lunes 23.09.2019

Ahora que dicen que la crisis se ha superado, el trabajo y la clase trabajadora ven cada vez más deterioradas sus condiciones de vida

La solución neoliberal a la crisis capitalista de 2008 ha sido deteriorar las condiciones de trabajo y eliminar “excedentes” es decir reducir plantillas para externalizar servicios, crear cientos de miles de falsos autónomos obligados por las empresas...

Ahora que dicen que la crisis se ha superado, el trabajo y la clase trabajadora ven cada vez más deterioradas sus condiciones de vida

La solución neoliberal a la crisis capitalista de 2008 ha sido deteriorar las condiciones de trabajo y eliminar “excedentes” es decir reducir plantillas para externalizar servicios, crear cientos de miles de falsos autónomos obligados por las empresas, sub-contratas, auge de las contrataciones semi-esclavas vía ETT con salarios y destajos de miseria… Crear un vasto precariado juvenil sin derechos y gracias a la Reforma Laboral aniquilar la negociación colectiva y acabar con los pocos derechos laborales y sindicales existentes.

Pero no contentos con esto las multinacionales y la mayoría de los gobiernos de Europa, están no solo recortando y privatizando, sino aniquilando los sectores más formados, concienciados, sindicalizados y organizados del Movimiento Obrero que queda en nuestro continente como es el caso de los estibadores y estibadoras portuarias.

Todo sea en beneficio de las grandes empresas y grupos financieros.

El gran sueño del capitalismo con la globalización y en la UE es acabar con toda la economía regulada y pública al tiempo que hacer desaparecer la figura del y la asalariada, y/o precarizar al máximo el empleo.

La llamada “uberización” de la economía consiste en crear empresas que tan solo son un soporte informático en el que autónomos que ponen su propia herramienta de trabajo y cobran una miseria sin cotizar ni pagar impuestos la empresa, revientan los precios y ponen en peligro a todo un sector profesional regulado y controlado como es el Taxi. Todo ello en beneficio de multinacionales y en detrimento de los servicios públicos españoles al no pagar nada ni menos impuestos a pesar de una actividad tan lucrativa. Por eso hay que apoyar a los taxistas en su desigual lucha contra la pasividad de las administraciones y multinacionales depredadoras.

Las Kellys o camareras de piso, son una expresión más de como la industria turística, la más pujante del estado español, basa sus ganancias en la sobreexplotación de trabajadoras y trabajadores. Sub contratadas a ETT  y pagadas a destajo con salarios de miseria al igual que la mayor parte del personal de hostelería. Por cierto el sector que más “empleo” crea, con una nula calidad y un índice escándalos de fraudes. En este sentido hay que denunciar que el sector hostelero recibe numerosas subvenciones y apoyos de la administración que pagados de nuestros impuestos, se consiente maltraten a sus empleadas y empleados. Eso también es corrupción.

El caso de los estibadores y estibadoras es el enésimo ataque que sufre un colectivo laboral por ser el más regulado y sindicalizado del estado. Trabajo especializado y de riesgo que hasta ahora ha conseguido mantener salarios y condiciones de trabajo dignas. El Gobierno del PP con el apoyo de la UE, favoreciendo al banco JP Morgan y a más que posibles mafias rusas y chinas quiere desmantelar la estiba española y precarizarla. Además lanza una costosísima campaña de intoxicación contra las estibadoras tachándolas de privilegiadas. Es muy triste que personas trabajadoras y humildes crean las mentiras que lanzan los auténticos privilegiados que son los capitalistas y mafiosos que controlan el negocio marítimo envuelto en banderas de conveniencia, paraísos fiscales marítimos y contrabando. A nadie extrañará que una de las banderas de conveniencia más utilizada sea la de Panamá. Con eso está todo dicho. Pues bien esos son los que quieren echar a los estibadores de nuestros puertos y precarizar el empleo portuario. El decreto de la estiba aprobado por el Gobierno y validado por el bloque burgués de las Cortes es un puro y simple ERE. Por todo lo cual, apoyamos la huelga de la estiba y llamamos a toda la clases trabajadora a apoyarla.

Estos son tres ejemplos de la destrucción de empleo y de supina explotación que vive la clase trabajadora del estado español. Por tanto hay que retomar con fuerza la exigencia de derogar la reforma laboral, el fin de las ETT y defender a los y las estibadoras como isla en la que el empleo digno sigue existiendo. Si perdemos en los puertos, perderá toda la clase obrera

Llamamos a la unidad en las luchas de la clase trabajadora. A la consolidación y ampliación de las marchas de la dignidad y saludamos iniciativas de coordinación de las luchas obreras. Como socialistas entendemos que el TRABAJO se debe organizar sindical y políticamente.

Ahora que dicen que la crisis se ha superado, el trabajo y la clase trabajadora ven...