#TEMP
domingo 29/5/22

Díaz Ferrán confía en las ayudas públicas para salvar Air Comet

L.M.
La aerolínea propiedad del jefe de la patronal, sin liquidez tras encargar 73 aviones en los primeros compases de la crisis.
> Díaz Ferrán rechaza fallos en la gestión
NUEVATRIBUNA.ES- 14.10.2009

El presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, está demostrando una excepcional capacidad para separar sus problemas privados de la gestión derivada de su cargo de presidente de CEOE. Así, mientras Díaz Ferrán ha retrasado como líder de la patronal la entrada en vigor de una rebaja de cuotas a la Seguridad Social para todas las empresas –retrasada por la ruptura del Diálogo Social en julio-, en Air Comet, la aerolínea que controla junto a su socio Gonzalo Pascual, Díaz Ferrán ha solventado el pago de esas cuotas de una manera radical, es decir, sin hacer frente a los pagos.

Solventado esos impagos a la SS, los problemas persisten para Díaz Ferrán que se enfrenta a la paralización de la aerolínea el próximo sábado, tras la convocatoria de huelga por parte del comité de empresa, donde aseguran que la aerolínea adeuda a sus trabajadores los salarios de los meses de agosto y septiembre, al menos a los trabajadores del ‘handling’, los encargados de transportar la carga a los aviones.

Las amenazas de huelga frente a los impagos de salarios aparecen de forma constante en los últimos tiempos en la empresa propiedad del presidente de la patronal, a quien los sindicatos y el Gobierno responsabilizaron en julio del fracaso del Diálogo Social.

Así, Díaz Ferrán se enfrenta ahora a una nueva huelga en su compañía, tras lograr solventar el paro convocado en septiembre por los pilotos, abortado por la dirección de la empresa con la promesa de cumplir los compromisos firmados con los pilotos, según informó el sindicato Sepla.

Semanas después, los problemas de los trabajadores para cobrar sus salarios persisten en la empresa propiedad del presidente de CEOE. Según el comité de empresa, el incumplimiento de los pagos afecta a toda la plantilla, en total 900 trabajadores, entre técnicos de mantenimiento, administrativos, pilotos y tripulantes de cabina.

No obstante, los 150 trabajadores responsables del acarreo de maletas y carga son uno de los colectivos más afectados. "Los trabajadores tienen que pagar las hipotecas, la luz, el teléfono, echar gasóleo para ir a trabajar o comprarse el abono de transporte para acudir a su puesto de trabajo. Con 800 euros al mes se vive al día", asegura José Antonio Fernández, presidente del Comité de Empresa.

En cambio, la empresa afirma que precisamente el personal de 'handling' "es el que mejor se encuentra ahora mismo y el menos perjudicado", en relación a una menor demora en el pago de los sueldos, al tiempo que advierten sobre un posible incumplimiento de los servicios mínimos.

SALVACIÓN PÚBLICA

Díaz Ferrán espera ahora que la salvación de la aerolínea bajo su control y el de Gonzalo Pascual llegue de la mano de las ayudas públicas. Según un portavoz de Air Comet, la aerolínea prevé ingresar un crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO) "a medio plazo", mientras que los dueños de Marsans "se están moviendo" para conseguir líneas de financiación globales para el grupo.

Asimismo, la dirección de la aerolínea sigue negociando un acuerdo con Aerolíneas Argentinas. "Hay muchos frentes abiertos asociados con grandes cifras financieras", recalcaron dichas fuentes.

Además, desde la aerolínea también aseguraron que Air Comet, tras haber atravesado "problemas" para abonar sus cuotas a la Seguridad Social, ha retomado el pago fraccionado y los acuerdos que mantenía con anterioridad. "Hay una deuda pero ya se ha retomado el pago fraccionado", recalcaron dichas fuentes.

PEDIDO DE AVIONES A AIRBUS

Al parecer, Díaz Ferrán debe sumar su nombre a la larga lista de personas a quienes la crisis pilló por sorpresa, incluso meses después de iniciarse en el verano de 2007. Eso explica que, meses después, la aerolínea propiedad del presidente de los empresarios españoles encargara un voluminoso pedido a a la constructora aeronáutica Airbus, que incluía 73 aviones, entre ellos cuatro A380 y 42 A320, valorados en cerca de 5.200 millones de euros.

Así, los cuatro primeros aviones fueron recibidos por la compañía en las fechas previstas, mientras que los restantes serán aplazados "hasta que la situación se normalice".

Hoy, casi dos años después, la compañía se encuentra sin liquidez, los empresarios han tenido que salir para desmentir los rumores sobre una posible venta y, según los trabajadores, “el combustible de los aviones se carga con nuestro salario para poder salvar a la compañía", dijo ayer el comité de empresa.

Por otro lado, Díaz Ferrán también ha tenido que enfrentarse a una investigación del Tribunal de Cuentas a cuenta de las ayudas oficiales recibidas en la compra de Aerolíneas Argentinas por parte de Air Comet. El presidente del máximo organismo fiscalizador, Manuel Núñez, acudió hace semanas al Parlamento para presentar un informe en el que insistía sobre las presuntas irregularidades detectadas en el proceso de venta de Aerolíneas Argentinas , y, en concreto, en las ayudas recibidas por el empresario procedentes del sector público.

Así, el órgano fiscalizador apunta que SEPI aportó 220 millones de euros a la sociedad Interinvest --propietaria de Aerolíneas y bajo control de Air Comet-- que debían haber sido destinados al pago de pasivos con el compromiso de capitalizar los créditos en Aerolíneas Argentinas en un plazo determinado.

Sin embargo, Air Comet destinó parte de este importe, en concreto 200 millones de euros, a la compra de estos pasivos pero, según la información del Tribunal de Cuentas, ni la SEPI ni Air Comet acreditan que dichos pasivos hayan sido finalmente aportados a los fondos propios de Aerolíneas Argentinas.

En sus última apariciones públicas, el presidente de la CEOE criticó la subida de impuestos prevista por el Gobierno y defendió la indemnización millonaria que percibirá el ex directivo José Ignacio Goirigolzarri tras su marcha del BBVA.

En su opinión, el caso de Goirigolzarri, se trata "de un tema absolutamente privado".

Díaz Ferrán confía en las ayudas públicas para salvar Air Comet
Comentarios