Nuevatribuna

Economía y actividad especulativa

La economía española se está desacelerando y, si las previsiones de los más pesimistas son correctas, pronto podría entrar en recesión.

La economía española se está desacelerando y, si las previsiones de los más pesimistas son correctas, pronto podría entrar en recesión. En este escenario, y en un mundo en el que las finanzas y lo digital van de la mano, son cada vez más las personas que ven en el trading una alternativa de autoempleo.

No obstante, al tratarse de una actividad especulativa, una de las mayores preocupaciones de los traders es proteger la seguridad de sus operaciones. Para ello, debemos ser conscientes de la importancia de utilizar el ‘Stop Loss’ en nuestras operaciones.

STOP LOSS

El término ‘Stop Loss’, formado por las palabras anglosajonas ‘Stop’ y ‘Loss’, significa nada más y nada menos que “parar la pérdida”. Los operadores utilizan este tipo de orden bursátil para reducir pérdidas, y es muy útil debido a que nos permite saber de antemano cuál es nuestra pérdida máxima al abrir una operación.

Dependiendo de si el bróker garantiza el nivel de ejecución, podemos tener una orden ‘Stop Loss’ “Garantizada” o “No Garantizada. Dependiendo de cómo se ejecute una operación, podemos distinguir entre “Stop Loss clásico” o “Trailing Stop”. El bróker también puede imponer una distancia mínima entre el precio de los activos y el nivel de ‘Stop Loss’. En este caso, nos referimos a una orden de ‘Stop Loss’ “con distancia mínima” o “sin distancia mínima”.

Antes de incursionar en el mundo del trading, debemos entender que éste y la inversión en el mercado de valores es un negocio que entraña riesgo, por lo que debe estar enmarcado en una buena gestión de riesgos y con órdenes colocadas. A veces, los traders que apenas comienzan pecan de imprudentes y no trazan estrategias, no toman conciencia de los fondos que tienen para operar, o no saben diferenciar entre ‘Stop Loss’ o Trailing Stop, entre otros errores. Esta forma de hacer las cosas termina, muy a menudo, en cuantiosas pérdidas.

Los principales factores que debemos tener en cuenta cuando queremos utilizar un ‘Stop Loss’ son los siguientes:

  1. El horizonte temporal de tu inversión (Scalping, Day Trading o una inversión a largo plazo)
  2. El mercado en el que inviertes (Forex, índices, acciones o materias primas)
  3. La volatilidad diaria del instrumento de trading en el que inviertes o especulas.

Como todo en la vida, el ‘Stop Loss’ también tiene ventajas y desventajas que deben estudiarse antes de utilizarlo. Lo más positivo de esta herramienta, evidentemente, es que puede ayudarte a limitar tus pérdidas, así como ayudarte a elaborar una estrategia de trading. Asimismo, te ayuda a gestionar la parte “emocional” del trading y simplifica tu operatoria.

En el lado negativo, nos encontramos con que utilizar el ‘Stop Loss’ tiene coste en algunos brokers. Además, si está muy ajustado y hay muchas operaciones cercanas abiertas, las posiciones podrían cerrarse con demasiada frecuencia y producir pequeñas pérdidas debido a la volatilidad del mercado financiero.

Que el ‘Stop Loss’ tenga algunas desventajas no quiere decir que no haya que usarlo, simplemente hay que estudiarlo y aprender cómo utilizarlo, debido a que es una herramienta súper útil si quieres disminuir tus pérdidas al operar en el mundo del trading.