#TEMP
jueves 26/5/22

Bruselas lo tiene claro: en España la recesión durará más que en el resto de la UE

Es lo que constatan las previsiones económicas publicadas por la Comisión Europea. El comisario Joaquín Almunia ha responsabilizado de esta situación a los "desequilibrios estructurales" de la economía española.
> CiU carga contra el Impuesto de Sucesiones
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 14.9.2009

Las previsiones de la CE, publicadas este lunes, señalan que la economía española se contraerá este año un 3,7% y será una de las últimas de la Unión Europea en salir de la crisis debido a la lentitud del ajuste de los desequilibrios acumulados durante los últimos diez años y al impacto de la crisis financiera. Para el conjunto del año, la inflación se mantendrá estancada, aunque los precios repuntarán durante el último trimestre superando ya la media de la eurozona.

Las nuevas cifras de Bruselas para España suponen una revisión a la baja de medio punto respecto a las anteriores estimaciones publicadas en mayo (-3,2%) y son ligeramente peores que las que maneja el Gobierno (que prevé una caída del PIB del 3,6% en 2009). En contraste, el Ejecutivo comunitario revisó al alza las previsiones de crecimiento para Francia (que se contraerá un 2,1% en lugar del 3% estimado en mayo) y Alemania (5,1% en lugar del 5,4%), que salieron de la recesión durante el segundo trimestre del año.

En todo caso, la contracción de la economía española en 2009 será inferior a la de la media de la eurozona y de la UE (-4% en ambos casos) y a la de países como Alemania, Italia (-5%), Países Bajos (-4,5%) y Reino Unido (-4,3%). Para los tres últimos Estados miembros, Bruselas también ha revisado a la baja las estimaciones que realizó en mayo. No obstante, España estará entre los últimos países de la UE en salir de la recesión. Así, para el último trimestre de 2009, Bruselas prevé un crecimiento positivo o neutro en todos los Estados miembros estudiados excepto en España, que se contraerá un 0,2%. La Comisión pronostica que durante la segunda mitad del año se moderará la caída del consumo y de la inversión en España y que la contracción de la economía será menos acentuada que durante el primer semestre.

Estas previsiones intermedias de Bruselas se basan en datos de Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia, España y Reino Unido, que representan alrededor el 80% del PIB. Sólo incluyen datos de crecimiento e inflación para 2009 y dejan fuera otras variables como el paro, el déficit o la deuda.

Por lo que se refiere a la inflación, el Ejecutivo comunitario prevé para la eurozona un aumento del 0,4% y del 0,9% para el conjunto de la UE. En España, la inflación será del 0% para el conjunto del año, pero el nivel de precios repuntará ya durante el último trimestre del año un 0,9%, por encima de la media de la eurozona para ese periodo (0,7%).

CIFRAS NEGATIVAS

En la rueda de prensa de presentación de estas previsiones, el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, ha afirmado que la recesión en España será "menos profunda pero más prologada" que la media de la zona euro y de la UE debido a los "desequilibrios estructurales" de la economía española, como la elevada deuda de los hogares, la crisis del sector de la construcción, el endeudamiento exterior o el alto nivel de paro. "En el caso de España, el perfil que tenemos con estas previsiones actualizadas es el de una recesión menos profunda que la media pero más prolongada que la media" de la UE, ha explicado y ha añadido: "Consideramos que España tendrá todavía cifras negativas a finales de este año. Pero de media la contracción es menor que la media de la eurozona" y de la UE.

Almunia ha destacado que el perfil de recesión específico de España se ha traducido además en "un aumento del desempleo mucho mayor que la media y una destrucción de empleo mucho mayor que la media de la zona euro o que la media de Europa", aunque "el bajo coste del crédito y las mejoras en la confianza de los consumidores apuntan hacia una estabilización en el futuro, aunque esto se producirá a un ritmo más lento".

A Almunia se le ha preguntado por la bajada de impuestos que ha prometido la canciller alemana Angela Merkel y ha eludido pronunciarse alegando que no valorará ninguna medida fiscal hasta que esté aprobada y que no interferirá en la campaña electoral para las elecciones alemanas que se celebran a finales de mes. A continuación, y sobre el impacto que tendrá la subida de impuestos que prepara el Gobierno español sobre la demanda o en la reducción del déficit, también ha evitado opinar esgrimiendo los mismos argumentos. "Aunque en España, y aunque algunos lo piensen, todavía no hay campaña electoral", ha concluido con ironía.


Bruselas lo tiene claro: en España la recesión durará más que en el...
Comentarios