#TEMP
domingo 29/5/22

El éxito de la 'huelga a la francesa' hace reflexionar a nuestros sindicatos

CCOO anuncia que buscará estrechar lazos con la sociedad civil aunque insiste en que el modelo francés no es extrapolable a España. La huelga en Francia se ha convertido en un espejo donde los sindicatos españoles se han visto obligados a mirarse. La imagen de una sociedad movilizada desde hace semanas choca con la solitaria jornada de huelga en España.
NUEVATRIBUNA.ES- 19.10.2010

...El ímpetu logrado en Francia por la combinación de huelgas sectoriales y protestas en la calle contrasta con la estrategia de concentrar en un sólo día la protesta española. Pero, sobre todo, la idea de que los sindicatos franceses han logrado construir un discurso narrativo más preciso y eficaz, con una incorporación progresiva de la sociedad -hoy, los jóvenes; ayer, el sector del petróleo- ha configurado un patrón que está siendo analizado por los sindicatos españoles.

Los sindicatos franceses apostaron hoy por paralizar los transportes, como parte de la protesta en contra de la reforma de pensiones planteada por el presidente Nicolas Sarkozy. Después de una semana marcada por el desabastecimiento de combustible, los franceses buscan condicionar el voto del Senado que debe decidir sobre la reforma el próximo miércoles o jueves. Sin embargo, a pesar del éxito mediático del sindicalismo francés, para las centrales españolas su caso no es extrapolable a España.

Los sindicatos españoles envidian el tratamiento dispensado por los medios de comunicación españoles a la huelga francesa, un tratamiento que viene marcado por el “romanticismo”, critican con resignación desde la orilla española. Los españoles, que se consideran sometidos a una campaña de acoso por parte de la prensa, tuvieron hoy que salir a reivindicar sus propios logros. “Los sindicatos franceses están sumidos en una grave crisis de afiliación desde hace años”, afirmó el portavoz de Comisiones Obreras, Fernando Lezcano, que reivindica la representatividad de los sindicatos españoles y la estrategia seguida en contra de la política del Gobierno.

Otra diferencia fundamental respecto al caso francés estriba en el contexto. En Francia, el partido socialista -en la oposición- rechaza la reforma de las pensiones, mientras que en España es el propio partido socialista el que impulsa la reforma. “Esta es otra diferencia fundamental para explicar la contestación en la calle”, afirman en medios sindicales.

En Francia, los sindicatos han desarrollado una campaña sostenida de huelgas, mientras que en España las jornadas de paro se ha limitado al paro general del día 29 de septiembre y a la huelga de funcionarios. En este sentido, Comisiones Obreras rechazó hoy llevar a cabo otra huelga general aunque anunció que llevará a cabo nuevas movilizaciones a mediados de diciembre. El sindicato cree que, en caso de convocar otro paro general, se “devaluaría” la anterior huelga del 29 de septiembre, afirmó Lezcano.

ECHAR RAÍCES EN LA SOCIEDAD CIVIL

Con todo, el sindicato reconoce, siquiera de forma implícita, ciertas carencias respecto al modelo desarrollado en Francia. Así, Lezcano anunció hoy que CCOO tratará de intensificar los lazos con la sociedad civil. “Es una línea de colaboración iniciada pero poco desarrollada todavía”, admite el portavoz de CCOO. Así, las centrales españolas tratarán de echar raíces en la sociedad a través de nuevos contactos con organizaciones no gubernamentales (ONG) y asociaciones ligadas a la cultura, la interpretación y el mundo académico, avanzó.

En Francia, los sindicatos han desarrollado un modelo de protesta que facilita la participación mayoritaria de los no afiliados. Se convocan las manifestaciones los sábados y en horarios que posibilitan la asistencia del mayor número de personas.

Otras críticas se centran en los tiempos y en las reivindicaciones manejados por los sindicatos españoles. Mientras en Francia se han centrado en detener la reforma de las pensiones, las movilizaciones planteadas en España se han dirigido contra la reforma laboral, la reforma de las pensiones, la negociación colectiva. Demasiados asuntos, señalan algunos, como para que la fuerza de la convocatoria no se diluya. Una idea crítica que rechazan desde los sindicatos donde se anuncia además que no se abandonará la protesta contra la reforma laboral a través de, quizás, huelgas sectoriales y protestas que en este momento estudian los órganos de gobierno de CCOO y UGT.

Además, en cuanto a los tiempos, otras voces insisten en que los sindicatos españoles han tardado demasiado en convocar la huelga contra la reforma del mercado laboral, aunque desde los sindicatos se rechaza esta crítica y se señala el poco éxito que hubiera tenido la huelga general en pleno mes de agosto. Con todo desde Comisiones Obreras se insiste en que el modelo francés no es extrapolable “acríticamente” a España, si bien se reconoce que la movilización francesa ofrece valiosas lecciones.

El éxito de la 'huelga a la francesa' hace reflexionar a nuestros sindicatos
Comentarios