sábado 28.03.2020
"EL EURO ESTÁ SEGURO", AFIRMA REHN

Bruselas teme que la crisis de Grecia se contagie a la eurozona

El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha confirmado que la ayuda urgente de 12.000 millones de euros para Atenas está condicionada a que el parlamento griego apruebe el plan de austeridad pactado.

El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha admitido que teme que la crisis de Grecia se contagie a otros países de la eurozona. Rehn ha confirmado además que la ayuda urgente de 12.000 millones de euros para Atenas está condicionada a que el parlamento griego apruebe el plan de austeridad pactado con la UE y el Fondo Monetario Internacional a principios de junio.

"Estoy preocupado por un posible contagio y por eso estamos tomando las decisiones sobre el próximo pago, que está condicionado a que el parlamento griego vote a favor de la estrategia fiscal a medio plazo", ha dicho Rehn a la entrada de la segunda jornada de la reunión de ministros de Economía de la eurozona.

"La condición clave es que el parlamento griego debe respaldar la estrategia fiscal a medio plazo y el programa de privatizaciones antes del final de junio. Una vez que se haga esto, el desembolso se hará a tiempo para evitar la quiebra", ha insistido Rehn.

En todo caso, el comisario de Asuntos Económicos ha sostenido que "el euro está seguro" y "es una moneda estable". "Hay una crisis en Europa que es una crisis de algunos países y su deuda soberana. Ahora es esencial que tomemos las decisiones necesarias para superar esta crisis", ha dicho.

Rehn también ha admitido  que "el hartazgo de las reformas es visible en las calles de Atenas y Madrid" (en alusión a las manifestaciones) y que hay un "cansancio de ayudas" en los países nórdicos.

"Los tiempos son difíciles. El hartazgo de las reformas es visible en las calles de Atenas, Madrid y en otras partes y también hay cansancio de asistencia en algunos de nuestros Estados miembros", ha resaltado.

REUNIÓN PARA EL 3 DE JULIO

Los ministros de Economía de la eurozona celebrarán una nueva reunión extraordinaria el domingo 3 de julio para tratar de desbloquear el tramo de 12.000 millones de euros de ayuda de emergencia a Grecia tras el fracaso de las negociaciones de la madrugada del lunes, según anunció el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker.

La UE ha resaltado que la condición previa para entregar esta ayuda es que el parlamento griego apruebe antes de final de mes el último plan de ajuste y de privatizaciones pactado por el Gobierno de Atenas con la Comisión, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)

Sin embargo, el FMI ha insistido en que su requisito para desembolsar el quinto tramo del actual plan de rescate de 110.000 millones de euros es que los países de la eurozona garanticen más financiación para el plan de reformas de Atenas.

"Exigiremos garantías de que el programa esté financiado. Y eso implica garantías de nuestros socios de la eurozona de que hay una financiación adecuada. Ello debe hacerse antes de que podamos avanzar", ha dicho el director gerente en funciones del Fondo, John Lipsky.

Bruselas teme que la crisis de Grecia se contagie a la eurozona
Comentarios