#TEMP
domingo 22/5/22

El “ere encubierto” de Banesto se ceba con jóvenes y embarazadas

Alrededor de 70 sindicalistas de CCOO y UGT se han concentrado frente a la sede de Banesto de Toledo para denunciar los más de 300 despedidos que han ordenado. Mientras, las cuentas de este banco siguen engordando.
NUEVATRIBUNA.ES 26.10.2009

Ya son más de 300 despedidos los que ha llevado a cabo Banesto en Castilla La Mancha. Las cifras son todavía más desalentadoras cuando se conoce que la entidad no ha parado de acumular beneficios llegando a obtener un 2,3% más que el pasado año.

La acumulación de capital no ha sido suficiente para que Banesto decida deshacerse del personal que ha calificado como “prescindible”. Según denuncian Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) alrededor del 10% de esos despidos se han producido entre el medio millar de personas que trabajan en las 160 oficinas con que cuenta Banesto en Castilla-La Mancha.

El secretario de Organización de la Sección Sindical Estatal de CCOO en Banesto, Leandro García Corredera, opina que “lo que está haciendo Banesto es un ERE encubierto y el único motivo y el único objetivo es aprovechar el momento de crisis para mejorar la cuenta de resultados, máxime cuando la plantilla se encuentra con serias carencias de personal en las oficinas”.

Al igual que en el resto del país, los despedidos en Castilla-La Mancha “son jóvenes y mujeres embarazadas” denuncian los sindicatos. “Es inmoral e indigno y no lo podemos permitir. En estos tiempos de crisis en los que la defensa del empleo es el objetivo de toda la sociedad, Banesto fomenta una campaña de despidos contra sus trabajadores con el único objetivo de mantener sus abultados beneficios y poder mantener la retribución de su único accionista, el banco de Santander”, señala García Corredera.

En lo que va de año, Banesto ha obtenido un beneficio recurrente -que excluye cualquier ingreso extraordinario como ventas de participaciones o dotaciones voluntarias de provisiones- de 669,1 millones de euros, un 2,3% más que en el mismo periodo del año pasado. “Estos beneficios espectaculares, conseguidos con el esfuerzo continuo de sus empleados, han provocado una intensa campaña de persecución de los trabajadores que han designado como prescindibles”, explican desde CCOO.

Para denunciar esta situación, alrededor de de 70 sindicalistas de CCOO y UGT se han concentrado esta mañana ante la sede de Banesto en la plaza de Zocodover de Toledo para denunciar los despidos y exigir el cumplimiento del Acuerdo de Empleo firmado el 14 de Julio, por el que Banesto se comprometía a mantener los puestos de trabajo.



El “ere encubierto” de Banesto se ceba con jóvenes y embarazadas
Comentarios