#TEMP
martes 24/5/22
EL MINISTERIO PÚBLICO INVESTIGARÁ POSIBLES DELITOS EN LA GESTIÓN DE MIGUEL BLESA Y RODRIGO RATO

Anticorrupción abre una investigación ante la indignación social por el escándalo de Bankia

Fue el pasado 28 de mayo cuando la Fiscalía Anticorrupción decidió abrir diligencias de investigación sobre Bankia solicitando diversa documentación tanto a la entidad fusionada como al Banco de España. El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, no descarta que el asunto acabe con pruebas testificales e incluso con imputaciones de los principales responsables. El Congreso decide este jueves a puerta cerrada las posibles comparecencias solicitadas por la oposición y vetadas hasta ahora por el PP.

La Fiscalía Anticorrupción ha abierto diligencias de investigación para averiguar lo sucedido en la fusión de las siete cajas de ahorros que conforman Bankia, así como en la salida a Bolsa y la posterior nacionalización de la entidad.

Los fiscales encargados del caso, Alejandro Luzón y Luis Rodríguez Sol, han solicitado información al Banco de España, a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y a la propia entidad financiera para iniciar las investigaciones correspondientes.

Además, el organismo que preside Antonio Salinas ha solicitado a la Audiencia Nacional que asuma la competencia del trámite de las primeras diligencias previas incoadas por un juzgado contra Bankia a raíz de una denuncia presentada por Manos Limpias. De esta forma, el Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid tendrá que remitir a la Audiencia Nacional la denuncia presentada del sindicato de funcionarios contra el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y los expresidentes de Bankia, Rodrigo Rato y Miguel Blesa, por las presuntas irregularidades cometidas en la gestión de la entidad.

En una entrevista con Efe el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, que ha dicho que las diligencias -que Anticorrupción abrió el pasado 28 de mayo- se ordenaron ante "la concreción de determinadas situaciones en el proceso de constitución de Bankia que aparentemente pudieran dar lugar a algún indicio que permitiera investigar los hechos delictivos".

El fiscal general reconoce que "existe una demanda social para que las actividades (de las entidades bancarias) sean investigadas", pero añade que "aunque no hubiera una demanda social", el asunto "merece dicha investigación".

La investigación de la Fiscalía es anterior a la presentación de demandas por parte de particulares centradas en las actividades societarias de Bankia, aunque la interposición de esas denuncias ha obligado al Ministerio Público a remitir al Juzgado que las tramita todas las diligencias practicadas hasta ahora, consistentes básicamente en la petición de documentación.

"Hemos trasladado esas peticiones al Juzgado para que (...) sepa cuál es la línea de investigación que proponemos nosotros", ha señalado Torres-Dulce, que ha considerado "prematuro" concretar los posibles delitos que se investigan porque "la situación propia de las entidades y la situación financiera y económica del país" aconseja ser "realmente prudentes".

Será el examen de la documentación que realicen los peritos -tanto de la Administración como de Anticorrupción- el que permita determinar "si los hechos son constitutivos de delito y en ese caso seguir adelante, en cuyo caso pasaríamos a pruebas testificales o, en su caso, si procediera, de imputación: citar como imputada a alguna persona". Para ello, insiste, es "imprescindible" la colaboración de las entidades investigadas y la documentación que obra en poder del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El proceso de constitución de Bankia se remonta a primeros de 2011, cuando se produjo la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco entidades -Caja Insular de Canarias, Caja Laietana, Caja Ávila, Caja Segovia y Caja Rioja-, dando lugar al grupo presidido entonces por Rodrigo Rato, que finalmente pidió ser nacionalizado el pasado 9 de mayo.

De momento, el Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid tramita una querella del colectivo Manos Limpias contra Rato y contra el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ante "la posible existencia de una infracción penal" en su gestión y ha pedido a la Fiscalía que le informe de si debe o no admitirla a trámite.

Además, grupos de pequeños accionistas preparan acciones legales contra los gestores de la entidad, mientras que el movimiento del 15M ha anunciado este mismo miércoles que ya ha recaudado el dinero necesario para presentar una querella contra Rato, que se interpondrá el próximo día 14.

Anticorrupción abre una investigación ante la indignación social por el escándalo de...
Comentarios