jueves 04.06.2020
EN EL ÍNDICE DE COMPETITIVIDAD DEL IMD SUIZO

España pierde cuatro posiciones en el índice de competitividad del IMD suizo

El informe sostiene que el potencial de la economía española es "muy grande" y que tiene una "gran" capacidad de mejora. Pero que ha habido un "deterioro" del sentimiento empresarial y de las expectativas.

España ha perdido cuatro posiciones en el 'Anuario Mundial de Competitividad 2012' del centro de negocios suizo IMD respecto al pasado año y ha retrocedido hasta el puesto número 39, según los resultados presentados por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) este lunes.

Los principales motivos del descenso de España en el ranking son las variables macroeconómicas, "porque el país tiene unas magníficas infraestructuras sociales, físicas y tecnológicas, tiene un gran capital humano"

El profesor de Finanzas de la institución española y encargado de presentar el estudio, Arturo Bris, ha explicado que, a pesar de estos datos, "el potencial de la economía española es muy grande en términos de competitividad, al igual que la capacidad de mejora".

En opinión del experto, la "buena noticia" es que los principales motivos del descenso de España en el ranking son las variables macroeconómicas, "porque el país tiene unas magníficas infraestructuras sociales, físicas y tecnológicas, tiene un gran capital humano".

El informe destaca que las "debilidades" de la economía española son en materia de empleo y finanzas públicas, "pero de cara al futuro, cuenta con un óptimo marco social para desarrollar la actividad profesional".

El estudio del IMD analiza más de 350 criterios de clasificación, entre los que algunos son fruto de una encuesta que realiza a más de 4.200 ejecutivos de todo el mundo. En este sentido, los empresarios españoles creen que la economía española puede ser "atractiva" por sus infraestructuras, su capital humano, la mentalidad abierta de la sociedad y su "alto" nivel educativo.

Para el IEE lo que ha ocurrido es que ha habido un "deterioro" del sentimiento empresarial y de las expectativas, por lo que ha abogado por recuperar la confianza "para que España vuelva a ser competitiva".

El profesor del IEE ha subrayado que, a pesar de que España ha perdido seis posiciones desde 2008, cuando comenzó la crisis y ocupaba el puesto número 33, "todavía es el mejor país del sur de Europa, por delante de Italia (40) y por supuesto de Portugal (41) y Grecia (58).

Por su parte, el director general de la institución, Joaquín Trigo, ha señalado que lo que debe hacer España es una "devaluación interna, que no supone bajar los salarios, sino mantenerlos sin subidas durante un tiempo, y trabajar más y mejor para que vuelva a ser una economía productiva".

HONG KONG, ESTADOS UNIDOS Y SUIZA, LAS TRES PRIMERAS

Hong Kong, Estados Unidos y Suiza son las tres economías más competitivas del mundo, según el anuario del IMD, que destaca que, "a pesar de todos los contratiempos que Estados Unidos ha sufrido en el último año, sigue siendo el centro de la competitividad mundial gracias a su excepcional poder económico, al dinamismo de sus empresas y a su capacidad de innovación".

Para el IMD, la competitividad estadounidense repercute "enormemente" en el resto del mundo, "porque interactúa de forma única con todas las economías, ya sean avanzadas o emergentes, ninguna otra nación puede ejercer un efecto de arrastre tan fuerte".

En Europa, los tres países más competitivos, a parte de Suiza, son Suecia (5), Noruega (8) y Alemania (9). El estudio resalta que estos Estados cuentan con una disciplina fiscal e industrial orientada a las exportaciones, mientras que advierte de que Irlanda (20), Islandia (26) e Italia (40) "parecen mejor preparadas para volver a levantarse que España (39), Portugal (41) y Grecia (58), cuya situación aún asusta a los inversores".

España pierde cuatro posiciones en el índice de competitividad del IMD suizo
Comentarios