domingo 28/11/21

Banif Inmobiliario pierde diez veces más valor que el promedio de su sector

L. M.
Ningún fondo inmobiliario español ha pedido una tasación extraordinaria como la solicitada por el Banco de Santander, que ha provocado una caída del 4,21 por ciento de su rentabilidad a cierre de enero.
NUEVATRIBUNA.ES - 11.02.2009

Banif Inmobiliario, el mayor fondo español de su categoría, con 3.265 millones de euros de patrimonio, multiplicó por diez la caída media sufrida por el resto de fondos de su sector a cierre de enero al perder un 4,21 por ciento de su valor liquidativo respecto al mes anterior, en contraste con los otros seis fondos inmobiliarios (Caixa Cataluña Propietat, Segurfondo Inversiones, Madrid Patrimonio Inmobiliario, Ahorro Corporación Patrimonio Inmobiliario, Banco de Sabadell Inmobiliario y BBVA Propiedad) que sufrieron una caída media del 0,40 por ciento en el mismo período. VER CUADRO COMPARATIVO

La caída de Banif Inmobiliario es fruto de la tasación extraordinaria aprobada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que fue solicitada por la gestora del fondo, Santander Real Estate, “con el fin de adecuar el valor del fondo a la realidad del mercado”, según consta en un hecho relevante comunicado a la CNMV el día 12 del pasado mes de diciembre.

Buena parte de sus cuarenta y siete mil partícipes se debaten ahora entre la decisión de abandonar el fondo en la ‘ventana’ de liquidez de febrero, que permanecerá abierta hasta el próximo viernes día 13, o mantener su inversión en el único fondo inmobiliario que hasta la fecha ha solicitado una tasación extraordinaria.

Los partícipes que decidan abandonar su inversión en la actual ‘ventana’ de liquidez no conocerán el valor liquidativo de su participación hasta el día 28 de febrero. Aunque, en los quince años de historia del fondo, este valor apenas ha sufrido variaciones respecto al último valor conocido antes de cada una de las ventanas, en esta ocasión se mantiene la incertidumbre a causa de la tasación extraordinaria solicitada por el Santander. En sólo un mes, la tasación extraordinaria ha hecho caer el valor del fondo un 4,21 por ciento a pesar de que esta retasación sólo recogió en enero la devaluación de la mitad de sus activos.

Según informan en fuentes financieras, mientras el Banco de Santander procedió a retasar el 50 por ciento de su patrimonio a través de la tasación extraordinaria, el resto de fondos inmobiliarios españoles efectuó una simple tasación ordinaria en enero, que afectó a un 8,33 por ciento del total de sus inmuebles.

Con la tasación extraordinaria, el Banco de Santander se desmarca de su política habitual de tasar sus inmuebles de forma prorrateada a lo largo del año como venía haciendo desde 1995, indican las mismas fuentes, que también señalan que “la realidad del mercado” aducida por Santander para solicitar la tasación extraordinaria es la misma en la que operan los otros seis fondos que, junto con Banif Inmobiliario, invierten en el sector inmobiliario español.

En este sentido, al igual que Banif, el resto de fondos inmobiliarios invierten el 100% de su patrimonio en el mercado nacional. Además, sus inmuebles se encuentran repartidos aproximadamente en las mismas capitales españolas, mientras que la distribución de su inversión se asemeja asimismo a la de Banif, ya que obtienen sus rentas del alquiler de viviendas (entre un 55 y un 60 por ciento) y de oficinas y locales comerciales (entre un 40 y un 45 por ciento), indican las mismas fuentes.

A finales de febrero, Banif y el resto de fondos inmobiliarios facilitarán su valor liquidativo. En ese momento se podrá comparar el impacto final de la tasación extraordinaria sobre el fondo del Santander, respecto al resto de fondos que han aplicado tasaciones ordinarias.

Hasta la fecha Banif Inmobiliario es el único fondo español de su categoría que ha optado por solicitar una tasación extraordinaria. En este sentido, ante la caída del mercado inmobiliario, BBVA Propiedad, el otro gran fondo español en esta categoría, suspendió en 2008 la salida de partícipes por dos años. Tras advertir a sus clientes del cierre, BBVA renunció a cobrar comisiones de salida a aquellos clientes que decidieron abandonar el fondo en ese momento y ofreció además una reducción de comisiones de gestión y depósito de en torno a un 50 por ciento a los clientes que han decidido mantener su inversión.

Este periódico mantiene un FORO abierto, accesible desde la portada del periódico, sobre este asunto. Si desea participar en este foro, por favor, pulse aquí.

Banif Inmobiliario pierde diez veces más valor que el promedio de su sector
Comentarios