miércoles 1/12/21
CANTABRIA SUPRIMIRÁ EL TRIBUTO

El PP prosigue con su política de eliminación del Impuesto de Sucesiones

El Ejecutivo cántabro se suma a la supresión del Impuesto de Sucesiones decretada ya por otras comunidades autónomas gobernadas por los ‘populares’. 

Cantabria prepara la supresión del Impuesto de Sucesiones. Con esta medida, el Gobierno cántabro se suma a la política iniciada por el PP en diferentes comunidades autónomas y que ha llevado a la Junta de Extremadura que preside José Antonio Monago a eliminar este impuesto, una supresión unida en este caso a la desaparición definitiva de otra tasa, el impuesto de solares. 

La nueva consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas, confirmó que Cantabria prepara la "práctica" supresión del Impuesto de Sucesiones y la erradicación de la tasa sobre las bolsas de plástico de un solo uso.

La supresión del impuesto se plasmará en las cuentas de 2012, las primeras que elabora el PP desde su regreso al Gobierno de Cantabria, junto a otras medidas de carácter fiscal.

Por su parte, el Partido Popular de Extremadura también aprovechará la Ley de Presupuestos Autonómicos 2012 para suprimir en la práctica el Impuesto de Sucesiones. El Ejecutivo extremeño ha aprobado ya la orden para redactar los presupuestos que incluirán además la desaparición definitiva del impuesto de solares.

La supresión de este impuesto en las comunidades gobernadas por el PP contrasta con las voces que piden un reparto más equilibrado de las cargas generadas por la crisis. Así, los sindicatos han instado al Gobierno a recuperar la capacidad recaudatoria de los impuestos de Sucesiones y de Patrimonio.

En la carta que remitieron al presidente del Gobierno el pasado viernes con propuestas “ante la gravedad de la situación económica española y europea”, los líderes de CCOO, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, advertían el Ejecutivo de que cualquier sacrificio de moderación salarial será «baldío» si no se acompaña de medidas de mejora de ingresos públicos.

En respuesta, la vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, reconoció que el Ejecutivo no hubiera eliminado el Impuesto de Patrimonio si hubiera sabido la profundidad que alcanzaría la actual crisis económica.

Sin embargo, expertos en fiscalidad destacan las ventajas que para el Gobierno tendría la recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio. Según Leopoldo Pons, del Consejo General de Colegios de Economistas, esta medida serviría, además de su poder recaudatorio, para legitimar subidas de impuestos posteriores más duras, como la que afectaría al IRPF.

Según los datos de la Agencia Tributaria, el Impuesto sobre el Patrimonio recaudó el último año en el que estuvo en vigor, en el ejercicio fiscal del 2007, unos 2.121 millones de euros, que aportaron algo más de 965.000 contribuyentes a las arcas públicas.

El PP prosigue con su política de eliminación del Impuesto de Sucesiones
Comentarios