jueves 27/1/22
EL CONGRESO APRUEBA EL TECHO DE GASTO PARA LOS PGE

El PSOE no dará "un cheque en blanco" al Gobierno para nuevos recortes

El Grupo Socialista pregunta al Gobierno si va a incrementar los impuestos en 10.000 millones de euros y despedir a 200.000 funcionarios públicos para afrontar el nuevo objetivo de déficit impuesto por Bruselas. El PSOE augura la subida del IVA, despidos masivos en el sector público y un recorte "brutal" de la prestación por paro.

Montoro advierte a PSOE e IU de que "no es tiempo de pancartas"

El Congreso dio este martes su visto bueno con los votos de PP y UPN al techo de gasto para los presupuestos generales del Estado en 2012, durante un debate en el que el Gobierno se ha comprometido a intensificar aún más el ritmo de consolidación del déficit hasta dejarlo en el 5,3% del PIB.

En la sesión con la que se ha dado comienzo a la aprobación en las Cámaras de los presupuestos de este año, CiU, PNV, UPyD, CC y Foro se han abstenido, en tanto que el resto de los grupos, incluidos PSOE e IU, han votado en contra.

El techo de gasto para los presupuestos se ha fijado en 118.565 millones de euros, lo que implica una disminución del 4,7% respecto al de un año antes, con recortes previstos de una media del 12,5% en los gastos ministeriales. Además se ha dado el visto bueno al objetivo de estabilidad presupuestaria, en un texto que aún incluía el límite de déficit de 5,8% que aprobó el Consejo de Ministros, pero que tras el acuerdo de ayer con Bruselas será del 5,3%.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha pedido apoyo a los esfuerzos de consolidación fiscal y ha anunciado que será la administración central la que asuma el esfuerzo extraordinario de 5.000 millones requerido por el acuerdo con el Eurogrupo.

Pero el PSOE e IU han rechazado el techo de gasto y el objetivo de déficit pactado con Bruselas, a lo que Montoro ha respondido con la advertencia de que "no es tiempo de pancartas". Montoro ha negado categóricamente que el Gobierno planee enviar al paro a 200.000 trabajadores de la función pública, subir impuestos "injustos" como el IVA o dejar en la incertidumbre el sistema público de pensiones.

El portavoz socialista de Presupuestos, Joan Rangel, ha opinado que "las políticas excesivas de consolidación fiscal conducen al estrangulamiento", y ha preguntado si el Gobierno incrementará los impuestos en 10.000 millones y despedirá a empleados públicos. Por la mañana, la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, auguró la subida del IVA, despidos masivos en el sector público y un recorte "brutal" de la prestación por paro.

El portavoz socialista ha afirmado que con sus decisiones, “el Gobierno nos está aproximando a un precipicio al que pueden arrastrar también a la economía española, haciendo añicos el principio de igualdad y abocando al desmantelamiento de los servicios básicos del Estado del Bienestar, como la sanidad, la educación y la atención social”. “En definitiva”, ha concluido, “a la ruptura de la cohesión social”.

El portavoz de Presupuestos ha dicho que según los datos de la IGAE, los ingresos no financieros fueron de 104.145 millones de euros en 2011 (en términos de caja). “Ustedes estiman para 2012 con el PIB nominal, decreciendo un 0,8%, unos ingresos de 119.233 millones de euros. En definitiva, faltan 10.000 millones de euros y entendemos que esto no puede explicarse únicamente con la subida del IRPF. Por tanto, ¿nos pueden decir claramente si para materializar la previsión van a subir los impuestos en unos 10.000 millones de euros? Es este el momento procesal para despejar la duda, y no el día 30, salvo que responda a razones tácticas relacionadas con las elecciones andaluzas y asturianas”.

El cuadro macroeconómico también revela una reducción del 11,5% del consumo final de las administraciones públicas en 2012 (-2,2% en 2011). “Esto nos indica que es probable que haya una nueva reducción del salario de los empleados del sector público y una destrucción de empleo público”, ha señalado Rangel. “Si la opción es la segunda, ello podría implicar una reducción de más de 200.000 puestos de trabajo (Estado, CCAA, EELL y Empresas Públicas)”. Es decir, “un cuarto de millón de trabajadores públicos pueden irse a la calle” y, de hecho, “la reciente reforma del mercado de trabajo ya apunta en esa dirección, lo que no es casualidad”.

Si a todo lo anterior se le suma una reducción de la inversión pública del 40%, como ha anunciado el Ministro de Economía y Competitividad, el portavoz socialista ha afirmado que “se nos dibuja un panorama desolador para 2012; de hecho, un año perdido para el empleo”. “El objetivo de equilibrio de las cuentas de la Seguridad Social para este año nos preocupa, y nos gustaría que las previsiones que hace el Gobierno se cumplieran”, ha afirmado, para añadir que “aquí también sería bueno que aclarasen cómo van a quedar las prestaciones por desempleo, porque aquí tampoco los números cuadran”.

Por último, Rangel ha señalado que “el acuerdo que plantea el Gobierno ofrece tantas incógnitas y de tanto calado, que apoyarlo significaría firmarles un cheque en blanco. Y no lo vamos a hacer. Si teníamos dudas, el baile con Europa nos las ha aclarado definitivamente”.

El PSOE no dará "un cheque en blanco" al Gobierno para nuevos recortes
Comentarios