martes 16.07.2019
Semana de la Ciencia

“España patenta la mitad que la media europea e ingresa 8 veces menos por sus patentes”

Manuel Fuertes, Director General para España de la Oxford University Innovation alerta del retraso español en la creación de productos de valor añadido. La economía de la UE basada en el conocimiento es un 34% superior al porcentaje que representa en la economía española.

España ocupa el puesto 24 en el ranking entre los países europeos en inversión en innovación, con los mismos niveles que Grecia

En España se patentan la mitad de hallazgos científicos al año que la media habitual entre los países europeos y, además, estas patentes producen ingresos 8 veces menores que la media de nuestros vecinos europeos.  Así lo ha puesto de manifiesto Manuel Fuertes, Director General para España de la Oxford University Innovation, la pata que el centro universitario inglés que se dedica a la transformación de los hallazgos científicos en empresas generadoras de productos y/o servicios a disposición de los ciudadanos.

Con motivo de la Semana de la Ciencia, Manuel fuertes ha querido recordar los datos de nuestra labor científica para llamar la atención sobre el camino que aún tenemos que recorrer. En este sentido, Manuel Fuertes recuerda que los resultados de la innovación en España (en proporción al PIB) son similares a los de países como Rumania o Grecia, por tanto, muy lejos de los países más punteros de nuestro alrededor.

El problema de esta situación, según destacó el experto y también Director General de Kiatt, es que España no está exportando productos de valor añadido, sino productos más baratos porque la mano de obra es más barata. “Esta situación nos lleva a competir con países con un mercado laboral barato y no por productos de valor añadido y por un mercado laboral profesionalizado”, añadió.

Manuel Fuertes utiliza para su análisis los datos del último Innovation Union Competitiveness Report que, aunque recuerda que es de 2014, no hay aspectos que hayan actuado de manera que hayan cambiado mucho. Revisando estos datos, el Director General de Kiatt  recuerda que la economía de la UE está basada en el conocimiento en un 34% más que la economía española y que, por tanto, España ocupa el 24º puesto en innovación, entre Polonia y Rumania y con los mismos niveles que Grecia.

Otros datos puestos de manifiesto serían, por ejemplo, la inversión en Capital Riesgo de base científica y tecnológica (% de PIB), una cifra que ha bajado un 12,5% en los últimos 5 años. En resumen, en España se invierte justo la mitad que la media europea y muy lejos de países como el Reino Unido, que ocuparía el número 1 en EU e invierte un 600% más en start-ups de base científica y tecnológica. 

En relación a las patentes internacionales (PCT), los ingresos que aportan éstas al PIB español serían 8,4 veces menor que la media de la UE,  casi 4 veces menos en patentes relacionadas con tecnologías del medioambiente y la mitad en tecnologías relacionadas con la salud.

Invertir en patentes

De todos modos y con un panorama no muy alentador, el experto de Oxford sí ha destacado el aumento del interés que se está detectando entre las grandes fortunas españolas en la inversión en patentes, es decir, en la inversión en empresas punteras fruto de la investigación científica. De todos modos, también en este aspecto España aún está por detrás de otros países de nuestro alrededor.

Transformación científica

Kiatt es una empresa puesta en marcha por Manuel Fuertes y cuyo objetivo es la transformación en productos o servicios de los hallazgos científicos que son fruto de una investigación. Según Manuel Fuertes, en España hay muy buena investigación, pero se falla a la hora de convertir esas investigaciones en productos y empresas. “La ciencia no puede quedarse en un cajón, no es una inversión desinteresada. La ciencia debe contribuir a mejorar la vida de los conciudadanos, debe conseguir un beneficio monetario y también social”, según el experto.  Manuel Fuertes criticó en este sentido que en España se promueva tan solo la publicación de las investigaciones en lugar de además potenciar la creación de patentes y la posterior comercialización del fruto de esas investigaciones.

Fuente: Evercom

Comentarios