lunes 29/11/21

Díaz Ferrán: ovación dentro y pitos fuera

El presidente de la CEOE ha repetido la jugada del pasado mes de diciembre, cuando puso su cargo a disposición de los miembros de la dirección de la patronal y éstos se la rechazaron. El aplauso de los vicepresidentes ha bloqueado cualquier posible debate sobre su continuidad.
NUEVATRIBUNA.ES - 20.1.2010

Mientras decenas de trabajadores de la quebrada aerolínea propiedad del jefe de la patronal se manifestaban en el exterior de la sede de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán ha informado a la Junta Directiva de la patronal sobre la situación de la compañía y ha rematado su intervención con la frase "por si alguien quiere pedir mi dimisión o tiene algo que decir". La respuesta ha sido un aplauso "cerrado" de todos los miembros de la Junta.

Según un portavoz de la organización, Díaz Ferrán ha expresado su "intención y voluntad" de seguir al frente de la CEOE y ha abierto el turno de palabra por si alguno de los asistentes a la Junta quería intervenir y opinar sobre el asunto. Nadie ha querido decir nada y lo único que se ha escuchado ha sido una "ovación" al dirigente empresarial.

Frente a las críticas que la gestión del presidente de los empresarios había despertado entre algunos de sus colegas, en las últimas semanas Díaz Ferrán ha ido sumando apoyos hasta llegar a la noche del martes, unas horas antes de la reunión de la Junta Directiva, cuando consiguió que sus 21 vicepresidentes, reunidos en una cena, le expresaran su total respaldo para que siga liderando la patronal.

En cualquier caso, el ambiente en la sede de CEOE, este miércoles, ha sido más relajado que el que reinó en la Junta del pasado 16 de diciembre, cuando se acababa de conocer un impago de Díaz Ferrán a Caja Madrid de más de 26 millones de euros y unos días antes de la retirada de la licencia de vuelo y de la quiebra de Air Comet, que fue cerrada el 21 de ese mismo mes. En aquella ocasión, Díaz Ferrán puso su cargo a disposición de la Junta que le dio su apoyo..

Quienes no se relajan son los trabajadores de la aerolínea que se han concentrado para exigir que se les paguen las nóminas que no han cobrado durante meses. El representante del Comité de Empresa de Air Comet, Mario Alberich, ha explicado que el reciente acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para los 666 trabajadores de la compañía permitirá a los trabajadores cobrar el paro, pero "no los atrasos que les deben". Air Comet, por lo visto, insiste en que no tiene ningún activo para hacer frente a esta deuda, ni aviones ni edificios, por lo que esperan que al menos el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) se haga cargo de este pago.

Los trabajadores han lanzado gritos en contra de Díaz Ferrán y de las propuestas de la patronal en el diálogo social, y han coreado lemas como el de "Trabajar sin cobrar es la reforma laboral".

La compañía aérea cesó realmente en sus actividades el pasado 22 de diciembre, tras la inmovilización de su flota de aviones por parte de un juzgado británico, que los embargó al no hacer efectiva la compañía una deuda que mantenía con el banco alemán Nordbank. Como consecuencia, cerca de 7.000 pasajeros que tenían reservas para los días siguientes (en plenas fechas de Navidad) se vieron perjudicados. El Ministerio de Fomento tuvo que fletar varios vuelos especiales para repatriar a los clientes afectados y puso en marcha un dispositivo para atenderlos.

Aunque la demanda interpuesta por los consumidores no ha sido admitida a trámite, los problemas de Díaz Ferrán con la Justicia pueden estar aún por venir si la Fiscalía decide mover ficha contra él. Además, no parece que Air Comet vaya a ser la única empresa quebrada de todas las que tiene en propiedad. Aún así, el presidente de CEOE será el máximo representante de los empresarios españoles en las próximas citas con los ministros de Trabajo europeos, durante la presidencia española de la UE.

Díaz Ferrán: ovación dentro y pitos fuera
Comentarios