Balance de Rajoy y su discurso económico

La política económica de Rajoy ha sido totalmente dogmática, basada en el injusto radicalismo neoliberal y no en una economía del bien común

Tras la salida de Rajoy del gobierno en junio de 2018, después de seis años y medio, es buen momento para hacer un balance económico de la era de Rajoy y del PP.

La realidad económica que se encontró era pésima pues estábamos en plena recesión con un déficit anual del Estado totalmente descontrolado, con un paro galopante que nos acercaba a los seis millones de personas y con un estallido de la burbuja inmobiliaria de consecuencias gravísimas.

Sin embargo, no todo era tan negativo, se encontró con una deuda asumible y en los niveles que marcaba la Unión Europea, un Fondo de Reserva de las Pensiones de 68.000 millones y unos sindicatos totalmente domesticados.

La burbuja inmobiliaria fue provocada por las medidas liberalizadoras de Aznar y Zapatero no supo parar esta burbuja. Había un sistema bancario, fundamentalmente las Cajas de Ahorro que era calamitoso, consecuencia de la politización de las mismas, nuevamente proveniente de la época de Aznar, al convertir a éstas en centros de poder regionales, olvidándose de la correcta gestión financiera de las mismas. Recordemos los casos Caja Madrid, Bancaja, Caja del Mediterráneo, Caja Cataluña…

Tuvo que hacer frente a la insolvencia de las Cajas de Ahorro, solicitando a Europa un rescate de unos 100.000 millones de euros. Consecuencia de este rescate podemos apreciar las primeras muestras de lo que será la opacidad del gobierno basado siempre en la mentira. España fue rescatada, pero Rajoy y el PP nunca aceptaron esto.

Siguiendo con las mentiras del PP, nos argumentaban que éste era un “préstamo europeo en condiciones ventajosas” y no nos iba a costar un euro. Los últimos estudios nos hablan de un coste a todos los españoles de unos 50.000 millones de euros.

Se encontró con un déficit global de la economía española del 320% del PIB (Estado, bancos, empresas, particulares) que era muy difícil de pagar. Pero que actualmente sólo se ha rebajado al 300%.

viñeta faro vigo 1

Al mismo tiempo, tuvo la fortuna de encontrarse con una situación económica europea que le ayudó a superar esta crisis con lo que se llama un viento de cola económico favorable que sirvió para ayudar a la economía española. Veamos:

El precio del petróleo bajó de los 120 dólares/ barril a los 48 dólares /barril que le supuso a España un ahorro anual de entre 8.000 y 10.000 millones de euros, es decir, ha supuesto el 0,9% del PIB anual.

Los tipos de interés han bajado al 0%, esto ha significado un importante ahorro anual en un doble sentido:

El ahorro para el ciudadano en hipotecas durante la época de Rajoy ha rondado anualmente unos 11.000 millones que ha ido a rebajar la deuda y el consumo. Esto ha supuesto una aportación del 1% del PIB anual.

El ahorro del pago de la deuda pública del Estado, se calcula un ahorro anual al Estado de unos 15.000 millones de euros que ha supuesto el 1,5% del PIB.

Otro factor fundamental ha sido la caída del valor euro/dólar que llegó a un cambio de 1,08 euro/dólar. Esto fue un gran estímulo para que las empresas españolas ganaran competitividad y pudieran vender más al exterior, lo cual está en la base de la creación de cientos de miles de nuevos empleos.

Lo mismo sucedió con el turismo, pues España se aprovechó de las graves crisis de otros países competidores en turismo como Turquía, Grecia, Egipto o Túnez.

Estos factores han sido fundamentales, para que la economía española saliera de la crisis y no tanto la política económica que ha desarrollado Rajoy.

La política económica de Rajoy ha sido totalmente dogmática, basada en el injusto radicalismo neoliberal y no en una economía del bien común. El resultado de estas políticas ha sido brutal para la sociedad española. Veamos:

El número de ricos durante el gobierno de Rajoy ha crecido en un 70%. A ello hay que unirle que la riqueza de los que ya eran ricos ha aumentado un 80%. Estos datos no son frutos de la casualidad sino de las políticas de Rajoy para favorecer a los poderosos.

viñeta faro vigo 2

la gestión económica de Rajoy ha sido escandalosamente escorada a favorecer a unos pocos en contra de la mayoría

El reverso de la moneda es la gran desigualdad social y económica que ha provocado, simplemente veamos algunos datos alarmantes:

a)  El porcentaje de trabajadores que no ganan lo suficiente a pesar de trabajar ya es del 14% de todos los trabajadores.

b)  El 50% de los asalariados ganan menos de 1.000 euros al mes.

Uno de cada tres españoles está en situación de pobreza o de pobreza severa.

España se ha convertido en el segundo país más desigual de la Unión Europa.

Alguno de los datos macroeconómicos que nos presentan son buenos: como el crecimiento del PIB, un incremento en la creación de empleo y una mejora de nuestra balanza comercial con un fuerte crecimiento de las ventas exteriores. Es evidente que hay que mirar estos datos, pero hay que diseccionarlos como estoy haciendo para ver qué hay detrás de estos datos. Hay que ver siempre la microeconomía.

