#TEMP
lunes. 08.08.2022

Crece el descontento social ante una reforma laboral que entra en vigor este domingo

El otoño arranca con un clima muy revuelto por la crisis económica y las impopulares reformas llevadas a cabo por el Gobierno socialista. La nueva ley que modifica las normas del mercado laboral entra este domingo en vigor a diez días de la huelga general. Por su parte, la derecha, liderada por el PP, ve un momento propicio para endurecer su campaña antisindical.
NUEVATRIBUNA.ES 18.09.2010

El verano sólo ha sido un paréntesis del cada vez mayor descontento social por la crisis económica y las reformas acometidas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La reforma laboral a la que el Congreso dio luz verde el pasado 9 de septiembre -tan sólo tres meses después de que el Consejo de Ministros aprobara el anteproyecto-, entra en vigor este domingo tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Despido objetivo con 20 días de indemnización que podrá justificarse por pérdidas “actuales y previstas” o la “disminución persistente del nivel de ingresos”; despido justificado en caso de absentismo laboral con un 20% de las jornadas hábiles durante dos meses consecutivos, o el 25% a lo largo de cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año; reducción de 100 a 30 días del 'periodo de gracia' del que disponen los desempleados para rechazar cursos de formación sin ser penalizados; y las modificaciones en el marco de la intermediación laboral de las empresas de trabajo temporal (ETT's) y las nuevas agencias de colocación, son algunos de los principales cambios introducidos en la reforma del mercado de trabajo.

La ley entra en vigor diez días antes de que se celebre la huelga general del 29 de septiembre convocada por las principales centrales sindicales. CCOO y UGT incrementarán en los próximos días su campaña con actos y vídeos de protesta contra la reforma laboral. Los líderes sindicales, José Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez han hecho también un llamamiento a pensionistas y jubilados para que se sumen a la protesta ante la más que previsible reforma de las pensiones anunciada por el Gobierno antes de que finalice el año.

En medio del debate sobre los derechos laborales, otros colectivos como la Guardia Civil, han salido a las calles para exigir mejoras en sus condiciones de trabajo. Miles de agentes se manifestaron este sábado en Madrid exigiendo al Ministerio de Interior una respuesta a sus reivindicaciones en una marcha a la que acudieron Toxo y Méndez.

El sector de la minería también vive días convulsos por el impago de nóminas y la incertidumbre de un futuro incierto en el carbón, que ha llevado a los mineros a la huelga junto con protestas y huelgas de hambre.

El escenario amenaza una paz social que hasta ahora parecía salvaguardada, mientras los sectores de la derecha ultraconservadora aprovechan la ocasión para arremeter contra los sindicatos y cercenar los derechos de los trabajadores a la representación sindical tal y como está haciendo el Gobierno de Esperanza Aguirre en Madrid.

Crece el descontento social ante una reforma laboral que entra en vigor este domingo
Comentarios