#TEMP
domingo 22/5/22

Cataluña imita a Madrid incentivando a los médicos para que no den bajas laborales

Los inspectores podrán acceder directamente desde sus despachos a los historiales clínicos de los enfermos.
NUEVATRIBUNA.ES/L.M. - 14.10.2010

La Generalitat de Cataluña se ha sumado al polémico programa contra “el abuso” de las bajas laborales emprendido por la Seguridad Social, que incluye incentivos para los médicos que firmen menos partes de baja y facilita el acceso a los inspectores al historial clínico de los pacientes.

El convenio –publicado por el Boletín Oficial del Estado el pasado 4 de octubre- se marca como fin “el estudio y seguimiento en procesos de incapacidad temporal de corta duración” y prevé adoptar medidas para “facilitar” que los inspectores del ICAM “accedan a la base de datos informatizada de las historias clínicas”. Para ello, la Seguridad Social abonará más de 5,65 millones de euros a la Generalitat con el objetivo adicional de contralar las bajas del personal del Institut Catalá de la Salut.

Entre los términos del acuerdo, la Seguridad Social se compromete a llevar a cabo “la incentivación de los recursos humanos del Departamento de Salut” y anuncia que distribuirá los incentivos económicos entre los inspectores, los médicos de atención primaria y especializada y “otro personal” de la administración.

Cataluña se suma así al programa que premia hasta con 1.750 euros anuales a los médicos de familia, según informaciones publicadas después de que otra comunidad, en concreto, Madrid, se sumara hace unos meses al programa. Según estas informaciones, el médico que más haya reducido las incapacidades temporales será considerado como el que mejor ha cumplido estos objetivos. En la comunidad madrileña, los médicos cobraron por primera vez este incentivo hace casi un año, en diciembre de 2009.

Un portavoz del sindicato de médicos catalán ‘Metges de Catalunya’ criticó en declaraciones a este periódico la medida por considerarla contraria a la ética y a la deontología médica. “El médico debe prescribir la baja en función de la situación del paciente, no de los incentivos que dé la administración”, afirmó.

En 2011, la Seguridad Social prevé gastar más de 7.000 millones de euros en las bajas concedidas por incapacidad temporal, la partida más voluminosa de su presupuesto tras las pensiones (118.825 millones de euros).

El Gobierno mantendrá en 2011 el programa de ahorro en incapacidad temporal (IT), dotado con 334 millones de euros. Además, gastará otros 41 millones en el fondo destinado a actuaciones de control de las IT, en coordinación con las comunidades autónomas.

Cataluña imita a Madrid incentivando a los médicos para que no den bajas...
Comentarios