lunes 20/9/21
A UNA SEMANA DE QUE FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ DEJE EL CARGO

El relevo en el Banco de España abre una nueva semana de incertidumbre

El relevo en el Banco de España abre una nueva semana de incertidumbre e interinidad en el organismo supervisor. PP y PSOE deberán negociar el procedimiento para elegir al nuevo gobernador: de forma directa, a propuesta del ministro de Guindos –opción que defiende Moncloa- o  con la comparecencia previa del candidato en el Congreso.

El anunciado relevo en el Banco de España, habida cuenta de que el actual gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, abandona el cargo el día 10 de junio, puede abrir un nuevo conflicto jurídico entre dos leyes sobre si el candidato debe o no comparecer previamente ante el Congreso para ser examinado.

Esta situación deriva de la Ley de 2006 de Conflicto de Intereses de los Altos Cargos, que dejó establecido que los candidatos a los órganos constitucionales y reguladores debe ser sometidos a un examen en el Congreso "con carácter previo al nombramiento" para certificar su idoneidad para el puesto y la ausencia de incompatibilidades.

El conflicto jurídico ya se produjo con el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, que no se sometió a examen previo porque el Gobierno, cuando le nombró, optó por seguir la ley específica de la institución, más antigua que la de 2006 pero de mayor rango por su carácter orgánico. Ante las protestas del PSOE, al final el Gobierno congeló el nombramiento hasta que Romay Beccaría compareció en el Congreso, donde pasó el examen sin problemas, y fue después cuando ya tomó posesión.

Con el Banco de España puede suceder ahora lo mismo. La ley del organismo regulador, de 1994, establece que el gobernador será nombrado por el Rey, a propuesta del presidente del Gobierno, y que, "con carácter previo", el ministro de Economía y Hacienda habrá de informar al Congreso sobre el candidato.

En cambio la citada ley de 2006 da a entender que quien debe ser examinado con carácter previo es el propio candidato a gobernador, pues habla de que el examen de idoneidad es exigible al "presidente y los miembros de los órganos rectores de cualquier organismo regulador y de supervisión".

La cuestión es que no hay mucho tiempo para decidir el procedimiento, habida cuenta de que Fernández Ordóñez ha anunciado su marcha para el día 10 y se espera que su sustituto esté ya en su despacho al día siguiente, lunes 11 de junio, cuando recibirá los resultados de las auditorías independientes sobre el sector financiero encargadas a dos empresas extranjeras.

Los ajustados plazos harían por tanto necesario que socialistas y 'populares' negociaran esta decisión a lo largo de esta próxima semana, especialmente si es necesario que el candidato comparezca en la Cámara baja, si bien la presidenta de la Comisión de Economía, Elvira Rodríguez, ha confirmado que este órgano no tiene prevista ninguna sesión hasta la semana siguiente.


Entre los nombres que se barajan para suceder a Fernandez Ordóñez figura el consejero del Banco Central Europeo, José Manuel González Páramo. Sobre la mesa también se encuentran las propuestas de cinco expertos financieros, el consejero del Banco de España Luis María Linde, el director de Asuntos Jurídicos del BCE, Antonio Saenz de Vicuña, el responsable de Asuntos Monetarios del FMI, José Viñals, el expresidente del ICO Fernando Becker, y el actual secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre.

El relevo en el Banco de España abre una nueva semana de incertidumbre
Comentarios