miércoles 23/9/20

CCOO y UGT denuncian el "enfoque contradictorio" del Gobierno

Los sindicatos mayoritarios españoles promueven, junto a la alemana DGB, el desarrollo de una Europa donde los derechos sociales tengan prioridad sobre las libertades económicas. En definitiva, piden que se ponga a las personas por delante de los mercados.
NUEVATRIBUNA.ES 01.03.2010

La crisis tiene dos salidas. Y el Gobierno español no se decide, y ha optado por transitar por ambas vías simultáneamente. Para los sindicatos, así se resume el “contradictorio” enfoque que mantienen en el gobierno dos posiciones fundamentales, como son las del presidente Zapatero y la de su ministra de Economía, Elena Salgado. Mientras Zapatero aboga por mantener los estímulos hasta que la recuperación esté clara, la ministra promueve un recorte que pone en peligro la salida de la crisis, afirman las centrales sindicales.

En un documento interno, distribuido tras escuchar la posición de Elena Salgado en la cumbre del Diálogo Social Macroeconómico celebrada el pasado mes de febrero, las centrales sindicales denuncian el “enfoque contradictorio” que, en su opinión, mantienen los dos miembros del Gobierno ante las dos posibles salidas de la crisis. En concreto, para Comisiones Obreras, es peligroso que España haya iniciado la retirada de estímulos, pese a ser el único país entre los grandes que se halla todavía en recesión.

El sindicato recuerda que Zapatero prometió mantener el apoyo a la economía hasta que se consolidara la recuperación, y alerta contra los planes impulsados por el equipo que lidera Elena Salgado. A su juicio, el recorte de 5.000 millones de euros contenido en el plan de acciones urgentes recortará sobre todo inversión pública, algo “inaceptable”, en su opinión.

DERECHOS VS. LIBERTADES

Por otro lado, UGT, Comisiones Obreras y la alemana DGB –el principal sindicato europeo en volumen de afiliados-, han abogado en un documento conjunto por evitar que “la reducción de los déficits se cargue sobre todo sobre las espaldas de los trabajadores”. Por eso, piden que la Unión Europea asegure que “los derechos sociales fundamentales tengan precedencia sobre las libertades económicas”.

En este sentido, exigen a las autoridades europeas que el sector financiero se ponga “al servicio de la economía real” y exigen que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento sea “más flexible pero al mismo tiempo más sólido”, afirman, tras abogar por que la Comisión Europea (CE) relaje sus criterios sobre déficit y deuda que deben cumplir los Estados (un 3 por ciento de déficit máximo en 2013, en el caso de España.)

Además, las centrales sindicales españolas y alemana exigen “poner a las personas en primer lugar, no a los mercados”, ya que, afirman, “este es el verdadero sentido de Europa”. Y concluyen: “Sin progreso social ni garantías de derechos sociales fundamentales no es posible conseguir una economía social de mercado estable”.

Respecto al sistema financiero, los sindicatos piden que se implante una tasa europea sobre las transacciones “como instrumento contra los movimientos especulativos” y exigen que se profundice en la integración política y económica de la Unión. “Europa no va a poder competir en la globalización promoviendo la disminución de los salarios y el deterioro de las condiciones de trabajo”, concluyen.

CCOO y UGT denuncian el "enfoque contradictorio" del Gobierno
Comentarios