lunes 29/11/21

El arranque del Diálogo Social se aplaza, pero con el aviso de que “no habrá más retrasos”

Zapatero acepta la petición de los agentes sociales de suspender dos semanas la aprobación de medidas laborales.
> Los agentes sociales piden un aplazamiento
NUEVATRIBUNA.ES/ L.M.- 21.01.2010

El Consejo de Ministros no estudiará este viernes, como estaba previsto, las nuevas medidas laborales que Zapatero anunció el pasado 30 de diciembre . La prórroga, solicitada ayer por los agentes sociales, concede a éstos más tiempo para zanjar el pacto de salarios y ponerse luego a negociar los cambios laborales.

El Ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, confirmó hoy que el Gobierno retrasa hasta el 5 de febrero la aprobación de medidas laborales, tal y como ayer le solicitaron los agentes sociales, concentrados como están en la firma de un pacto salarial para los próximos años. Sin embargo, el titular de Trabajo advirtió de que “no habrá más retrasos” en la aprobación de este documento que servirá de base para la posterior negociación en la mesa de Diálogo Social.

Corbacho recordó que el Diálogo Social debe “dar respuesta a lo que los ciudadanos tienen como principal preocupación, que es la crisis económica”.

Empresarios y sindicatos se afanan ahora en firmar un pacto de convenios que restablezca la confianza, rota tras el inicio de la crisis económica. Los sindicatos pretenden evitar que la recesión se salde con una pérdida de derechos de los trabajadores, y, en concreto, con el abaratamiento del despido, largamente demandado por la patronal. Por su parte, CEOE pretende reformar la estructura de la negociación colectiva, que provoca alzas salariales en plena recesión e impide, en su opinión, a las empresas adaptar sus costes a la evolución del ciclo económico.

En cuanto al Gobierno, el Presidente tendrá que enfrentarse a nuevas críticas que le lloverán por el retraso en la adopción de medidas. En este sentido, los sindicatos achacaron ayer a la presidencia europea las prisas de Zapatero por tomar medidas. En cambio, los empresarios recordaron la larga lista de organizaciones que demandan reformas laborales como única vía de salida de la crisis.

Entre las posibles medidas que se adoptarán, destaca un plan de empleo destinado a los jóvenes y a los parados de larga duración, una reorientación de las bonificaciones a la contratación –una partida en la que España gasta 3.000 millones de euros anuales-, así como la apertura a las empresas de trabajo temporal (ETT) de sectores vedados hasta ahora, como la Construcción y la Sanidad.

Los empresarios exigirán también una rebaja en las cotizaciones a la Seguridad Social, un asunto que el Gobierno se niega a tratar y que remite al Pacto de Toledo, según dijo el martes el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, quien recordó que en Alemania la Coalición vencedora en las últimas elecciones se comprometió a mantener las cuotas por debajo del 40 por ciento, mientras que en España no alcanzan el 30 por ciento. También los sindicatos se oponen a esta rebaja

Por otro lado, el Gobierno ha propuesto simplificar la estructura del Diálogo Social compuesta por 23 mesas –diez de ellas, el núcleo duro- y cuya complejidad ha resultado “poco eficaz”, según reconoció el secretario general de CEOE, José María Lacasa. Por ello, “hemos pedido una reunión en petit comité para revisar esta estructura y sus contenidos”, añadió el miércoles tras la reunión de los agentes sociales con Corbacho.

Tras la reunión, Lacasa destacó que la patronal considera importante reformar la estructura de la negociación colectiva, así como dotar de mayor “flexibilidad” al mercado de trabajo, combatir el absentismo y fomentar la contratación de los jóvenes.

Por su parte, los sindicatos consideran prioritario un cambio en el modelo productivo, abrir una mesa para participar en el pacto educativo que impulsan PP y PSOE, así como reforzar sectores como la industria y la energía, según detalló el secretario de acción sindical de CCOO, Ramón Górriz, quien pidió además una reforma de la Ley Concursal.

El secretario de acción sindica de UGT, Toni Ferrer, demandó más esfuerzo al Gobierno en las materias que constituyen el llamado Diálogo Social Reforzado, entre ellas, la energía, la industria, la sanidad y la innovación. “Se habla mucho de lo laboral pero se olvida todo lo relativo al cambio de modelo productivo”, incidió, tras pedir además una reforma de los servicios públicos de empleo.

El arranque del Diálogo Social se aplaza, pero con el aviso de que “no...
Comentarios