sábado 4/12/21

CCOO defiende el uso de las prejubilaciones contra la "torpe" campaña del Gobierno

El sindicato asegura que, en el caso de la banca, el retiro anticipado no ha supuesto "costo para el erario público" y acusa al Ejecutivo de "distraer la atención" por intentar cerrar el grifo de las prejubilaciones en pleno proceso de reestructuración de las cajas.
> IU pide blindar la jubilación a los 65 años
> Méndez rechaza "una reforma laboral contundente"
> La semana "horrible" de Zapatero
NUEVATRIBUNA.ES - 07.02.2010

El secretario general de Comfia-CCOO, José María Martínez, defendió este domingo que las prejubilaciones en el sector financiero no suponen "un costo para el erario público", pues las empresas o los propios trabajadores "mantienen sus cotizaciones a la Seguridad Social, hasta alcanzar la edad de jubilación".

"Las prejubilaciones en el sector financiero se han soportado en exclusiva por las empresas con cargo a sus reservas, en un momento, y contra las cuentas de resultados, ahora", argumentó el secretario general del sindicato mayoritario en bancos y cajas de ahorro.

Por el contrario, José María Martínez argumentó que estos acuerdos han permitido "rejuvenecer las plantillas" y "mejorar la eficiencia y la productividad". A su juicio, este hecho "ha sido clave para el desarrollo, crecimiento e internacionalización" de la industria financiera española.

A su juicio, el debate de las prejubilaciones planteado por el Gobierno es un intento de "distraer la atención social" ante una reforma del sistema de Seguridad Social que calificó de "torpe" y "precipitada".

Para la organización sindical, lo más grave en estos momentos es la necesaria reestructuración sectorial que afecta principalmente a las cajas de ahorro. "Aprovechemos para innovar pero sin despreciar las medidas que nos han ido bien en el pasado y produjeron una banca fuerte y con proyección internacional", defendió Martínez.

"OPOSICIÓN FRONTAL"

Aparte de la situación de la banca -que en el caso de las cajas se saldará con miles de empleos perdidos a consecuencia del proceso de reestructuración ya en marcha-, el sindicato aprovechó hoy para cargrar contra la propuesta del Gobierno de alargar la edad de jubilación.

Así, el secretario de Acción Sindical de Comisiones Obreras, Ramón Górriz, destacó este domingo la "oposición frontal" del sindicato a la "precipitada" propuesta del Gobierno de alargar la edad de jubilación hasta los 67 años desde los 65 actuales, motivo por el que se movilizará junto a UGT antes de que acabe el mes.

En declaraciones a Punto Radio, Górriz explicó que, con las movilizaciones, los sindicatos pretenden demostrar que son "totalmente contrarios" a esta propuesta y presentar sus alternativas para reformar el sistema de pensiones.

En cuanto a la posibilidad de convocar una huelga general, Górriz se limitó a decir que hay que esperar a que la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo finalice sus trabajos y plantee sus recomendaciones y propuestas que, en cualquier caso, nunca deben estar orientadas a la obligatoriedad de alagar la vida laboral.

Recordó que el 80% de los españoles y la mayoría de los grupos políticos está en contra de una iniciativa que el Gobierno ha anunciado para "calmar las comunicaciones subjetivas" de algunas instituciones que no fueron capaces de prever la crisis económica y que ahora dictan recetas para superarla.

REFORMA LABORAL

Sobre la reforma laboral, Górriz rechazó la puesta en marcha de medidas que afecten a la contratación, apostó por plantear iniciativas que generen confianza y consideró que las reformas planteadas han dejado "clara" la necesidad de que los interlocutores reflexiones y lleguen a acuerdos, pero no desde la imposición y el abaratamiento del despido.

Por su parte, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ofreció este domingo al PP la posibilidad de que se una a la propuesta de reforma laboral realizada por el Gobierno de la Nación, tras instarle a que "no azuce el malestar" de los ciudadanos.

"No somos responsables de la crisis, pero tenemos la responsabilidad de no habernos dado cuenta de que la economía financiera asfixiaba a la productiva. Hay que adoptar en el mercado de trabajo reglas de futuro", concluyó.

De otro lado, el presidente del PP, Mariano Rajoy, pidió el domingo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que comparezca ante el Congreso para que explique "a todos los españoles" su política económica, y su plan para sacar a España de la crisis pero "sin engaños".

En la plaza de toros de Atarfe (Granada), hasta donde hoy se acercaron unas 15.000 personas de toda Andalucía, el líder de los populares pidió al Gobierno que "deje de generar alarma" y de hacer anuncios "sin contenido" como el de la reforma laboral.

"NO ESTOY A FAVOR DEL DESPIDO LIBRE"

Respecto a la reforma del mercado laboral, el presidente del PP negó estar a favor del despido libre, en contra de lo que se le ha acusado desde el bando socialista, pero argumentó que el sistema que actualmente tiene España, "de contratos temporales a coste cero frente a indefinidos a coste 45 días, es imposible".

Si él fuera presidente, continuó, controlaría el gasto, reduciría el déficit y la deuda, reestructuraría el sistema financiero, reformaría el mercado laboral y educativo, no subiría los impuestos, diseñaría una política energética e intentaría pactar con las autonomías.

Para Rajoy, al que los asistentes aplaudieron a gritos de 'presidente', las "ocurrencias" no son buenas en la actual coyuntura, puesto que generan "confusión" e "incertidumbre".

CCOO defiende el uso de las prejubilaciones contra la "torpe" campaña del Gobierno
Comentarios