<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 03.02.2023
SE ABRE EL DEBATE PARA LA CONFERENCIA POLÍTICA

Dirigentes del PSOE piden una profunda reforma fiscal

El documento, al que ha tenido acceso nuevatribuna.es es una de las aportaciones para la conferencia política del PSOE que se celebrará en otoño. El fin de la energía nuclear y la reforma de la Constitución para mejorar la ley electoral son algunas de sus propuestas. Piden programa de izquierdas y una buena dosis de autocrítica.

Rubalcaba, junto a Narbona y Caldera en la reunión del comité electoral del PSOE celebrada este jueves en Ferraz.

“Las medidas de ajuste han recaído sobre pensionistas y funcionarios, pero no ha habido medidas fiscales que afectaran en la misma proporción a las mayores rentas de capital o sociedades”La era post Zapatero es ya una realidad en la familia socialista. El candidato a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha convertido en la gran promesa, el único capaz, no ya de mantener el barco a flote, sino de recuperar voto con su anunciado 'giro a la izquierda'. El último barómetro del CIS ha insuflado ánimo al PSOE que recorta distancias con el PP. 

El PSOE ha entrado de lleno en un debate interno que desembocará en la Conferencia Política de finales de septiembre, de donde saldrá el programa electoral para las próximas Generales, un debate en el que cada vez son más las voces que piden repensar el proyecto con una llamada seria a la autocrítica.

Esta es una de las principales conclusiones del documento firmado por destacados dirigentes socialistas bajo el título ‘Progresando con la Izquierda’. En el texto, al que ha tenido acceso nuevatribuna.es se reconoce la “complejidad” que para los socialistas suponen las elecciones legislativas tras una derrota sin parangón en las del 22M. Los dirigentes que firman el documento (como aportación a la conferencia política) consideran que el plan de ajuste llevado a cabo por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, adolece de una adecuada estrategia de comunicación y, aún peor, de desequilibrios sociales.

“Las medidas de ajuste han recaído sobre pensionistas y funcionarios, pero no ha habido medidas fiscales que afectaran en la misma proporción a las mayores rentas de capital o sociedades”, dice el documento donde se insiste en la necesidad de que los “sacrificios de la crisis” no recaigan en quienes más la están padeciendo.

Esa situación –aseguran- ha provocado una “desafección” y una “fragmentación” del electorado socialista y también un “desencuentro” con los sindicatos, así como la aparición “de un fuerte movimiento de protesta ciudadana protagonizado sobre todo por jóvenes del 15M”.

El documento está firmado inicialmente por más de una veintena de dirigentes socialistas (que irá ampliándose) encabezados por el secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, procedente del antiguo partido Nueva Izquierda, y ha sido remitido al candidato Rubalcaba y a Cristina Narbona, encargada de la ponencia marco que el PSOE presentará en su cita de otoño. En él se plantea la necesidad de hacer una propuesta electoral “nítidamente de izquierda” -para movilizar al electorado-, que “establezca el reencuentro con nuestro electorado sobre los principios de igualdad, redistribución de la riqueza, crecimiento y creación de empleo, profundización y apertura democrática”.

Reforma fiscal progresiva

La primera cuestión de fondo que plantean estos dirigentes es la necesidad de una reforma fiscal progresiva. “La economía necesita ser dinamizada para una recuperación sostenida y sostenible. Ello implica abordar, en sustitución de la constante apelación a la deuda, la cuestión de fiscalidad, de la imposición progresiva, como instrumento redistribuidor sano y justo” y que sirva para mantener el Estado de Bienestar y las políticas públicas.

En este sentido piden recuperar el Impuesto de Patrimonio para las grandes fortunas y el de Sucesiones; suprimir o reestructurar deducciones del Impuesto de Sociedades; deducción en el IRPF de una parte de los gastos en servicios de autónomos; creación de una tasa para la emisión de CO2; un impuesto para la banca y una tasa para las transacciones financieras; propuestas que en parte ya han sido adelantadas por Rubalcaba.

En el marco de la Unión Europea, los firmantes del documento apuestan por que los socialistas europeos se desmarquen de las políticas llevadas a cabo por Merkel, Cameron o Sarkozy y apelan por partidos y sindicatos fuertes que sirvan de freno a la realidad del momento, “una dirección política mayoritariamente en manos de la derecha”. También proponen la creación de un Fiscal Europeo que defienda los intereses económicos de la UE y “persiga la criminalidad transnacional”.

El fin de la energía nuclear

El documento también hace mención a la energía nuclear que “deberá desaparecer en 2028” siendo sustituida por energías renovables. Con el objetivo de incentivar la creación de empleo –el principal problema de España- y amortizar la deuda contraída proponen la creación de un Banco Español de Inversiones, de carácter público.

El documento recoge dos de las principales reivindicaciones hechas por los ‘indignados’. Por un lado, facilitar la transparencia de los poderes e instituciones públicas por medio de una ley de acceso libre a la información; presencia de los representantes de los consumidores en los consejos de administración de las grandes empresas; y la creación de una Agencia de Defensa del Consumidor de productos financieros.

Por otro lado, el documento aboga por una reforma de la ley electoral profunda que requerirá la modificación de la Constitución. Al respecto, y tal y como ya ha adelantado Rubalcaba, mencionan el modelo alemán con listas abiertas y reforma del Senado. La limitación a tres de los mandatos en todos los poderes públicos; la reducción del número de firmas para la Iniciativa Legislativa Popular hasta 100.000 (ahora está en 500.000); y una ley de financiación local como instrumento para controlar los planes urbanísticos y luchar contra la corrupción son otras de las propuestas abordadas.

Dirigentes del PSOE piden una profunda reforma fiscal
Comentarios