#TEMP
domingo. 26.06.2022
LA AFILIACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL TAMBIÉN CAE

El ajuste fiscal deja cerca de 130.000 nuevos parados, sobre todo en servicios

CCOO achaca la subida del paro al "durísimo ajuste" impulsado por el Ejecutivo en materia de salarios públicos e inversiones para reducir el déficit público. Por su parte, Trabajo asegura que el "mal" dato "no rompe" la tendencia a la baja en la destrucción de empleo, que está "llegando prácticamente al final".

nuevatribuna.es | 02.02.2011

El paro creció en enero en casi 131.000 personas, una cifra superior a la registrada el primer mes del pasado año; y que este año ha afectado sobre todo a los Servicios, en todas las comunidades autónomas. Las ciudades de Barcelona, con 19.000 nuevos parados, y Madrid, con 10.500 nuevos parados, registraron los mayores incrementos del desempleo en un mes tradicionalmente malo para la contratación, que se dejó sentir también en las cifras de afiliación a la Seguridad Social.

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar enero en más de 4,2 millones de personas, tras subir en 130.930 desempleados, con un aumento porcentual del 3,2 por ciento respecto al mes de diciembre, informó este miércoles el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

En concreto, el volumen total de parados alcanzó en enero la cifra de 4.231.003 desempleados, su nivel más alto en toda la serie histórica comparable, que arranca en 1996, y el más elevado, por tanto, de los tres años de crisis que arrastra ya España.

Pese a ello, la subida del desempleo en enero ha sido ligeramente superior a la experimentada en el mismo mes de 2010, en el que las listas de las oficinas públicas de empleo sumaron 124.890 desempleados. En enero de 2009 se registraron 198.838 desempleados más, y en igual mes de 2008 la cifra fue muy similar a la de 2011, con 132.378 nuevos desempleados.

La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, ha reconocido que la cifra del paro es "negativa" y ha recordado que enero suele ser un mes malo para el empleo.

No obstante, Rodríguez ha destacado que, gracias al acuerdo social alcanzado con sindicatos y empresarios, se va a poder atender mejor a las personas en desempleo, ayudándolas a estar mejor preparadas y dándoles protección económica.

LOS SERVICIOS SUFREN LA MAYOR CAÍDA

Por sectores, el paro subió en enero en todos ellos, pero sobre todo en los servicios, que acaparó más del 80 por ciento de los nuevos parados. Así, este sector registró en el primer mes del año 105.080 desempleados más (+4,4 por ciento). Le siguieron el colectivo sin empleo anterior, que sumó 10.019 parados (+2,8 por ciento); la industria, con 8.266 desempleados más (+1,7 por ciento); la construcción, que registró 5.275 parados más (+0,7 por ciento), y la agricultura, con 2.290 desempleados más (+1,8 por ciento).

En enero, el paro aumentó en todas las comunidades autónomas, menos en Baleares, donde bajó en 562 personas. Las subidas estuvieron encabezadas por Cataluña, con 26.950 desempleados más, Andalucía (26.622 parados más) y Comunidad Valenciana (12.485 parados más).

Por provincias, el desempleo sólo descendió en Baleares y subió en las 51 provincias restantes, especialmente en Barcelona (+19.399 parados) y Madrid (+10.540).

EL AJUSTE FISCAL PASA FACTURA, SEGÚN TOXO

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado ha reconocido que la subida del paro en enero en casi 131.000 personas es "un mal dato", aunque ha recalcado que enero es "siempre" un mes malo para el empleo.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha achacado el nuevo incremento del paro en enero al "durísimo ajuste" impulsado por el Ejecutivo en materia de salarios públicos e inversiones para reducir el déficit público, al tiempo que ha advertido una vez más de la "atonía" provocada por la situación de las entidades financieras.

"El aumento del paro es algo más, no mucho, pero es más", indicó Toxo en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, en el que se refirió al "efecto combinado" producido en las familias por los recortes y la congelación del crédito.

Por su parte, UGT cree qu el aumento del paro confirma la falta de eficacia de la reforma laboral a la hora de crear empleo. El sindicato que dirige Cándido Méndez tilda de “inútil” la reforma que entró en vigor parcialmente en junio y piensa que no corregirá “los desequilibrios” que sufre el mercado de trabajo. “Los recortes de gastos e inversiones no van a propiciar el relanzamiento de la economía y del empleo”, zanjó el sindicato.

RODRÍGUEZ: "ESTÁ CLARAMENTE BAJANDO POCO A POCO"

Mientras tanto, la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, ha asegurado que el "mal" dato de paro de enero resultaba "perfectamente previsible" por motivos estacionales, pero ha precisado que "no rompe en absoluto la tendencia" apuntada por el Gobierno de que el ritmo de destrucción de empleo "está claramente bajando poco a poco y llegando prácticamente al final".

Por su parte, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha recordado que enero es un mal mes para el empleo, ya que incluso en etapas de crecimiento económico, la afiliación cae por los contratos que se interrumpen con el paréntesis navideño y que luego se reanudad a mediados de mes.

Granado se refería así a los datos de afiliación a la Seguridad Social, que cerró enero con un descenso medio de 223.143 afiliados (-1,27 por ciento), con lo que el total de ocupados, en términos promedios, se situó en 17.361.839 cotizantes, informó el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

El retroceso de enero en la afiliación es inferior a los descensos que se registraron en los mismos meses de 2010 y 2009, cuando la afiliación cayó en casi 260.000 y 350.000 ocupados, respectivamente.

El ajuste fiscal deja cerca de 130.000 nuevos parados, sobre todo en servicios
Comentarios