#TEMP
jueves 19/5/22

Almunia: "Quiero seguir en Bruselas"

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, ha acallado los rumores que apuntan a la posibilidad de que vuelva a España a ocupar un cargo político, al asegurar que, de momento, no está abierto a propuestas en este sentido.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 18.9.2009

Tras su intervención en el Fórum Europa, Joaquín Almunia ha asegurado: "Vivo muy bien en Bruselas y quiero seguir viviendo en Bruselas". Se ha referido también a la salida del ex vicepresidente económico y ministro de Economía y Hacienda Pedro Solbes del Gobierno y del Parlamento, y ha dicho que España le debe mucho y que será una persona "extraordinariamente valiosa" allá donde vaya. "Ha sido desde hace muchísimo años una de las personas que más ha contribuido a que España se integre en Europa y que se integre pisando fuerte", ha recordado Almunia, y ha añadido que Solbes ha demostrado su "extraordinaria capacidad y categoría" tanto como ministro como comisario de Asuntos Económicos.

"EL VÉRTIGO SE HA ACABADO"

Por otra parte, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios ha hecho una diagnóstico menos pesimista que otros anteriores sobre la situación de la economía europea al señalar que "ya no está en caída libre", ya que la sensación de vértigo experimentada desde el 2008 hasta el pasado mes de marzo "se ha acabado". Almunia ha considerado esto algo "extraordinariamente positivo", con independencia de si se ha superado o no técnicamente la recesión, aunque sigue habiendo mucha incertidumbre.

A su parecer, buena parte de esta mejora se debe a las medidas de estímulo que algún día habrá que retirar, aunque ha advertido de que aún no ha llegado el momento de hacerlo, ya que el Banco Central Europeo, que es la institución que tiene que decidir cuándo se retiran, no tiene urgencias. Además, ha recordado que las expectativas de inflación en Europa están ancladas y que los riesgos de deflación que llegaron a observarse en algún momento ya han desaparecido, puesto que los precios estarán, según algunas previsiones, en tasas positivas y por debajo del 2% en 2010.

En lo que ha vuelto a insistir es en la necesidad de que Europa resuelva los problemas estructurales que ya tenía antes de que estallara la crisis, ya que hay problemas "muy serios" que afrontar y que pueden suponer que registre crecimientos inferiores en el futuro si no se solucionan.

El comisario europeo se ha referido también al envejecimiento de la población, al problema del empleo y a los niveles de endeudamiento público y privado, que son ahora "bastante más elevados" de los que ya había antes de la crisis y que ya parecían altos. En este sentido, ha recordado que España tiene que reducir el déficit al 3% en 2012, aunque ha señalado que la CE revisará las recomendaciones en diciembre porque no menos de 20 países tendrán un déficit excesivo y porque habrá que añadir las nuevas previsiones de la Comisión. "A partir de ahí, decidiremos si las recomendaciones en orientación de la política fiscal, en consolidación y en plazos se deben mantener o ajustar", ha añadido.

Asimismo, ha resaltado la importancia de resolver el problema que existe "en la propia casa" y que tiene que ver con la sensación de incertidumbre institucional. En este sentido, ha valorado como "muy importante" la decisión de renovar a José Manuel Durao Barroso como presidente de la CE y como un "enorme acierto" el voto socialista en este sentido.

Almunia: "Quiero seguir en Bruselas"
Comentarios