CONTESTA CARLOS CRUZADO | GESTHA

¿Cuáles son los riesgos de hacer la declaración de la renta mediante el móvil?

Esta aplicación móvil presenta algunas limitaciones, puesto que no todas las opciones existentes en la página web de la AEAT aparecen en la pantalla del smartphone o la tablet.

Como consecuencia de la usabilidad de la app, muchos contribuyentes podrían olvidar incluir información fiscal relevante de la que pudieran sacar tajada, dado que el diseño de la aplicación invita a validar el borrador sin revisarlo exhaustivamente.

Desde el jueves pasado y hasta el próximo 2 de julio quienes así lo deseen pueden acercarse a las oficinas de la Agencia Tributaria para hacer su declaración de la renta de manera presencial. La AEAT ya ha devuelto casi 2.500 millones de euros a 3,7 millones de personas. Para la presente campaña se prevén 217.000 declaraciones más que el año pasado y, según los últimos datos, 149.000 contribuyentes han presentado su declaración con la nueva aplicación móvil, que constituye la principal novedad de la campaña de este año.

Pues bien, la app –que se puede descargar desde el pasado 15 de marzo- permite confirmar y presentar el borrador, pero no modificarlo. Por ello, los contribuyentes más familiarizados con las nuevas tecnologías y que hayan presentado, o vayan a presentar, la declaración a través de esta aplicación deberían tener en cuenta algunos de los riesgos asociados, ya que una confirmación apresurada, como la que incentiva esta forma de cumplir con Hacienda, puede llevar a desaprovechar algunas deducciones importantes.

Y es que esta aplicación móvil presenta algunas limitaciones, puesto que no todas las opciones existentes en la página web de la AEAT aparecen en la pantalla del smartphone o la tablet. En este sentido, y como consecuencia de la usabilidad de la app, muchos contribuyentes podrían olvidar incluir información fiscal relevante de la que pudieran sacar tajada, dado que el diseño de la aplicación invita a validar el borrador sin revisarlo exhaustivamente.

De ahí, que el hecho de no poner la lupa sobre el mismo y no examinarlo en profundidad podría traducirse en el olvido de incluir gastos deducibles de los rendimientos del trabajo, como las cuotas sindicales y a colegios profesionales; así como de repasar deducciones autonómicas con las que podrían lograrse significativos ahorros de dinero, en función de la Comunidad de residencia; gastos para los contribuyentes derivados de los estudios de los hijos; costes de alquilar una vivienda…

Asimismo, otros olvidos que podrían jugar en contra de los intereses de los contribuyentes que validen su borrador desde la app están relacionados con la titularidad de los inmuebles, las ganancias de patrimonio o las alteraciones de la situación familiar –si se hubieran producido nacimientos, defunciones o cambios del estado civil que no estuvieran reflejados-.

En resumidas cuentas, únicamente deberían presentarse mediante esta aplicación móvil las declaraciones más sencillas y que  no requieran de modificación alguna, ya que a pesar de que la tecnología suela concebirse como un aliado en la era del todo conectado, su uso descontrolado puede convertirla en un enemigo que, en este caso, nos impida obtener ventajas fiscales que nos puedan corresponder. Por ello, conviene tener especial cuidado a la hora de rendir cuentas al fisco, pues ésta es la principal cita que el contribuyente tiene con Hacienda a lo largo del año. Y los errores o descuidos pueden pagarse caros.


gestha200

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)