viernes 3/12/21

El PP cambia de 'pista' para tomar la delantera

ISABEL G. CABALLERO
El principal partido de la oposición no pasa por el aro del 'pacto global' y llevará al Congreso todas y cada una de las propuestas anticrisis elaboradas por su equipo económico al margen de la comisión negociadora. "Después de pasar por Zurbano podemos ir a Zurbarán", ironizó Cristóbal Montoro.
> Salgado cuadra el círculo del Pacto de Estado
> El PP reclama la paternidad del 'plan Salgado'
NUEVATRIBUNA.ES 03.03.2010

El objetivo del Gobierno de alcanzar un pacto global anticrisis va perdiendo fuelle a medida que avanzan los contactos bilaterales con las distintas fuerzas políticas. Una vez estudiado el documento elaborado por la vicepresidenta económica Elena Salgado, el ‘triunvirato’ gubernamental de la ‘comisión zurbano’ se reunía este miércoles por la mañana con PP y CiU a los que seguirán el resto de fuerzas con representación parlamentaria.

Tras dos horas de conversaciones con José Blanco, Miguel Sebastián y la propia Salgado, el principal partido de la oposición parece haber moderado su discurso inicial, aunque más en las formas que en el fondo.

El portavoz económico Cristóbal Montoro, flanqueado por Álvaro Nadal y Fátima Báñez (los que conforman el equipo económico del PP), salía en rueda de prensa en la sede nacional de su partido –a pocos metros del Palacio de Zurbano- para volver a pedir al Gobierno una “rectificación pública” de su política económica. El PP acudirá a todos los foros a los que sea llamado pero hay dos líneas rojas por las que no está dispuesto a pasar: la política impositiva con la subida del IVA y otros impuestos y el déficit presupuestario, dos condiciones que hacen imposible la consecución de un pacto general tal y como recordó Montoro.

El PP se ha marcado una estrategia que pasa por llevar el debate a la “práctica parlamentaria”. Montoro hasta se permitió una ironía al afirmar que “después de pasar por Zurbano, podemos ir a ver a Zurbarán” y el primer ejemplo práctico de esta aptitud se escenificará el próximo martes en el Pleno del Congreso donde se votará la toma en consideración de una proposición de ley del PP para reducir el IVA en la rehabilitación de viviendas. La medida cuenta con el respaldo de CiU y del propio Gobierno pero los caminos para su consecución son varios y el partido de Mariano Rajoy ha decidido tomar el que más conviene a sus intereses.

Si bien es cierto que el Gobierno no cede en retirar la subida del IVA, tal y como reiteró la propia Salgado, sí está dispuesto a hacer esa salvedad para obras de rehabilitación. De hecho es una de las propuestas que figuran en el documento inicial elaborado por el Ministerio de Economía y que el PP se arroga su autoría. CiU también la comparte pero, tal y como destacó Josep Sánchez Llibre, el Ejecutivo puede optar por la vía más rápida, es decir por decreto acogiéndose a la ley de las SOCIMI (sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria) en base a una enmienda del Grupo catalán. Sin embargo, el PP quiere que el partido del Gobierno se retrate en el Pleno sacando así esta iniciativa de la ‘comisión zurbano’ lo que daría al principal partido de la oposición un plus de delantera frente al Gobierno.

Montoro volvió a insistir en la necesidad de recuperar el equilibrio presupuestario cortando de raíz la “loca carrera de gasto público” y reordenar el sistema bancario que incluye la reforma de la LORCA (ley que regula las Cajas de Ahorro). En este último punto, el Gobierno quiere esperar hasta que finalice el plazo dado para el FROB, pero el PP insiste en subrayar que estos asuntos “no pueden esperar más”. Los populares apoyan la medida de los créditos del ICO pero no la consideran suficiente para inyectar dinero a Pymes y autónomos; y es que, desde Génova, se muestran convencidos de que Moncloa sólo está abierta a negociar “medidas de segundo orden” y no las grandes reformas estructurales que plantea el PP.

El escepticismo del PP contrasta con la positividad mostrada por Salgado y Blanco. La primera habló de una veintena de propuestas con las que supuestamente coincide el PP; mientras el segundo destacó que el partido de la derecha “ha moderado razonablemente sus críticas iniciales”. Montoro mostró un gesto de sorpresa porque si en algo coinciden es en los “títulos”, en los epígrafes de referencia del documento gubernamental, explicó.

No obstante, el Gobierno no se da por aludido y aunque Blanco dijo no entender porque el PP “tiene alergia a un pacto global”, precisó que “hay muchos puntos coincidentes” y “lugares” para conseguir un “amplio acuerdo”. Para ello parecen haber ganado la baza de CiU, cuya actitud, “muy constructiva” a decir del ministro de Fomento, se consumó en una imagen de unidad con los nacionalistas catalanes que podría seguir dando sus frutos en lo que resta de legislatura. Pero Convergencia i Unió tampoco muestra mucha fe en el pacto global aunque valora positivamente el hecho de que la ‘comisión zurbano’ pueda aportar confianza y credibilidad cara a la opinión pública, que es en definitiva el principal objetivo de la institucionalización de estas negociaciones, toda vez que se podían haber realizado en sede parlamentaria y no en el Palacio de Zurbano.

Además del IVA reducido para la rehabilitación de viviendas, otro de los asuntos que podría tener una salida rápida es la Ley de Morosidad, cuyo debate ya está fijado en comisión parlamentaria para el próximo 23 de marzo. Según Sánchez Llibre “hay voluntad” del Gobierno por lograr el consenso en esta materia, también por parte del PP, resolviéndolo en el ámbito parlamentario y adelantándose así al acuerdo global que salga de la ‘comisión zurbano’.

La clave es conocer si el Ejecutivo está dispuesto a empezar a andar con el “goteo” de medidas o si pretende esperar a los dos meses que se ha dado de plazo para las negociaciones políticas y conseguir la foto de unidad antes de pasar definitivamente a la acción.

Lo dicho. Continuará…

El PP cambia de 'pista' para tomar la delantera
Comentarios