#TEMP
domingo 29/5/22

Blanco recuerda a Pedro Solbes y a Jordi Sevilla por qué prescindió de ellos Zapatero

Si el ex vicepresidente económico y el ex titular de Administraciones Públicas no se muerden la lengua, mucho menos lo hace el ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE. Eso sí, con ironía y buenas dosis de pedagogía.
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. - 01.10.2010

Que a Ferraz no le están gustando nada las críticas veladas de Pedro Solbes y Jordi Sevilla a la política económica del Gobierno de Rodríguez Zapatero, quedó claro con lo dicho este jueves por el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, quien explicó que los cambios acometidos en el Ejecutivo se han producido precisamente para hacer “nuevas cosas”.

El también ministro de Fomento respondía así a las declaraciones efectuadas por el ex vicepresidente económico que, tras siete meses de silencio, criticó abiertamente los Presupuestos Generales del Estado para 2010 al asegurar que se “han hecho las cosas que yo no quería hacer”, unas palabras que su sustituta en el cargo, Elena Salgado, evitó valorar.

Hace dos semanas, Solbes abandonó su escaño en el Congreso (también lo hizo Sevilla). Desde entonces –según ha confesado él mismo- no ha vuelto a hablar con Zapatero, aunque éste afirmó lo contrario asegurando que eran “amigos”.

Solbes considera que el Gobierno está constantemente improvisando con la política económica y duda de que la subida de impuestos logre situar el déficit en un 3% para el año 2012 tal y como mantiene La Moncloa.

Pese a que nadie en el Gobierno y el PSOE se ha atrevido a pronunciar una mala palabra contra Solbes, sus planteamientos, hechos públicos, han dolido al número dos del partido. “Probablemente a mí me designaron ministro de Fomento del Gobierno de España para hacer nuevas cosas porque para hacer lo mismo ya estaba mi antecesora”, dijo Blanco durante un almuerzo organizado por Europa Press.

Para el dirigente socialista “la gestión del vicepresidente económico fue la adecuada mientras tuvo esa responsabilidad”, pero, en un momento determinado, Zapatero “entendió que era necesario dar un impulso y una nueva mirada que marcara sobre todo horizontes de futuro en este país. Y para eso hizo un cambio de Gobierno, para poner el acento sobre todo en el futuro y en nuevas políticas que marcarán un nuevo tiempo”, aseguró.

Blanco ironizó sobre el hecho de que algunos miembros del equipo de Nueva Vía (en alusión a Jesús Caldera y Juan Fernando López Aguilar) que alzó a Zapatero ya han dejado de ser ministros mientras que él no lo fue hasta hace seis meses. “¡Es que si alguno no dejara de ser ministro probablemente yo no podría serlo!”, exclamó.

El ministro de Fomento también tuvo que responder a las supuestas divergencias en el seno del PSOE: “Antes se nos criticaba porque éramos una jaula de grillos y ahora por lo contrario”. En cualquier caso –añadió- dice preferir “partido cohesionado en torno a un proyecto político, a unos valores y a un liderazgo”.

Blanco recuerda a Pedro Solbes y a Jordi Sevilla por qué prescindió de ellos...
Comentarios