#TEMP
lunes. 15.08.2022
SE REDUCIRÁN LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO

El Gobierno recorta el sueldo de los directivos de las cajas con ayudas y de las intervenidas

El Ejecutivo limita a 600.000 euros el sueldo de la cúpula en las entidades que han recibido ayudas públicas y a 300.000 euros en las que han sido intervenidas por el Estado.

El Gobierno ha limitado a 600.000 euros el sueldo de la cúpula en las entidades que han recibido ayudas públicas y a 300.000 euros en las que han sido intervenidas por el Estado, según anunció el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El Gobierno ha establecido un límite a los sueldos de las entidades financieras que han recibido ayudas públicas a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), organismo dependiente del Banco de España.

Así lo anunció el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que dio 'luz verde' a la reforma del sector financiero que, entre otras medidas, exige una provisión adicional a la banca por importe de 50.000 millones de euros.

Estas limitaciones serán aplicables tanto a las entidades beneficiarias de créditos del FROB a un tipo de interés del 7,75%, lo que incluye a las cajas que se integraron en grupos más grandes –como son como son BFA-Bankia, Banca Cívica, BMN y Caja España-, y las inyecciones de capital que han derivado en la intervención de las entidades –es el caso del Banco de Valencia, Catalunya Caixa, Unnim y Novagalicia- .

Según explicó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se fijan estas limitaciones de sueldo en las entidades que han recibido aportaciones de dinero público "del mismo modo que se fijan límites a las remuenraciones para casos donde el sector público tiene actividad".

Asimismo, el Gobierno ha acordado simplificar las estructuras de cajas de ahorros que no tengan actividad de crédito, por lo que éstas quedan limitadas a la asamblea general y al consejo de administración, con el fin de reducir los costes en las entidades.

El ministro además concretó que se obligará a las cajas que ya no ejercen como entidades de crédito a destinar el 90% de sus ingresos a la obra social, al tiempo que se simplifica el funcionamiento y la forma de convocatoria de los consejos.

El ministro también avanzó que el decreto ley de la reforma financiera rebaja del 50% actual al 25% el umbral de capital a partir del cual las cajas deberán convertirse en fundaciones.

Y aseguró que se retirarán ciertas exigencias, tales como auditorías y actividades de riesgo, precisamente por ceder su actividad bancaria a los bancos de los que son accionistas. "No tiene mucho sentido", apuntó.

El Gobierno recorta el sueldo de los directivos de las cajas con ayudas y de las...
Comentarios