domingo 24/10/21

Corbacho acusa a MAFO de "parcial" y CCOO le califica de "trasnochado"

Las palabras del gobernador del Banco de España pidiendo una reforma “urgente” del mercado laboral han provocado un aluvión de reacciones. Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, se han pronunciado inmediatamente en contra y el propio ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha descalificado las afirmaciones de la máxima autoridad del banco emisor.
> Zapatero aclara a MAFO que "ese no es el camino"
> MAFO pide una reforma laboral "urgente"
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS | 12.2.2009

Corbacho ha reprochado a Miguel Ángel Fernández Ordóñez que “siempre sea un poco parcial en sus análisis" y le ha pedido que en sus reflexiones y recetas tenga en cuenta también al sistema financiero. Sus palabras, concretamente, han sido: "El gobernador del Banco de España siempre hace unos análisis un poco parciales y además siempre nos recomienda recetas a los demás (...) Si el señor Fernández Ordóñez considera que tiene que haber reformas laborales, yo le pediría que la próxima vez coloque en el análisis otras cosas, sobre todo del sector financiero".

En definitiva, el titular de Trabajo ha querido dejar claro en sus declaraciones a la Cadena SER que el Banco de España debe ocuparse de lo que le compete, es decir, de analizar el papel que jugó el sector financiero en el modelo económico que ahora se ha desplomado y de ver qué cambios deben operarse en el sector financiero para que no se vuelvan a repetir los problemas actuales. Eso sí, el ministro ha reconocido que, gracias al control ejercido por el Banco de España y por su gobernador, los bancos y cajas españolas no se han visto "tan contaminados como otros" en el contexto de la actual crisis financiera.

La prioridad es frenar el despido

En cuanto a la situación del mercado laboral en España, Corbacho ha asegurado que “a diferencia de lo que dice el señor Fernández Ordóñez", el problema que tienen hoy las empresas españolas es la caída de la demanda, la falta de expectativas y sobre todo la ausencia de liquidez. En ese contexto, el ministro opina que lo prioritario es frenar el despido, no abaratarlo como propone la patronal: “No es razonable que ésta sea la prioridad" en un país que ha perdido un millón de puestos de trabajo, lo cual, por otra parte, demuestra que "el mercado laboral español no es tan rígido" como sostienen algunos.

Celestino Corbacho admite que todo eso no quita para que España deba abordar en un futuro reformas laborales en un sentido más amplio. “Pero empecemos por determinar ha seguido diciendo- cuál debe ser el patrón de crecimiento de futuro, qué papel debe jugar el sistema financiero, a quiénes se les van a dar más créditos..".

En cualquier caso, Corbacho recordó a Fernández Ordóñez que el origen de esta crisis se halla en el sistema financiero, no en el mercado laboral. En cuanto a cómo va la concesión del crédito, el ministro señaló que, aunque los bancos dicen que sí han abierto más el grifo, hay casos en los que muchas pymes siguen teniendo problemas para acceder a financiación. "No quiero con esto echarle la culpa a los bancos, -ha señalado- pero las reflexiones no sólo hay que dirigirlas hacia el mercado laboral, también hacia el sistema financiero y qué puede hacer éste para ayudar a la economía española".

Tesis “inoportunas y trasnochadas”

En cuanto a los sindicatos, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo ha arremetido contra las "absolutamente desafortunadas, inoportunas" y "trasnochadas" tesis del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, sobre el mercado laboral, que -ha dicho- ya es "excesivamente flexible". "Algunas personas tienen la misma receta desde hace veinte años, que les sirve en situaciones de crecimiento fuerte de la economía, como han sido los últimos catorce años o en situaciones de recesión", ha manifestado el dirigente sindical, para quien "algo falla, algo no encaja cuando uno puede decir lo mismo en una coyuntura y en la otra".

Toxo ha subrayado que la crisis económica en España no tiene su origen en el mercado laboral, "que es excesivamente flexible" como lo demuestra la rapidez con la que se destruye empleo, sino que hay que cerrar compromisos en relación con la negociación colectiva, enviar mensajes que permitan a las empresas dotarse de un marco de estabilidad y exigir la canalización del crédito sobre todo a las pymes. "Otras recetas sólo persiguen aprovechar de manera oportunista una situación de alarma social como la que vive el país para arrimar el ascua a su sardina", ha dicho y ha apuntado su sensación de que lo único que se ha modernizado en España es el discurso de los sindicatos.

Por último, ha garantizado el "rotundo rechazo" de su sindicato si la CEOE pone encima de la mesa medidas como el abaratamiento del despido planteado por la patronal madrileña y ha expresado su confianza en el compromiso que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le ha planteado en privado y en público sobre el mantenimiento de la protección social a las personas afectadas por la crisis.

Mejorar el funcionamiento del mercado de trabajo

El caso es que la del gobernador del Banco de España no ha sido la única voz que se ha alzado en las últimas horas a favor de una reforma laboral. También el comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, ha abogado por abrir "inmediatamente" un debate "sereno y equilibrado" para lograr un mercado de trabajo en España "que funcione mejor". "Es obvio que el mercado laboral en España no funciona bien", ha señalado Almunia en declaraciones a RNE, y ha apostado por que "cada uno ponga los esfuerzos y los compromisos que tiene que poner para tener un mercado de trabajo que funcione mejor".

El comisario ha recordado que España es en estos momentos el país de la Unión Europea que tiene más tasa de paro "con bastante diferencia", y ha asegurado que, "por desgracia" las previsiones para este año y para 2010 "no son nada halagüeñas". En opinión de Almunia, la situación del mercado de trabajo en España no se puede entender completamente si no se analiza el sistema productivo del país, donde ha habido un exceso de actividad ligada a la vivienda "que ha introducido elementos de temporalidad y precariedad en las contrataciones". En este sentido, ha indicado que lo importante es reflexionar sobre el modelo de crecimiento en España.

Entre las cuestiones a debatir, ha citado el sistema financiero, la situación económica, el funcionamiento del mercado de trabajo y del sector servicios y que los mercados de productos y bienes sean capaces de mejorar su productividad, para que España pueda tener una balanza comercial con capacidad de reducir el endeudamiento exterior y que la competitividad mejore. Y ha añadido que "toda medida proteccionista" hay que rechazarla "con energía": "Debemos tener claro que no debemos permitir que la crisis acabe con lo que ha evolucionado la UE".

Soluciones para la banca

El comisario europeo se ha mostrado a favor de encontrar soluciones comunes para el sistema bancario, aunque "la situación de partida no es la misma". Los bancos ingleses o escoceses han tenido problemas "muchísimo más serios" que los de la banca española, en general: “En España tenemos la suerte de tener un sistema bancario más sólido, por lo que está aguantando mejor la situación económica, lo que no quiere decir que no tenga problemas, que también los tiene".

Almunia ha defendido que frente a estos problemas los responsables bancarios contribuyan con su esfuerzo profesional y personal, "dando ejemplo" y ha admitido que “es obvio que hay razones que explican que en una situación tan difícil como la actual no pueden dar crédito en las mismas condiciones y con la misma generosidad con la que los venían dando en los momentos de gran crecimiento".

Corbacho acusa a MAFO de "parcial" y CCOO le califica de "trasnochado"
Comentarios