<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 09.06.2023

Ahora no toca hablar de subida de impuestos para los más ricos sino de ajuste duro

El mayor esfuerzo fiscal para los que "realmente más tienen", del que habló el presidente del Gobierno, o el nuevo impuesto para rentas por encima del millón de euros "no son inminentes". La previsión de crecimiento se reduce cinco décimas.
> Nuevo impuesto para rentas de más de un millón
> AMALIA ÁLVAREZ: Dos mujeres
NUEVATRIBUNA.ES / L.M. - 20.5.2010

La que así ha hablado al término del consejo extraordinario que se ha celebrado este jueves es la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, que ha querido dejar muy claro que la consolidación fiscal se va a hacer por el lado del gasto y que las medidas para que los que más tienen hagan un esfuerzo de solidaridad se tomarán "en el momento oportuno". Salgado ha recalcado que José Luis Rodríguez Zapatero nunca ha hablado de que dichas medidas fueran "inminentes". El único detalle que ha aportado es que esa subida fiscal sería, en todo caso, "temporal".

Inmediatamente después de la primera respuesta de Salgado a la primera pregunta que se le ha planteado -para cuándo el nuevo impuesto- su compañera en la mesa de la sala de prensa de Moncloa, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, ha tratado de explicar que no hay mensajes distintos o falta de coordinación en el seno del Ejecutivo. Y en ese intento ha dicho: "Estamos pidiendo un esfuerzo colectivo. Los que tienen más posibilidades deben hacer un mayor esfuerzo".

"¿Por qué hoy no es el día para aprobar el nuevo impuesto?", se les ha preguntado a ambas con reiteración. "Porque en el día de hoy hemos dado cumplimiento a lo que el presidente se comprometió en su comparecencia ante el Congreso de los Diputados y lo que nos habíamos comprometido a hacer ante el Ecofin", ha sido la respuesta de Elena Salgado. Hoy es el día de acometer la reducción del gasto.

Por lo demás, las nuevas medidas aprobadas por el Gobierno para reducir el déficit, que incluyen una rebaja del sueldo de los funcionarios y la congelación de las pensiones, reducirán cinco décimas el crecimiento previsto para el año 2011, que pasará del 1,8% planteado en enero al 1,3%. Así lo ha anunciado la vicepresidenta segunda que ha explicado que el Consejo de Ministros ha querido hacer una estimación "muy conservadora".

Para 2010, el Gobierno entiende que no hay que hacer ninguna modificación porque el -0,3% sigue siendo "válido", dado que en el primer trimestre la economía española ha registrado un comportamiento mejor del previsto.

MEDIDAS DE AJUSTE

El Gobierno ha aprobado el decreto ley con las medidas de ajuste fiscal que incluye la reducción del salario de los empleados públicos, la congelación de las pensiones y otras medidas. Ahora el Ejecutivo se concentrará en recabar los apoyos necesarios para sacar adelante en el Congreso el plan de recortes.

En cuanto a los empleados públicos, el decreto ley establece un recorte de salarios a los funcionarios que oscila entre un 0,56 por ciento para el grupo E y un 7 por ciento para el grupo A1. En medio, los funcionarios del grupo C2 sufrirán un recorte del 2,75 por ciento; los del grupo C1, del 4,5 por ciento y los del grupo A2, del 5,75 por ciento.

Respecto al personal laboral, el Gobierno ha previsto un recorte del 5 por ciento de media, aunque todavía deberá negociar si se incorpora la progresividad en la reducción de salarios de estos empleados públicos.

Para el personal dependiente de las comunidades autónomas, serán éstas las que decidan cómo aplican un 3 por ciento del recorte previsto sobre los complementos. Para todos ellos, se aplicará un descuento del 2 por ciento en el salario base.

En todos los casos, el recorte no afectará a la paga extra de junio, aunque sí a la de diciembre que soportará un 30 por ciento del total del ajuste previsto.

Los altos cargos verán recortados sus salarios un 15 por ciento y se prevé un ahorro conjunto de 2.300 millones de euros en 2010 y de 2.200 millones de euros en 2011.

Por lo que se refiere a las pensiones, el decreto recoge asimismo la congelación del importe de en las prestaciones, lo que supondrá un ahorro de 1.400 millones en el caso de la Seguridad Social y de 400 millones en el caso de pasivos.

Asimismo, la medida aprobada hoy prevé un ahorro de 300 millones de euros en 2011 tras eliminar la retroactividad al solicitar las ayudas a la Dependencia. Además, respecto a la jubilación parcial, el Gobierno ahorrará 250 millones este año y 150 millones el año que viene al restringir el régimen en vigor hasta la fecha.

En lo relativo al 'cheque-bebé', la eliminación de esta ayuda de 2.500 euros que se cobraba con el nacimiento o adopción de un niño supondrá un ahorro de 1.250 millones de euros. Por su parte, el Ejecutivo pretende también reducir el gasto farmacéutico en 250 millones este año y en 195 millones en 2011.

Sobre todo este paquete de medidas, De la Vega ha reconocido que "no ha sido una decisión fácil de tomar para el Gobierno", que, según sus palabras, "también es consciente de que no es fácil de aceptar". Y ha añadido: "Confiamos en la comprensión de todos porque son medidas necesarias e imprescindibles, las que un Gobierno responsable tenía que afrontar pensando en el fututo de todos".

> PDF: Las medidas de ajuste

Ahora no toca hablar de subida de impuestos para los más ricos sino de ajuste duro
Comentarios