#TEMP
lunes 23/5/22

Díaz Ferrán batalla para salvar Viajes Marsans y los restos de la quebrada Air Comet

El líder de la patronal solicita ayudas públicas en forma de avales y asegura que su papel como negociador con el Gobierno es “independiente” de la situación que atraviesan algunas de sus empresas.
NUEVATRIBUNA.ES- 15.04.2010

Todo mal vuelve. Así, las extravagantes declaraciones de Gerardo Díaz Ferrán, que en diciembre pasado afirmó que nunca compraría un billete de su propia compañía Air Comet, se vuelven ahora en su contra y contra los 4.000 trabajadores que el jefe de la patronal y su socio Gonzalo Pascual tienen contratados en Viajes Marsans.

Según UGT, Díaz Ferrán no dispone ya de crédito “ni en los personal ni en lo económico” para salvar de la quiebra a una de las agencias de viajes más antiguas de España. Fuentes empresariales explicaron hoy a nuevatribuna.es que centrales de compras y hoteles estarían exigiendo a Viajes Marsans el pago por adelantado de algunos servicios para continuar negociando paquetes turísticos con la compañía, cuya quiebra supondría al Erario Público 130 millones de euros, según afirma UGT.

La compañía ha conseguido a duras penas liquidar la nómina de marzo -retrasada por “problemas técnicos”, según la dirección de Viajes Marsans. Tras la marcha del anterior gestor, José Maria Lucas, es el propio Gonzalo Pascual quien se ha puesto al frente de la compañía, encabezando un gabinete de crisis que se reúne tres veces por semana en un intento desesperado por salvar la compañía, según publica este jueves Expansión.

La marcha del ex director general, José María Lucas, añade incertidumbre sobre la viabilidad de Viajes Marsans. En fuentes empresariales, se subraya el hecho de que Lucas no abandonara hace unas semanas la compañía con destino a una nueva empresa, sino para evitar enfrentarse a posibles problemas que surgirían cuando se destape la verdadera situación de Viajes Marsans.

Díaz Ferrán y Pascual han recurrido al apoyo del Estado para aliviar al situación de la empresa cuya actividad “no está garantizada en la temporada de verano”, según señala el responsable del sector de UGT, Miguel Ángel Cilleros.

Fuentes del sindicato confirmaron hoy que la compañía ha solicitado avales a la estatal Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE) , de control público. Por su parte, UGT pidió ayer al Gobierno que libere una línea de avales de entre 40 y 50 millones de euros, de los cuales la mitad se destinarían al touroperador Mundicolor, también con problemas de liquidez. Esta ayuda se sumaría al crédito de 36 millones de euros arrancado hace apenas un mes a un conjunto de bancos acreedores de la agencia.

Como es habitual, Viajes Marsans tendrá que liquidar sus pagos corrientes con el gestor aéreo IATA el día 15 de este mes de abril. Un posible impago pondría de nuevo en el disparadero a una de las empresas del líder de la patronal, en un momento en que los patronos deciden su apoyo al proceso de negociación abierto en la mesa del Diálogo Social, donde se sientan además Gobierno y sindicatos. Sin embargo, Díaz Ferrán insistió ayer en que la situación de sus empresas es “independiente” de su papel como líder de la patronal CEOE.

Las dificultades que atraviesa Viajes Marsans, que cerró el último ejercicio fiscal con ventas de 720 millones de euros y un beneficio neto de 7,56 millones, aparecen después del cierre en diciembre de la aerolínea Air Comet y de la liquidación hace unos días de Seguros Mercurio.

La aerolínea dubaití Emirates Airlines se encuentra detrás del interés mostrado por un fondo luxemburgués, representado en España por Batalla Juanola, por adquirir Air Comet, según confirma hoy El Economista. El diario, que asegura haber tenido acceso a una carta relacionada con este proceso de negociación, afirma que Royal Emirates Group, de quien depende Emirates Airlines, ha solicitado, sin embargo, más información sobre las deudas de la aerolínea española y de su situación contable.

Air Comet ha recurrido la decisión de Fomento de revocar la licencia de explotación de la aerolínea. Con este recurso ante los Juzgados de lo Contencioso Administrativo de Madrid, fechado el 5 de abril, la compañía trata de salvar uno de los activos más valiosos de la empresa, como son las rutas del Atlántico.

En caso de tener nuevos dueños, recuperar la licencia de explotación permitiría a la aerolínea retomar las operaciones de vuelo. Siempre que haya alguien dispuesto a comprar sus billetes.

Díaz Ferrán batalla para salvar Viajes Marsans y los restos de la quebrada...
Comentarios