viernes 06.12.2019
HASTA LOS 86,6 MILLONES DE EUROS

El Banco Vaticano multiplica por cuatro sus beneficios

Este incremento se debe principalmente a los resultados favorables por intermediación en los mercados y a los valores más altos de los bonos, resultantes de la caída generalizada de las tasas de interés en los mercados financieros a lo largo del año.

El Banco Vaticano multiplica por cuatro sus beneficios en un año

El Banco Vaticano obtuvo unos beneficios de 86,6 millones de euros en el año 2012, cifra que cuadruplica la de 2011 cuando se registró un beneficio neto de 20,3 millones de euros, según se desprende del Informe Anual del Instituto para las Obras de Religión (IOR), más conocido como Banco Vaticano, que la institución publica por primera vez.

De este beneficio neto de 86,6 millones de euros, el IOR transfirió un total de 31,9 millones a un 'fondo' de reserva para potenciales riesgos y destinó los otros 54,7 millones de euros al uso de la Santa Sede.

El presidente del IOR, Ernst von Freyberg, introduce el informe diciendo que es un honor publicar sus cuentas por primera vez en la historia del IOR, fundado en 1942 por Pío XII y cuyos orígenes datan de 1887 cuando el Papa León XIII creó la 'Comisión de las Obras Pías'. Con este informe, según señala, pretenden contribuir a la transparencia que la Iglesia Católica, sus clientes, los bancos y las autoridades esperan.

Además, subraya que el 2012 fue un año "económicamente satisfactorio" para sus clientes y para la institución. "El entorno de los tipos de interés nos ayudó de dos formas: nos beneficiamos de las ganancias derivadas de los intereses relativos altos sobre nuestra cartera actual, en particular durante la primera parte del año, y posteriormente nos beneficiamos de la subida en el valor de mercado de los títulos de renta fija que manteníamos", precisa.

A 31 de diciembre de 2012, el balance anual total del Banco Vaticano era de casi 5.000 millones de euros, frente a los 4.000 de 2011, con un capital propio de 769 millones de euros y un ratio de 15,4%, un porcentaje que, según apunta el informe, supera significativamente los estándares internacionales y provee de un colchón seguro a los clientes.

El pasivo del balance se compone esencialmente de los depósitos de los clientes, los cuales exigen al IOR que sus fondos sean invertidos con seguridad y que los tengan disponibles para sus necesidades. Por ello, según indica, el Banco Vaticano invierte principalmente en valores de renta fija, deuda pública y depósitos interbancarios a plazo y apenas en los mercados de valores y en la cartera de préstamos. Tampoco pide prestado en el mercado interbancario ni emite títulos de deuda, según añade.

Concretamente, en el pasivo, los depósitos bancarios constituyen la partida más significativa pues representan el 97,3% con un importe de 4.100 millones de euros, lo que significa una subida del 27,3% con respecto a 2011. Mientras, el lado activo se compone de depósitos bancarios --que suponen 1.200 millones de euros-- y valores --que alcanzan los 3.600 millones de euros--.

Del informe también se desprende que los gastos de explotación suman un total de 23,9 millones de euros, que incluyen gastos de personal, contribución a las pensiones, mantenimiento general y honorarios profesionales.

Asimismo, se observa que en 2012, el IOR recibió en custodia un total de 6.300 millones de euros en activos de clientes --2.300 millones en depósitos, 3.200 millones gestionados por el IOR bajo acuerdos de gestión de activos y 800 millones en activos mantenidos para los clientes bajo acuerdos de custodia--.

SITUACIÓN FINANCIERA EN LA EUROZONA

Por otra parte, el informe hace un análisis de la situación financiera en la Eurozona y subraya que la recesión y la crisis de deuda probablemente mantenga las tasas de interés y el rendimiento de los bonos  bajos para el futuro inmediato y puede significar tasas de interés real negativas. Esto plantea también, según apunta, la cuestión de la reinversión del riesgo.

Sobre la institución, el informe concreta que el año 2013 ha estado marcado por cambios en la dirección y por la intensificación del programa de reformas iniciado en 2011. Así, el Banco Vaticano dice estar modernizando su estructura directiva y su organización y apunta que ha recurrido a expertos externos para que les ayuden en el cumplimiento de las recomendaciones del Moneyval y a asesores en comunicación.

Asimismo, revela que a 31 de diciembre de 2012, el Banco Vaticano contaba con unos 18.900 clientes, lo que supone un descenso con respecto al año anterior, cuando se contaban aproximadamente 21.000, una caída debida sobre todo al cierre de cuentas inactivas.

DE ACUERDO CON LAS NORMAS INTERNACIONALES

El informe también incluye un análisis realizado por una auditora externa, KPMG AG, según el cual, los datos financieros del Banco Vaticano presentan de forma justa la situación financiera del IOR, su actuación en esta materia y sus flujos de caja del año 2012 de acuerdo con las normas internacionales.

La Comisión de Cardenales del IOR, de la que forma parte el aún secretario de Estado del Vaticano Tarcisio Bertone, da la bienvenida a este informe y remarca que "el IOR se ha embarcado en una reforma en la que la clave es la transparencia". Además, los cardenales recuerdan que "la razón de existir" del Banco Vaticano es "servir a la Iglesia católica, en particular para sus trabajos de caridad y sus actividades misioneras.

Desde que en la Ciudad del Vaticano entró en vigor la legislación contra el lavado de dinero el 1 de abril de 2011, el Instituto para las Obras de Religión se ha implicado en un proceso de reforma de amplio alcance. El Papa Benedicto XVI inició esta reforma y el Papa Francisco aceleró el proceso con la creación el pasado 24 de junio de 2013 de una Comisión Pontificia que asesorará sobre la dirección futura del IOR.

Actualmente, el IOR está llevando a cabo una revisión por parte del Promontory Financial Group de todas las relaciones de clientes y ha implementado procesos contra el blanqueo de capitales. Paralelamente, está aplicando las mejoras apropiadas a sus estructuras y procedimientos. Este proceso se inició en mayo de 2013 y esperan que esté totalmente concluido para finales de 2013.

Comentarios