentes, Martín pudo cometer los presuntos delitos de alteración intencional del precio de las cosas, apropiación indebida y falsedad en documentos oficiales, tal y como se deduce de la documentación depositada en el Registro Mercantil por el grupo de sociedades con el cual Martín ha controlado la gestión de la inmobiliaria Martinsa hasta 2007 y, a partir de ese año, Martinsa-Fadesa.

Estos expertos señalan que Fernando Martín y su mujer María Jesús del Agua cobraron dividendos millonarios durante los años 2005, 2006 y 2007 procedentes de empresas cuya actividad difícilmente justifica el gran volumen generado. En este sentido, Martín y Del Agua habrían logrado más de 100 millones de euros que presuntamente obtuvieron gracias a “simular obtención de beneficios” en estas empresas.

Estas fuentes aseguran que Martín creó una nube de sociedades con la intención de controlar Martinsa. Entre estas empresas, algunas de ellas sin plantilla, destacan Femaral, Almarfe, Inomar, Fercler, Jafemafe, FT Castellana, Construcciones Pórtico y Inmobiliaria Marplus, entre otras. A través de estas sociedades, y de forma aparentemente “artificial”, se habrían generado unos beneficios que repercutieron en millonarios dividendos a favor de Fernando Martín y de su esposa María Jesús del Agua.

A la luz de la documentación aportada por las propias empresas en el Registro Mercantil, estas fuentes aseguran que Martín y Del Agua se embolsaron 50 millones de euros en 2005 en forma de dividendos cobrados en la empresa Femaral S.L. Una cantidad que, según los expertos consultados, no se corresponde con la dimensión y las actividades declaradas por esa empresa.

Dos años después, Fernando Martín y Del Agua vuelven a embolsarse millonarios dividendos, en concreto, 72,5 millones de euros- que contrastan con los 31,5 millones de euros de activos totales declarados en ese ejercicio por Femaral.

No será, sin embargo, la única ocasión. Ya en 2005, y gracias a la ‘generosidad’ de otra de estas empresas 'instrumentales', Almarfe –acrónimo, como la anterior, del nombre del propio Fernando Martín- generó, según estas fuentes, de forma “artificial”, beneficios suficientes como para que el matrimonio se repartiera otros 50 millones de euros en dividendos.

Eran momentos de éxtasis en el mercado inmobiliario y Martín cabalgaba la ‘burbuja’ sin problemas, incluso hasta lograr que la banca le prestara los 3.471 millones de euros que necesitó para comprar Fadesa, la inmobiliaria hasta 2007 propiedad del empresario gallego Manuel Jove.

Pero antes, Martín logra sorprendentes beneficios con la compra y venta de valores.

Una vez más, lo abultado de los ingresos choca con el tamaño de las empresas que los generan. Así, en 2005, Almarfe compra 1.286 millones en renta fija y vende ese mismo año 1.138 millones en títulos, según consta en la nota 9 de la Memoria presentada en 2005 por esta compañía. Sin embargo, los expertos dudan de que una compañía que ha declarado poco más de 172 millones de euros en activos en 2004 tenga capacidad para generar tal volumen de operaciones. Después de esa intensa actividad en los mercados de valores, en 2005 Almarfe alcanza 438 millones en activos.

MENOS FONDOS PESE A LA AMPLIACIÓN DE CAPITAL

Pero las sorpresas no acaban ahí. En 2006, Martinsa amplía su capital. Aunque apenas cuenta con 425.000 euros de capital social, la empresa lo hincha hasta los 234,78 millones de euros. Lo consigue a través de ampliación con prima de emisión, por 234,36 millones de euros. Una de las empresas de Martín –Femaral- suscribe cerca de 35 millones de esa ampliación. Para ello aporta acciones. Sin embargo, la valoración de las acciones (de empresas a su vez del grupo, como Jafemate e Inomar) escala a un nivel que está muy por encima del valor patrimonial neto de la compañía. Hasta 14 veces por encima, según estas fuentes.

Otra operación que despierta el recelo de los expertos consultados es una “aparente” ampliación de capital de Martinsa tras la cual la compañía muestra un nivel de tesorería menor que antes de abordar la operación. En esta ampliación, FT. Castellana –otra de las sociedades instrumentales de Martín- aprovechó un momentáneo remanente para cobrarse los 200 millones de euros aportados en concepto de primas de emisión. Sin embargo, curiosamente, según sostienen estas fuentes, los préstamos no aparecen en los balances depositados por FT Castellana en el Registro Mercantil.

El grupo Martinsa-Fadesa registró una pérdida neta cercana a los 715 millones de euros en 2009, lo que supone reducir más de un 70 por ciento los ‘números rojos de 2.437 millones contabilizados en 2008. El resultado de Martinsa recoge el impacto de la situación concursal en que se encuentra la empresa y las provisiones realizadas por 572 millones, "ante el deterioro del sector inmobiliario".

El concurso de la inmobiliaria, el mayor de la historia empresarial española, con un pasivo de unos 7.000 millones de euros, se encuentra en la fase común, a la espera de que el Juzgado de lo Mercantil de A Coruña termine de analizar los casi un millar incidentes y alegaciones que se presentaron al informe que la administración concursal elaboró sobre la inmobiliaria. En la actualidad, el 90% de las mismas están ya "vistas y pendientes de sentencia", según informaron en fuentes jurídicas.

Será entonces cuando arranque el proceso de votación de la propuesta de convenio de acreedores que el grupo presentó a finales del 2008 y en el que ofrece pagar su deuda íntegra, sin quitas, pero en un periodo de ocho años.

Fernando Martín pudo cometer hasta tres delitos mientras estuvo al frente de...
Comentarios