La política energética ha sido un desastre total y evidentemente contraria a los acuerdos internacionales medioambientales firmados por España y que se comprometió a cumplir. Apoyó la energía nuclear y la utilización del carbón, cuando ambas energías no tienen futuro alguno. Apoyó descaradamente a las multinacionales eléctricas Enel/Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, EDP…. Sabiéndose que estas empresas incluso le redactaron algunas leyes de energía.

Hizo un descalabro de las energías renovables, donde éramos una potencia tecnológica en energía eólica y solar, poniéndoles todas las trabas del mundo y llegando al absurdo de poner un impuesto al sol para favorecer a las eléctricas y perjudicar a los ciudadanos.

Tecnología e Investigación está reñido con el clasicismo del PP. Ha desmantelado prácticamente el 80% de las instituciones al dejarlas prácticamente sin presupuestos. Ha bajado la inversión del Estado en I+D+I a la mitad pero lo que todavía es más grave, es que solo ha ejecutado poco más del 20% de lo presupuestado. Esto ha significado que miles de investigadores muchos de ellos jóvenes hayan abandonado el país ante la nula posibilidad de trabajar en investigación.

Hemos de saber que si España quiere tener un mínimo futuro y ser un país puntero, debe invertir mucho en I+D+I y en educación, todo lo contrario que ha hecho el PP. Debemos intentar atraer a estos jóvenes investigadores que han salido del país y volverles a dar un futuro porque también es el nuestro. Sería preciso llegar en el mínimo tiempo posible el gastar el 2,2% del PIB en investigación como hacen muchos países europeos.

Una de las medidas que inmediatamente aplicó, fue un cambio muy agresivo en la reforma laboral como reconoció el propio ministro de Economía Luis de Guindos. Se produjo una disminución de los salarios, recortes en los derechos laborales y sociales de los trabajadores, precarización de los contratos laborales, y dio el poder a los empresarios dejando sin papel alguno a los sindicatos.

viñeta faro vigo 3

Uno de los desastres ha sido el aumento de la deuda, hasta llegar al 100% del PIB. En muchos casos ha sido fruto de asumir deuda privada para aumentar la pública. Cuando suban los tipos de interés, que lo harán enseguida, vamos a tener grandes dificultades en poder pagar la deuda pública enorme que ha dejado Rajoy en herencia y esta sí que es envenenada.

¿Qué decir de las pensiones?

Según informes de Funcas, la reforma de pensiones de Zapatero representó una pérdida del valor de las mismas nada menos que del 20% y posteriormente dos años después Rajoy profundizó con una segunda reforma, que Funcas valora en una nueva pérdida del valor de las pensiones de un 15%. Es decir, con las reformas de Zapatero y la de Rajoy los jubilados han perdido un 40% ¿Tienen motivos para protestar?  Evidentemente sí.

Ya es famosa la propuesta de subir las pensiones en el ridículo 0,25%, significa que si uno se retira supondrá una pérdida adicional de las pensiones de 20%, es decir un jubilado que ahora gane 1.000 euros de pensión se le transforma en 800 euros en valor de mercado en el año 2028. A ello, hay que añadir el gran endurecimiento de las condiciones de jubilación, así como una pérdida salarial creciente. Rajoy se ha comido aproximadamente unos 80.000 millones de euros del Fondo de Reserva de las Pensiones y lo ha dejado en unos míseros 8.000 millones de euros. Los españoles nos merecemos que se nos explique cómo se han utilizado estos fondos cuando en la prensa internacional ha sido calificado como un saqueo.

viñeta faro vigo 4

Podemos seguir hablando de los recortes en sanidad y educación con unos 25.000 millones, mientras se ha favorecido a las empresas privadas sanitarias y educativas. Los conciertos sanitarios y educativos han crecido, mientras que la sanidad y educación pública la han esquilmado. Podemos hablar de leyes escandalosas como la ley educativa Wert…

Rajoy ante los continuos casos de corrupción de su partido siempre quería hablar de economía, sin embargo, nunca he entendido cómo desde la oposición de izquierda no se enfrentaba a ella, qué decir de los sindicatos sumisos. Desde mi punto de vista, la gestión económica de Rajoy ha sido escandalosamente escorada a favorecer a unos pocos en contra de la mayoría. Su sentido común era el contrario al bien común de los españoles.

Su herencia enseguida la empezaremos a sufrir. No ha sabido modernizar el país para hacerlo en uno de los países punteros de Europa y se ha conformado con el ser el monaguillo sumiso de Europa. Una vergüenza total

¿De qué puede vanagloriarse Mariano Rajoy Brey en economía? Contéstense ustedes mismos después de leer los datos aportados en este artículo y podría añadir más. Seamos críticos y reivindiquemos los derechos sociales y económicos que la tropa de Rajoy nos ha quitados para dárselos a los Florentino de turno.