#TEMP
miércoles. 29.06.2022
ABRE LA PUERTA A LA ABSTENCIÓN

El PP despeja el camino a la convalidación de la negociación colectiva

Los sindicatos advierten de que la reforma está "abocada al fracaso" porque se ha cerrado "a espaldas de la voluntad de las organizaciones sindicales y empresariales".

El PP ha anunciado que no votará a favor de la convalidación del real decreto ley de reforma de la negociación colectiva que el Gobierno llevará este miércoles al Pleno del Congreso, pero ha abierto la puerta a una abstención en lugar de votar en contra, despejando así el camino para que el texto sea ratificado, aunque sea únicamente con los 169 votos del PSOE.

El Grupo Socialista afirma que su formación cuenta ya con la mayoría suficiente para ver convalidado el decretoEl portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, ha comentado que su formación cuenta ya con la mayoría suficiente para ver convalidado el decreto. Es así porque CiU también ha anunciado su abstención y el PNV también parece decantarse por esa opción, aunque sigue negociando con los socialistas.

Tras la Junta de Portavoces, la portavoz del primer partido de la oposición en la Cámara Baja, Soraya Sáenz de Santamaría, ha proclamado que España necesita una reforma de la negociación colectiva, pero no la que el Gobierno llevará al Congreso y que, según ha subrayado, no cuenta con el acuerdo con empresarios y sindicatos, que son los que tienen que aplicarla.

"Siempre hemos pedido cambios en la negociación colectiva y ahora seremos coherentes, aunque ésta no es la reforma que necesita este país", ha proclamado la dirigente 'popular'. No obstante, Sáenz de Santamaría ha dejado abierta la puerta a la abstención de su grupo en función de "la capacidad negociadora del Gobierno".

CiU cree insuficiente el contenido

Por su parte, CiU ya ha avanzado que se abstendrá en la votación de convalidación de esta iniciativa, que se tramitará como proyecto de ley y a la que se podrán incorporar propuestas de los distintos grupos. "Oponernos a la tramitación sería tanto como oponernos a la propia reforma que siempre hemos reivindicado", ha apuntado el portavoz de los nacionalistas catalanes, Josep Antoni Duran i Lleida.

CiU considera que la flexibilidad interna ha quedado "muy relegada" en la propuesta del GobiernoDuran ha defendido que existe algún elemento en el decreto que merece una consideración "positiva", aunque su contenido general es "muy insuficiente y deficitario" con lo que no apoyarán su convalidación. "La consideramos simplemente un maquillaje porque el Gobierno no afronta de verdad la negociación colectiva", ha resumido.

En concreto, CiU considera que la flexibilidad interna ha quedado "muy relegada" en la propuesta del Gobierno, que tampoco regula la movilidad funcional ni liga salarios a productividad. A su juicio, esta reforma "empeora" alguno de los aspectos introducidos en la Ley de reforma laboral aprobada el año pasado e impone un sistema arbitral obligatorio cuando caduca un convenio colectivo que, según Duran, es de "dudosa" constitucionalidad.

Además, el nacionalista catalán ha lamentado que el real decreto no permita el "descuelgue" de las empresas de menor dimensión de los convenios colectivos, no contemple que los nuevos emprendedores deberían estar en los primeros años exentos de aplicación de los mismos y que no aborde el absentismo laboral.

PNV pone condiciones

También el PNV, a través de su portavoz en el Congreso, Josu Erkoreka, ha dejado claro que a priori no respaldará el real decreto sobre la negociación colectivo. Ha supeditado su apoyo a que el Gobierno se comprometa "por escrito" a renunciar a la primacía de los convenios estatales sobre los autonómicos.

Para los sindicatos, la negociación colectiva fortalece el poder empresarial, en perjuicio de los derechos de los trabajadoresEl nacionalista vasco ha recalcado que, tal y como está formulada la propuesta, el PNV no puede asumir la prevalencia que en la estructura de la negociación colectiva confiere el real decreto al espacio negociador estatal en detrimento de los autonómicos.

Por su parte, los tres diputados de Esquerra Republicana tienen claro que no apoyarán la convalidación de la reforma y se debaten entre la abstención y el voto en contra, dependiendo de la capacidad de maniobra del Gobierno en asuntos como la prevalencia de los convenios de empresa y la negociación social de ámbito autonómico.  

Desde IU-ICV, que cuenta con dos votos, ya han adelantado su rechazo a convalidar el decreto ley, en línea con las posiciones de los sindicatos.

UGT y CCOO avisan de que la reforma está "abocada al fracaso"

Por su parte, los sindicatos UGT y CCOO han advertido de que la reforma de la negociación colectiva del Gobierno, cuya convalidación será votada este miércoles en el Congreso de los Diputados, está "abocada al fracaso", puesto que se ha cerrado "a espaldas de la voluntad de las organizaciones sindicales y empresariales".

Según aseguran los sindicatos, "la negociación colectiva fortalece el poder empresarial en perjuicio de los derechos de los trabajadores", puesto que "incide en los aspectos más regresivos de la reforma laboral", contra la que ambos sindicatos han presentado una Iniciativa Legislativa Popular avalada con más de un millón de firmas.

Las organizaciones sindicales valoran el mantenimiento de la ultraactividad, pero manifiestan que la reforma planteada por el Gobierno mejora el margen de actuación del empresario en materias como el tiempo de trabajo y la movilidad funcional, y no avanza en la participación de los representantes de los trabajadores en estas decisiones de flexibilidad interna.

Además, denuncian que la reforma posibilita que en el ámbito de empresa se pueda regular a la baja las condiciones de trabajo, lo que va a generar un grave quebranto para los trabajadores y para la cohesión de las empresas del sector al facilitar que éstas compitan en debilitar las condiciones de trabajo y salarios de sus respectivos trabajadores.

El PP despeja el camino a la convalidación de la negociación colectiva
Comentarios