viernes 03.07.2020
CONTESTA CARLOS CRUZADO | PRESIDENTE GESTHA

¿Cuáles son los errores y omisiones en la declaración de la renta que te pueden hacer perder deducciones?

La Agencia Tributaria ya ha devuelto 65 millones de euros a 144.500 contribuyentes

¿Cuáles son los errores y omisiones en la declaración de la renta que te pueden hacer perder deducciones?

Aunque la Campaña de la Renta 2015 no lleva ni dos semanas en marcha, la Agencia Tributaria ya ha devuelto 65 millones de euros a 144.500 contribuyentes, según los datos hechos públicos estos días por el organismo. Esto supone que los ciudadanos se están dando prisa en completar sus borradores para recibir cuanto antes la esperada devolución, una de las causas que motivó el colapso de Renta Web en el primer día de Campaña y, con él, que salieran a la luz datos sensibles de numerosos contribuyentes.

Y es que las prisas no son las mejores compañeras de viaje a la hora de hacer la declaración, ya que la necesidad de cobrar rápido la devolución puede llevarnos, precisamente, a que esa cantidad sea inferior de lo que realmente nos corresponde. Actualmente, uno de cada tres borradores de la renta que reciben los contribuyentes contienen errores u omisiones, los cuales pueden dejarnos sin recibir buena parte de la devolución.

Y es que normalmente solemos pensar que el borrador que nos llega desde Hacienda está perfecto y solo tenemos que validarlo, cuando la realidad es bien distinta. Es imprescindible revisar bien el contenido para comprobar que todos nuestros datos fiscales están correctos.

Pero, ¿cuáles son los errores y omisiones más frecuentes que contienen los borradores? Al hilo de lo comentado, las omisiones en las que más incide la AEAT se dan a la hora de incluir ciertas deducciones, sobre todo las autonómicas, que normalmente son desconocidas por el contribuyente, lo que le impide acceder a importantes deducciones fiscales y ayudas que habitualmente tienen que ver con los gastos de enseñanza y estudios o con determinados donativos al autoempleo.

Por otra parte, en muchas ocasiones el borrador que nos envía la AEAT no incluye los cambios que se han producido en nuestro estado civil o en nuestra familia, sobre todo los nacimientos, lo que puede hacer que nos dejemos deducciones por el camino, sobre todo, una vez más, las de origen autonómico. Igualmente, deben tenerse en cuenta las situaciones de minusvalía, tanto personales como familiares. En los casos de separación o divorcio, deben reflejarse las pensiones compensatorias entre cónyuges y las anualidades por alimentos a los hijos, siempre que no se tenga derecho a percibir mínimos por descendiente, pues ambos conceptos aumentan el importe de la devolución.

En el ámbito de la vivienda, aunque este año desaparece la deducción por alquiler estatal, solo es para los contratos firmados a partir del 1 de enero de 2015, mientras que en el caso de la adquisición de vivienda se retiran las ayudas a las hipotecas firmadas desde el 1 de enero de 2013. Además, también se debe comprobar que en el borrador constan las donaciones realizadas durante el año o si estás afiliado a algún partido político, pues esto también te reportará una mayor devolución.

De este modo, lo más importante a la hora de hacer la declaración de la renta es parar el reloj un rato y dedicar al borrador el tiempo suficiente hasta asegurarnos de que están incluidos todos los datos que pueden hacer que nos beneficiemos de las ayudas y deducciones que nos corresponden.

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

¿Cuáles son los errores y omisiones en la declaración de la renta que te pueden hacer...