#TEMP
jueves 26/5/22

Campa desmiente a Zapatero y proclama que la reforma fiscal "empieza" en estos Presupuestos

L. M.
El secretario de Estado de Economía avanza un camino "largo y costoso" para reequilibrar las cuentas públicas.
> La 'patata caliente' de las sicav

NUEVATRIBUNA.ES - 07.10.2009

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, justificó hoy al fin su fichaje como ‘numero dos’ del ministerio que dirige Elena Salgado, en una comparecencia en el Congreso donde explicó con gran claridad cuál es la situación actual de la economía española –tiene un camino largo y doloroso por delante-, además de los puntos cardinales marcados por el Gobierno socialista para salir de la crisis –incluyen nuevas revisiones de impuestos- encaminadas a lograr pasar el bache con patrón de crecimiento renovado, tras los años –que nunca más volverán- de crecimiento basado en la especulación inmobiliaria.

Campa, ex profesor universitario, vino con la lección bien aprendida al Congreso y explicó algo que, si bien no precisó, pone de nuevo en entredicho aquello de que la subida de impuestos sería “temporal y limitada”, según anunció Zapatero en un principio. Al contrario, la reforma impositiva “empieza en estos presupuestos”, dijo hoy Campa, aunque luego, a preguntas de los periodistas, rectificó a medias al decir que ese nuevo sistema impositivo que precisa la economía española “ya está” en los Presupuestos – es decir, el aumento del IVA y de la fiscalidad del ahorro.

Campa defendió una reforma profunda del sistema impositivo ante la necesidad de dotar de recursos al Estado para lograr un cambio en la economía española hacia actividades más productivas y sostenibles hacia las cuales “empresarios y ciudadanos” deberán dirigir a partir de ahora sus esfuerzos.

En su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos, Campa defendió las últimas medidas del Gobierno con datos y argumentos, lo que imposibilitó que aparecieran las acusaciones de “improvisación” tan caras a la bancada ‘popular’. De hecho, la palabra hoy ni siquiera se mentó.

El Grupo Socialista, por boca de su portavoz Marta Gascón, agradeció incluso a Campa la claridad en sus explicaciones sobre la estrategia del Gobierno en la salida de la crisis, vividas como un auténtico “balón de oxígeno” en las filas socialistas, tras la cascada de acusaciones de “improvisación” en la toma de decisiones en materia de política económica.

En detalle, cuando el PP argumentó que el Gobierno resta con sus emisiones de deuda financiación a las empresas privadas, el secretario de Estado rechazó este extremo al negar que se esté produciendo el “crowding out” o ‘efecto expulsión’, es decir, la asfixia financiera de familias y empresas ante el volumen de deuda emitido por el Estado. En las condiciones actuales, “si el dinero no va al sector público, es que no va a ir”, explicó Campa.

El secretario de Estado expresó el compromiso del Gobierno por reducir el déficit y la deuda en el medio plazo y recordó que, según las agencias de calificación y otros indicadores, España es un país muy creíble en ese sentido.

Sin embargo, justificó la necesidad actual de incurrir en déficit con una “política fiscal agresiva”, como calificó los próximos Presupuestos, ante la atonía de la demanda privada, un extremo criticado por el portavoz ‘popular’ Álvaro Nadal para quien el Gobierno está destinando el importe de la deuda a financiar el gasto corriente.

CRECIMIENTO DE LOS SALARIOS

Respecto a los salarios, el secretario de Estado de Economía aseguró que el crecimiento nominal de los salarios se ha reducido en los últimos meses, aunque lo ha hecho en "mucha menor medida" que la inflación, por lo que consideró "deseable" que la evolución salarial también contribuya a la mejora de la competitividad.

Así, recordó que los salarios reales han pasado de crecer un 2,3 por ciento en 2008 a un 5,1 por ciento en la primera mitad del año, mientras que la inflación empezó a registrar valores negativos en marzo, que han empezado a moderarse en los últimos meses y que lo seguirán haciendo en el futuro hasta cerrar el año en cifras positivas.

En cuanto a la salida de la crisis, el secretario de Estado de Economía confió en que las exportaciones sean uno de los motores de crecimiento el año próximo, cuando el Gobierno todavía prevé un incremento del 5 por ciento en el número de parados, una caída de la inversión en vivienda (-24 por ciento) y que persista aún la debilidad en el consumo.

En concreto, Campa contestó a las críticas del PP con datos que indican que las ventas españolas al exterior se han diversificado y mantienen cuota de mercado, con caídas sólo por debajo de las exportaciones alemanas. Sin embargo, Nadal reprochó al Gobierno presumir de la buena salud de las exportaciones cuando, a su juicio, se echan en falta en estos Presupuestos medidas de apoyo al sector exterior.

AHORRO DE LAS FAMILIAS Y GASTO PÚBLICO

Por su parte, el PP volvió a dudar de la eficacia de las medidas de impulso fiscal del Gobierno y consideró que “los españoles no han creído en ellas”, como demuestra el hecho de que la tasa de ahorro de las familias se haya disparado más de 24 por ciento en los últimos meses.

Campa admitió que el deterioro de las expectativas ha provocado el auge del ahorro, si bien enmarcó el fenómeno dentro del contexto mundial y recordó que una de las mayores amenazas a la recuperación en estos momentos proviene de la ausencia de consumo y del incremento del ahorro en Estados Unidos, uno de los motores mundiales para el consumo.

Por otro lado, Campa se defendió de las acusaciones de los ‘populares’ sobre el aumento de la deuda y argumentó que, debido a los bajos costes de financiación actuales –con tipos cercanos al cero- el presente es un buen momento para que el Estado se endeude y pueda dejar luego el camino libre a las empresas cuando se produzca el cambio de ciclo.

“Nunca nuestro sistema productivo va a volver al mismo lugar donde estaba antes de la crisis”, insistió el secretario de Estado. Sin embargo, ante la falta de competitividad demostrada por la economía española, el “proceso de reasignación de recursos va a ser mucho más costoso que, por ejemplo, en Alemania”.

Asimismo, Campa rechazó las críticas del PP relativas a los Presupuestos y afirmó que el ajuste principal ha venido por la vía de los gastos y no de los ingresos, en contra de la afirmación ‘popular’ en el sentido de que el Gobierno se ha limitado a dar “cuatro arañazos” al gasto en los Presupuestos.

Campa desmiente a Zapatero y proclama que la reforma fiscal "empieza" en estos...
Comentarios