jueves 21/10/21

El PP se une a los sindicatos y tilda de "catastrófico" abaratar el despido

LUIS MARTÍNEZ
Cristóbal Montoro desautoriza a la patronal y asegura que, con esa medida, "el consumo caería aún más".
> "Es falso que se esté estudiando abaratar el despido"
> La urna neoliberal de Aguirre solivianta a los sindicatos
NUEVATRIBUNA.ES /Agencias - 04.03.2009

El portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, se alineó hoy con los sindicatos al considerar “catastrófico” el planteamiento de la patronal que pretende abaratar el despido como salida a la crisis, y tildó la medida defendida por los empresarios de “inapropiada” ya que “el consumo y la confianza caería aún más”, afirmó el portavoz del PP, en línea con las tesis defendidas por los sindicatos.

Montoro se desmarcó así de la línea defendida por el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, quien hoy mismo reiteró al Gobierno su petición de abaratar el despido. “Es imprescindible acometer esa reforma laboral para frenar la destrucción de empleo”, afirmó en unas jornadas sobre el fomento de la inversión tecnológica (I+D+i) inauguradas por la ministra de Ciencia, Innovación y Tecnología, Cristina Garmendia.

Además, Díaz Ferrán, que se presenta a la reelección al frente de la organización empresarial en las elecciones del próximo mes de abril, instó al Gobierno a “gobernar”, horas después de que la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, considerara que lo prioritario ahora no es hablar del despido, sino de cómo frenar la destrucción de empleo.

"Hemos de valorar la reforma laboral con mucha tranquilidad, con amplio consenso, con total consenso y, en todo caso, en un sentido estructural, porque cualquier reforma laboral que conduzca a un cambio de estructura tiene que ser para generar empleo", aseguró Rojo.

"Avanzar en algunos elementos vinculados al concepto de despido es posible, incluso, que no genere empleo sino que favorezca un mayor nivel de ajuste, de manera rápida, innecesaria y coyuntural", precisó.

Un año “excepcional”

Por otro lado, Díaz Ferrán afirmó que “hay posibilidades de cerrar un acuerdo” en la negociación colectiva con los sindicatos y negó que dicho acuerdo bilateral pueda condicionar la marcha del diálogo social, en el que además interviene el Gobierno.

Respecto a la negociación colectiva, Díaz Ferrán negó la posibilidad de que los salarios suban un 2 por ciento, en línea con la previsión de inflación, ya que éste, dijo, es un año “excepcional”. “Todos tenemos que ceder en nuestras posturas”, dijo. “Y esperemos que los sindicatos lo hagan”, añadió tras afirmar que la patronal ya lo ha hecho.

Díaz Ferrán también consideró "lógico y normal" que el Gobierno apruebe, previsiblemente este viernes, un paquete de medidas "urgentes" para frenar la destrucción de empleo y generar nuevos puestos de trabajo.

Puntualizó que desconoce con exactitud qué medidas de las siete que propondrá el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, podrían ser aprobadas por el Consejo de Ministros y reiteró que "muchas van en el camino acertado, otras son insuficientes y faltan muchas más".

El PP plantea facilitar el crédito y la contratación

Por su parte, el portavoz del PP, Cristóbal Montoro, dijo estar "lo mas lejos" de abaratar el despido y apuntó como medidas para la crisis en el entorno laboral la mejora de las relaciones laborales y la modernización de la negociación colectiva, al tiempo que planteó facilitar la contratación y la financiación a las pequeñas y medianas empresas.

En la conferencia organizada por "Los Diálogos de El Correo" y patrocinada por Cajasol sobre "La situación económica española: análisis y perspectiva", Montoro aclaró que "no está de acuerdo" con abaratar el despido, pues en un momento como el actual es "inapropiado" porque, según explicó, "el consumo y la confianza caería aún más".

Montoro añadió que España es "muy vulnerable" a la crisis por su déficit por cuenta corriente, ya que el país tiene necesidad de financiación exterior y "en crisis el país que mas necesidad tiene de financiación exterior es el que más sufre", por lo que instó al Gobierno a pagar la deuda "cuanto antes" para que la factura no la paguen las pymes y familias.

El portavoz del PP enumeró entre las medidas a tomar para superar la crisis la austeridad en el gasto público, rebajar los impuestos para emprendedores y autónomos, crear una ley de mercados para que las empresas que operan en España superen la normativa de cada comunidad autónoma y una política de competencias en sectores estratégicos.

Asimismo, indicó que la situación podría cambiar "a partir de 2011" aunque "esto depende de lo que se haga hasta entonces" y, además, señaló que "hay que evitar que la crisis se lleve lo mejor de nuestro aparato productivo".

Méndez replica a la OCDE

Por otro lado, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, advirtió hoy a la OCDE y a los empresarios que abaratar el coste del despido en estos momentos sería un "atropello", que agravaría la crisis y dificultaría aún más la salida de España de la actual coyuntura económica.

Méndez respondió de esta manera al ser preguntado por las recomendaciones de la OCDE a España para que flexibilice el mercado laboral y rebaje el coste del despido, dos demandas que coinciden con los planteamientos que viene defendiendo la CEOE.

El dirigente sindical subrayó que, pese a ser un organismo importante, la OCDE debería tener, "como mínimo", respeto a las normas laborales y a los tipos de contratos que existen en España. "A veces tengo la lamentable impresión de que se habla de oídas, porque incluso organismos tan respetables como la OCDE no analizan en profundidad los mecanismos que tiene el mercado laboral español. Al final a lo que van es al viejo tópico de abaratar el despido", criticó.

Méndez insistió en que, en el momento económico actual, recortar salarios, rebajar cotizaciones sociales y abaratar el despido provocaría una crisis "más profunda" y dificultaría la recuperación. "Son recetas que, además de extemporáneas e injustas, están equivocadas, vengan de donde vengan, por muy respetables que sean las instituciones que las emiten", añadió.

El secretario general de UGT reprochó además a la OCDE que ahora cuestione la normativa laboral española en una situación de destrucción de empleo, cuando la valoraba como buena en la época en que España encabezaba la creación de puestos de trabajo en Europa. "Y es la misma normativa, entonces y ahora", enfatizó.

Méndez aseguró que todos los organismos internacionales y financieros deberían reconocer que el problema de España no está en el mercado laboral, "que es la víctima", sino en la debilidad de la estructura productiva española. Ahí, dijo, es donde se debería plantear cualquier tipo de iniciativa.

En cualquier caso, el líder de UGT afirmó que el mercado laboral español tiene "todos los huecos ya resueltos", pues existe un contrato, el de fomento del empleo, cuya indemnización por despido improcedente (33 días por año trabajado) es inferior a los 45 días de los contratos indefinidos ordinarios. Ese contrato, precisó, ha funcionado y es el que debe utilizarse.

"Lo que no nos pueden intentar vender o colar es gato por liebre, es decir, fórmulas que agravarían aún más la crisis y que lo que pretenden arrancar es una vieja demanda de algunos sectores patronales y de algunas instituciones internacionales, que es acabar en España con la protección judicial en caso de despido. Lo que pretenden es cobrarse una doble pieza: abaratar el despido y eliminar la protección judicial", avisó.

El PP se une a los sindicatos y tilda de "catastrófico" abaratar el despido
Comentarios