sábado 4/12/21
INFORME DEL OBSERVATORIO DE EMPRENDIMIENTO GLOBAL

España sigue destruyendo más empresas de las que se crean desde 2009

El estudio GEM (Global Entrepreneurship Monitor), recientemente publicado, confirma en 2012 la tendencia negativa en la creación de empresas. Ha sido el año con la tasa más alta de cierres empresariales de la última década.

La tasa de actividad emprendedora en España ha descendido en el año 2012 en un 2 por ciento

Lamentablemente no son optimistas los datos que arroja el prestigioso GEM, observatorio internacional que con periodicidad anual estudia la creación y destrucción de empresas. Su actividad se inició en 1999 impulsada por la London Business School y Babson College y abarca en la actualidad a más de noventa países.

En España y desde el año 2000 el estudio involucra a más de un centenar de investigadores, 19 universidades  y 90 instituciones. Consta de una parte cuantitativa, con una muestra representativa de 21.900 personas y otra cualitativa, compuesta un panel de expertos y entidades especializadas en la creación de empresas.

Dirigido por Ricardo Hernández Mogollón y Alicia Coduras Martínez, supone un notable esfuerzo de acercamiento a los valores, percepciones y actitudes de los españoles ante la generación de nuevos proyectos empresariales.

Ante las pavorosas cifras de desempleo existentes en nuestro país y las malas perspectivas en el inmediato futuro de mantenimiento de las actuales plantillas tanto en las grandes empresas o en las Administraciones Públicas, nos queda la esperanza de la puesta en marcha de nuevos proyectos, individuales o colectivos de nuevas empresas que vengan a sustituir a las que van desapareciendo, aprovechando las nuevas situaciones generadas con la políticas aplicadas por el Gobierno Central, autonómico o local, así como por la aplicación de las nuevas tecnologías y la difusión de los avances en el mundo digital.

Sin embargo el análisis detenido y pormenorizado de las numerosísimas variables que contempla el estudio, no da margen a la esperanza. La tasa de actividad emprendedora en España (Porcentaje de la población entre 18 y 64 años, involucrada en el proceso de creación de empresas o autoempleo), ha descendido en el año 2012 en un 2%.

Este dato contrasta con el notable incremento de emprendedores potenciales (+24.73%), alentados en la mayoría de los casos por la elevada tasa de desempleo, largos periodos de paro y ausencia de posibilidades de encontrar trabajo por cuenta ajena.

La importante disminución de la actividad en fase de consolidación de las empresas se atribuye, al menos en una parte, al denominado “emprendimiento por necesidad”, que genera proyectos de dimensión muy pequeña, poca inversión y con grandes dificultades de permanencia en un mercado claramente recesivo.

En cuanto al proceso de abandono de actividades se constata que prácticamente 3 de cada 4, han supuesto el cierre definitivo de la empresa y tan sólo 1 de cada 4 se ha vendido o traspasado. Esto supone que el número de cierres efectivos ha aumentado un  8,4% en 2012 sobre 2011.

Del trabajo los autores destacan una serie de recomendaciones entre las que destacan las siguientes:

Fomento y recuperación de la cultura emprendedora, promover la Ley del Emprendedor y el Empleo Joven, agilización de los trámites burocráticos, educación y formación emprendedora, reconocimiento y apoyo fiscal a las fuentes alternativas de financiación, fomento de una mayor inserción de la mujer y mayor coordinación interregional.

España sigue destruyendo más empresas de las que se crean desde 2009
Comentarios