<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 01.12.2022
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 3.9.2009

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, considera que los últimos signos de estabilización permiten dar por terminado el periodo de "contracción significativa" de la economía, por lo que calificó como "apropiado" el actual nivel de los tipos de interés y anunció que los economistas de la institución han mejorado sus previsiones para la economía de la zona euro tanto para el presente año, como para 2010.

En concreto, las nuevas previsiones del BCE auguran una contracción del PIB de la eurozona de entre el 4,4% y el 3,8% en 2009, mientras que el próximo año la actividad económica del bloque del euro podría oscilar entre una contracción del 0,5% y un crecimiento del 0,9%. De este modo, los economistas del instituto emisor europeo constatan la mejoría de las condiciones de la economía, puesto que sus últimos pronósticos estimaban una contracción de entre el 4,1% y el 5,1% en 2009, mientras que para 2010 se esperaba que el PIB oscilara entre una caída del 1% ó un crecimiento del 0,4%.

En la tradicional rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, el máximo responsable de política monetaria de la eurozona explicó que "los últimos datos respaldan nuestra opinión de que existen crecientes signos de estabilización en la actividad económica (...) en consonancia con la expectativa de que la significativa contracción económica ha terminado y será seguida por un periodo de estabilización y una recuperación muy gradual".

Desde el punto de vista de los precios, las previsiones del BCE también han sido revisadas al alza y apuntan que la inflación armonizada de la zona euro se situará en 2009 entre el 0,2% y el 0,6%, mientras que en 2010 podría alcanzar entre el 0,8% y el 1,6%.

Por otro lado, el banquero galo reiteró su llamamiento para que los bancos de la zona euro adopten las medidas necesarias para fortalecer su capitalización, incluyendo el aprovechamiento de las medidas excepcionales de apoyo al sector financiero puestas en marcha por los diferentes gobiernos. Asimismo, Trichet subrayó que, tras la decisión de mantener los tipos en el 1%, la tasa de interés que será empleada en la próxima operación de refinanciación a doce meses, que tendrá lugar el 30 de septiembre, será la de las operaciones principales de refinanciación.

El BCE da por terminado el tiempo de "contracción"
Comentarios