viernes 22.11.2019
ALEMANIA, DISPUESTA A UTILIZAR EL FONDO DE RESCATE

Los Veintisiete buscan una salida para estabilizar la deuda de España e Italia

Los líderes europeos preparan en la cumbre que ha empezado este jueves medidas a corto plazo para estabilizar los mercados de deuda española e italiana utilizando el fondo de rescate.
Rajoy y el primer ministro italiano, Mario Monti.
Rajoy y el primer ministro italiano, Mario Monti.

España está abierta a cualquiera de las opciones que están sobre la mesa para rebajar la presión sobre su deuda soberana y no da prioridad a ninguna de ellas, según han asegurado hoy fuentes de La Moncloa.

Los países de la zona del euro trabajan actualmente en cuatro ideas principales para responder a corto plazo a las dificultades de financiación de países como España, que este jueves vio como su prima de riesgo cerraba en 542 puntos y su bono a diez años cerca del 7 %, un umbral que en otras ocasiones ha significado un rescate.

Las discusiones se desarrollan en varios encuentros que tienen lugar en paralelo a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y con la vista puesta en la reunión de los líderes del euro que se celebrará el viernes también en Bruselas.

En las citas de este jueves participan, entre otros, el director general del Tesoro español, Íñigo Fernández de Mesa, y el secretario de Estado de la Oficina Económica de La Moncloa, Álvaro Nadal, según han indicado fuentes diplomáticas.

Sobre la mesa figura la posibilidad de que los fondos europeos de rescate compren deuda soberana en el mercado primario de aquellos países en problemas que estén cumpliendo con sus compromisos de reforma, tal y como ha planteado el primer ministro italiano, Mario Monti.

También se debate, según confirmaron las fuentes de La Moncloa, la posibilidad de recapitalizar de forma directa los bancos españoles, es decir, sin pasar por el Estado y por tanto limitando el impacto del préstamo en las cuentas públicas y la deuda soberana.

El tercer gran asunto que la eurozona discute es la posibilidad de modificar las normas del fondo de rescate permanente (conocido como MEDE) para que no tenga categoría de acreedor preferente, como ocurre con el fondo temporal (FEEF).

El MEDE, que será el fondo encargado de canalizar el préstamo a España una vez entre en vigor, tendrá a priori preferencia para el cobro frente a otros acreedores, lo que plantea dudas a los inversores privados y se considera un peligro para la sostenibilidad de la deuda soberana.

Al debate se ha sumado en las últimas horas la propuesta de Finlandia para que los países bajo presión emitan bonos de deuda garantizada, respaldados por bienes del Gobierno o por determinados ingresos fiscales. España está por el momento estudiando esa propuesta, según las fuentes.

Para Italia, el otro país protagonista del debate, la idea finlandesa "no es útil" y no serviría para "resolver los problemas" ni podría avanzar como alternativa a los eurobonos, según fuentes de ese país.

España, por el momento, defiende "un compromiso para garantizar la sostenibilidad de la deuda, por la vía que sea", han señalado fuentes de La Moncloa. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se mostró hoy confiado en que la cumbre de dos días en Bruselas tome "alguna decisión" para solventar el problema.

"En estos momentos el precio del crédito a España es evidentemente muy caro y yo creo que la Unión Europea y la Unión Económica y Monetaria tienen que ser conscientes de que esto es así, y de que alguna decisión habrá que adoptar", dijo Rajoy a su llegada a un encuentro previo del Partido Popular Europeo. Cualquier otra medida "no sirve para nada si no nos podemos financiar", advirtió el jefe del Ejecutivo español.

Rajoy alertó de que España está pagando "unos precios demasiado elevados" y aseguró que "hay muchas instituciones públicas españolas que ni siquiera pueden financiarse".

Los Veintisiete buscan una salida para estabilizar la deuda de España e Italia
Comentarios